Despedimos el año como si de una amada incorregible se tratara. Con la mirada entristecida vemos caer la última hoja del calendario. Aullamos a la luna que nos aleja de este viejo y alicaído año y sentimos que con ella la vida se nos ha escapado casi sin darnos cuenta.

Guardaos de sentir pena por el año que se va y alegraos por el contrario por este que está por nacer. Sentid el ronroneo de vuestro corazón al reconocer las buenas nuevas que están por venir. Secad las lágrimas que acabáis de desperdiciar con la despedida y cambiadlas por las de la alegría del encuentro, al compás de unas doce campanadas atragantadas de uvas y risas.

La vida son muchas más cosas que problemas y penas. La vida se merece una oportunidad mayor que la del simple festejo nocturno del treinta y uno de Diciembre. La vida se merece lo mejor que cada uno de nosotros seamos capaces de ofrecerle.

Como escribí no hace mucho en como tu blog no hay ninguno, las plataformas de blogs, es decir, estas herramientas de gestión interactiva de contenidos, simples de utilizar y manipular, tanto en su diseño como en lo que publicamos, abrió las puertas a todos aquellos que sin conocimientos técnicos avanzados -ni tan siquiera medios- querían contar a quienes quisieran leerlos lo que sabían, no sabían, opinaban, defendían, criticaban, enseñaban o, simplemente, divagaban inoportunamente una noche de insomnio.

Compras un ordenador y contratas una ADSL. Empiezas a navegar con curiosidad, aprendiendo de esto y lo otro, poniéndote al día con todo esto de la Internet. Pero tienes un algo especial, un gusanillo que anda ahí dentro. Todavía no sabes de que se trata, pero ya lo intuyes. ¡Yo aquí, también puedo contar lo mío! Si tanta gente publica tantas cosas, por qué no podrías hacerlo tú mismo y de la misma manera. Tal vez eres apasionado del modelismo o te gusta el deporte de montaña, quizás quisieras compartir esas poesías que llevas décadas escribiendo en libretas. O puede que quieras criticar a Zapatero y pedir el voto para Rajoy o caricaturizar a éste último en favor del primero (que total, tanto monta como monta tanto).

Sea como fuere, tú quieres comunicar.

Descubres, leyendo, que existe eso de los blogs así que empiezas a buscar a investigar. Visitas uno, otro y muchos más. Los encuentras de todos los colores, tamaños y sabores. Tú quieres eso, exactamente eso. Es lo tuyo, no te cabe la menor duda. Empiezas a leer sobre la blogosfera y todo lo que se mueve a su alrededor y quedas perplejo por lo que ves y lo que encuentras. Estás convencido, quieres formar parte de esta movida.

Hasta que, por fin, das el paso. Abres una cuenta aquí o allá, escoges una plantilla, te atreves a configurar algunas opciones de más, no sin temor a que algo se estropee, hasta que llegas a un formulario que dice algo así como “publicar nueva entrada”. Y quedas enganchado con el resultado. Todos los días sigues la rutina de escribir, reflexionar, pensar, meditar, componer y redactar, plasmar tus pensamientos en definitiva, byte sobre byte.

Los comentarios no llegan. Has leído algo sobre los blogs y su vinculación a las redes sociales donde se comparte su contenido. Registras en todo lo que encuentras la URL de tu bitácora. Pasas horas votando con al esperanza de ser votado. Tu objetivo, atraer lectores a tu rincón. Eres como los muchachos a los que pagan 10 ó 20 euros por repartir octavillas por fuera de un local durante todo el día, de sol a sol, tan habituales en las zonas turísticas y comerciales. Pero como a ellos, la indiferencia es la primera moneda de pago.

Con el tiempo empiezas a socializar tu contenido y llegan los primeros comentarios, las visitas pasan de 2 ó 3 casuales a 20 ó 30 y puede, con esfuerzo, que a 200 ó 300 al día, si hay suerte incluso 2.000 ó 3.000, o más. Llega cierto éxito (muy relativo según cómo se mida y con qué se compare). Empiezas a ser leído, alguna mención inesperada te llega. Comienzas a generar tu propio estilo, voluntaria o involuntariamente, lo que inevitablemente empieza a atraer un determinado público hasta ti.

(Tiempo después...)

Y un buen día, te sientas delante de tu ordenador, casi por obligación. Han pasado dos, quizás tres años, desde aquel primer artículo. Sabes que tienes que escribir algo, últimamente no has aportado mucho y cada nueva entrada se va distanciando de la otra anterior vez más. El trabajo, la familia, las obligaciones habituales, en definitiva, te sirven de pretexto, de excusa y de causa real. Prefieres tirarte un rato chateando en el Facebook o curioseando fotos en Tuenti. Pero escribir, no. Hoy, no.

Tienes la desganada sensación de que empiezas a caer una y otra vez en los mismos temas, con los mismos giros argumentales, nadie te lo ha dicho pero tu comienzas a notarte cansino y cansado. El asunto pasa a ser una obligación, casi. Ya no mola. Y menos por los pocos céntimos que Adsense te tira a los pies, como quien da una limosna limpia conciencias a las puertas de una iglesia. Eso te enfada.

(Otro poco de tiempo después...)

Han pasado unos meses desde que empezara tu disgusto con el maldito blog. Siempre es lo mismo. Sobre todo, lo que más te enfada es que no has conseguido cambiar el mundo, tu mundo, ni un sólo milímetro. Ni tus poemas se han convertido en un éxito literario, ni tus reflexiones han hecho meditar a los políticos, ni tus guías han ayudado a nadie. Está decidido, tanto esfuerzo en vano no tiene ningún sentido.

Mandas el blog al carajo.(Pero...)

¡Pobre ciego! Lo que escribes siempre tiene más impacto de lo que sospechas porque, a ojo de buen cubero, más o menos el 10% de los que te leen con interés participa en la conversación que se supone, es un blog: te comenta, te vota o te recomienda. Tus guías para hacer esto o aquello, resolver un problema determinado, enseñar a hacer alguna cosa concreta, ha ayudado a decenas, quizás a cientos o miles de personas, pero tú no lo sabes ni podrás saberlo a ciencia cierta. Tus reflexiones han influido de una manera u otra en quienes las han leído. Tus poemas han tocado la fibra más íntima a quienes lo necesitaban en el momento justo y en la medida oportuna (es la virtud del poema).

Ese esfuerzo que hiciste para socializar tu blog, para compartir con otros, distantes y desconocidos, pero unidos a ti por un extraño hilo de camaradería, te ha traído muchas nuevas amistades. Casi podría decirse que, de quererlo, recorrerías España saludando e invitando a cervezas o café a otros, que al igual que tú, viven con pasión la escritura a través de los bitácoras. Has entablado relaciones con personas que ni pensabas que llegarías a conocer y te han ayudado a crecer, a mirar de otra manera. Pero tú, no lo sabes, no lo percibes, porque todo eso llegó y continua llegando a ti de manera imperceptible, como quien llena un saco con arena, granito a granito.

Tú, con tu blog, no conseguirás mover el mundo ni un sólo milímetro. Pero sí cambiarás, imperceptiblemente, a personas concretas, desconocidos que llegaron y se marcharon con algo especial que ni ellos mismos sabrían describir. Y tú nunca sabrás ni como ni a quién ni por qué.

¿Y quién escribe esto?

Puede que hayas notado algo diferente en la forma o en el fondo de lo que acabas de leer. Me llamo Ángel Cabrera y por la red se me encuentra bajo el apodo habitual de "artecar24". Tengo una terrible adicción: el vicio de escribir. De los varios blogs en los que redacto algún que otro texto e intento mantener al día, el más querido es http://blog.artecar24.com donde, por cierto, estás invitado a una visita. Mi casa, aunque virtual, es tu casa.

Quizás te preguntes qué hago yo aquí. Creo (estimado Antonio, estoy seguro) que entre http://elmosquitero.com y http://blog.artecar24.com hemos inventado el "intercambio de blogs". Hoy ocupo una habitación en este rincón digital (con gran respeto y humildad) al mismo tiempo que Antonio Zafra, el amo de este castillo, habita por el tiempo de un artículo allá, en el mío propio. Ha sido una experiencia bloguera muy gratificante, escribiendo ambos sobre la misma idea básica pero sin saber lo que el otro redactará y publicándolo en nuestros blogs al mismo tiempo pero de manera intercambiada, yo aquí, él allí. Así que sólo puedo invitarte a que lo practiques.

¡Pon de moda el "intercambio de blogs"!

Este post forma parte de una iniciativa a dos en la que Ángel, autor de este post que acabáis de leer y yo mismo en su blog en este preciso momento, hemos decidido intercambiar a nuestros lectores como si de cromos se tratara para disertar sobre algo tan abstracto y fascinante como lo es el nacimiento, vida y muerte de los blogs.

Querido Ángel, ha sido un placer para mi dejarte este rincón para que con tus palabras deleites los ojos de los pobres y doloridos lectores de este antro llamado El Mosquitero.

No, no voy a deleitaros con un post en el que se detallen las entradas más vistas de este año en el blog. Tampoco os voy a torturar con un listado de los mejores vídeos del año. Incluso voy a ser un angelito de los de toda la vida y tampoco os voy a detallar las peores noticias del año. Tan sólo voy a desearos una feliz entrada en el 2011 y que las cosas os vayan el doble, no el triple, mejor que este asqueroso año que todos estamos dejando escapar como alma que lleva el diablo.

El año pasado, justo en un día 31 de Diciembre como el de hoy, me dirigía al INEM a apuntarme al paro cuando me lleve la sorpresa del siglo, ¡estaba cerrado por vacaciones! Aquello no podía ser más que una jugarreta del destino que se burlaba de esa manera de un pobre camionero que ya llevaba dos años de travesía por el desierto de empresa en empresa.

Un año justo después he de decir que al final este asqueroso y rancio año no se me dio tan mal. Encontré trabajo en Marzo, a principios, y desde entonces ya no he dejado de trabajar. Y eso es lo que le pedí a este año, trabajar. Lastimosamente hay muchos amigos y compañeros, bloguers y camioneros, que están tan mal como al inicio de este putrefacto año, pero aguardan esperanzados a que el nuevo que llega venga cargado de ilusiones, esperanzas y trabajo para todos.

Por eso en este post de fin de año sólo quiero desearos lo mejor a todos vosotros. Incluso a los que se han enfadado conmigo, a los que me han ignorado y a los que les he parecido un niñato engreído cuando al escribir las vísceras y la bilis han sido lo primero que he acabado plasmando en los posts.

Espero de todo corazón que todos tengáis un año espléndido y lleno de éxitos personales que impidan a las bravas que podáis caer en una depresión de caballo que os amargue la vida a vosotros y vuestros cercanos.

Feliz año nuevo queridos amigos y que se acabe ya de una puta vez esta asquerosa crisis que a tantos y tantos no ha dado por el culo desde hace ya tres años.

En pocas palabras, el déficit tarifario no es más que la diferencia entre lo que cuesta de verdad crear la energía y lo que el usuario finalmente paga por ella en su recibo de la luz.

Verdad.

deficit tarifario

Según vemos en esta gráfica que se nos ofrece en Energía y Sociedad, el déficit tarifario no tiene su origen en las políticas que realizó el PP en el poder. Más bien al contrario, aunque fue este partido el que inocentemente liberalizó el sector eléctrico haciendo lo que se supone no debía hacer, intervenir en sus precios, lo cierto es que consiguió mantener el déficit tarifario bajo control e incluso manteniéndolo en cero como ocurrió en los años 2003 y 2004.

Mentira.

evolucion-tarifas-electricas

En el mismo informe, vemos más claramente el porqué el déficit tarifario es ahora un agujero inmenso de 20.000 millones de Euros. Desde el año 97 el precio de la luz baja en contra de lo que hubiese sido lo natural, que subiera acorde al aumento del costo de su producción. Con el PP el déficit tarifario no existió o si lo hizo fue muy escaso, entre otras razones, la que permitió que esto ocurriera fue la de la tranquilidad en la que operaban los mercados. No aumentaba el precio del crudo, se mantenían las ayudas al carbón y la propia generación de riqueza que permitía la economía, nos dejaba vivir en la fantasía de una España sin Nucleares. Si no había aumento del costo de la creación de la energía no podía haber déficit tarifario posible.

Pero con el gobierno socialista en el poder llegó la crisis energética del petróleo, la necedad de oponerse a la energía nuclear, el aumento del costo de producción de la energía y la mantención de una política de control de precios que ahondaba, cada día más, en la creación de este enorme agujero tarifario que es el causante final del aumento de tarifa de este año.

¿Así las cosas, quienes son los verdaderos culpables de la subida de tarifa de la luz de este año?

Muy sencillo, los dos gobiernos. El anterior por no haber previsto este problema a largo plazo teniendo en cuenta que en la segunda gráfica ya se advierte desde el año 97 una clara tendencia al distanciamiento entre el coste real de la creación de la energía y el precio final que los usuarios pagan cada mes.

Y el actual por haber mantenido hasta 2008 esa misma política (llevaban ya cuatro años en el poder) sin atender al aumento del costo de producción que incentivaba el incremento del déficit tarifario y su negligente política energética con un ejemplo claro, la central de Garoña.

Ambos dos son culpables. Y nada de lo que nos digan en declaraciones y mítines podrá ocultar la realidad de los datos que se acaban de ofrecer ahora mismo.

La idea del post la tuve leyendo el post de El Blog Salmón.

blogsolidarioMe entero gracias a Fernando de la existencia de la iniciativa Blog Solidario. Es ésta una iniciativa abierta a cualquier bloguer que lo desee y que pretende donar los ingresos del adsense de los blogs que decidan sumarse a ella a la ONG Planeta Salud para así invertirlos en la mejora de las condiciones de vida de las personas que conviven a diario con el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis en todo el mundo. En estos momentos ya hay unos ochenta bloguers solidarios de verdad que se han unido a la iniciativa.

Servidor no lo hace por la sencilla razón de que no tiene publicidad, pero he decidido hacerme eco de ella porque creo, que para acabar un año como el que estamos a punto de finiquitar, no hay nada mejor que dejar constancia firme y demostrada de que sí, aún quedan buenas personas en este furibundo y egoísta mundo internetero.

Ale! a continuar con la lectura de feeds. Por cierto, ¿se nota que estoy de vacaciones hasta el Lunes? jejeje

el cerebro de los hombres

Publicado en 9GAG y borrado posteriormente sin razón aparente, pero vivo aún en mi google Reader jejeje

Y vayan calentando motores que nos acercamos a grandes zancadas al fiestón de la Noche Vieja jajajajaja

6 Comentarios

En el sofá

Ahora mismo señores estoy tirado en el sofá viendo no se que cosa que a la mujer le interesa, enroscado a ella como si de una serpiente se tratara y pensando en qué tontos son algunos, que teniendo a sus parejas al otro lado de la pared, prefieren permanecer junto al runrún del ordenador en lugar de ponerse melosos, al tiempo que se admira maravillado el paso de los segundos al abrazo de un instante, que en los suyos, los de mi esposa, se me hace eterno y reconfortante...

Pocas cosas hay en este mundo virtual que le hagan más daño a la blogosfera que aquella que dictamina que todo cuanto a uno le pueda llegar a su e-mail es publicable como post en su blog. Muchas veces este vicio, porque no se le puede llamar de otra forma, ha llegado a ojos de este simple visitador de blogs embutido de la forma más variopinta que se puedan imaginar.

Por ejemplo, los hay desde los que han decidido publicarlos con la referencia que aclara que el post les llegó vía e-mail y acabando por los que directamente decidieron que no había nada que aclarar sobre su origen y los publicaron tal cual les llegaron, a saco, a lo bandolero, sin preocupación alguna.

El problema que nos ofrece esta proliferación de formas de actualizar bitácoras, es que finalmente la blogosfera se acaba transformando en una copia barata de aquellos antiguos foros en los que se copypasteaban temas por doquier y se debatía sobre ideas ya extintas en otros lugares, que recobraban parte de la fuerza que tuvieron gracias a que los usuarios de aquellos foros limitaban sus indagaciones y réplicas a los primeros resultados de San Google, con lo que finalmente, se pasara por el foro que se pasara, las argumentaciones más elaboradas, concisas y las que más desarrollado tenían su punto de vista sobre el tema tratado en el post, acababan siendo simples ecos de otras indagaciones, réplicas y recontra-réplicas años antes escritas y debatidas.

Si ustedes observan un blog escrito a mano, como yo digo, verán que la redacción de los posts tienda a ser igual en todos ellos. Variará el tema del que hablen, pero la forma de expresarlo será similar en todos ellos. Unas veces más directa y otras menos, el autor acabara utilizando las mismas coletillas una y otra vez.

Por contra un blog cuyo momento más álgido de inspiración es aquel en el que su autor recibe un post que decide copiar para transformarlo en post, no es un blog al que se le tenga que tener el más mínimo cariño, entre otras cosas, porque puede que de llegar a conocer el administrador de ese blog tu bitácora, uno de tus queridos posts acabe adornando la suya sin mención ni agradecimiento posible.

Les pondré un ejemplo. Hoy publican en Falnatura que el 70% de los hombres hacen el amor a cambio de sexo. Esa misma noticia es calcada (y ellos lo referencian) a otra que apareció unos meses antes en ElmundoToday. Y esa misma está escrita en Taringa hace ya más de cuatro meses.

Dentro de lo malo que es que un post se copie literalmente, foto incluida, en otro blog aunque al final se referencie el supuesto origen del mismo, habría que intentar adivinar qué es lo que hizo que los lectores de Falnatura tomaran el post como algo novedoso.

Podríamos decir que puede que sea complicado descubrir simples copypastes en los blogs y que por tanto los lectores engañados tienen lo que se podría denominar una escusa plausible que les eximiera del aborregamiento palmario en el que fueron descubiertos. Pero no es esa la respuesta que deberíamos aceptar como buena, ya que simplemente poniendo en Google un extracto del texto que deseamos saber fidedignamente su procedencia, tendremos cumplida respuesta a nuestra consulta en cuestión de segundos. Basta con copiar un párrafo, un simple párrafo, para conocer quien nos la intentó colar en el blog y quien no.

¿Pero porqué denominar estercolero a la blogosfera?

Pues porque no importa que los lectores sepan que el post es una burda copia. En realidad los blogs no sufren descrédito alguno por ello, más bien al contrario, consiguen levantar ante sí una muralla defensiva construida por sus propios lectores con la que se protegen de las agresiones de gente que como yo, simplemente decide señalar lo que a todas luces no es más que un simple engaño.

Y es un estercolero también porque cada vez veo menos ganas de escribir y más conformismo en los lectores a la hora de compartir enlaces. Ni siquiera se ve por parte de los usuarios la necesidad de cribar sus propios posts, en detrimento de una calidad en la conversación que finalmente acaba feneciendo. Y tampoco los lectores son capaces de indagar más sobre lo que leen compartiendo una y mil veces lo mismo hasta llegar al hartazgo de quienes de casualidad, como servidor de ustedes, se topan con la misma noticia, la misma redacción y la misma imagen en cinco posts diferentes que distan entre sí un año de diferencia.

Leer es algo más que dejar pasar por los ojos las letras. Compartir también es algo más que un megusta o un retwit, compartir es cribar entre la información que nos llega y relanzar solo la que verdaderamente es original. Compartir una copia no es informar a nuestros lectores, es engañarlos.

Publico este post a punta de pistola y bajo la amenaza de una travesía por el desierto sexual sin parangón, por culpa de haberme pillado mi mujer leyendo (habéis leído bien, leyendo con mayúsculas), el post que desde Gran Angular se nos ofrecía sobre bombones Navideños (Ay omá qué ricos que se veían).

Ha decidido la parienta, aquí presente con el puño cerrado entorno a mis más preciadas pertenencias, que para resarcirla por la ofensa que para ella significa el que los bombones sean siempre de su condición y nunca de la de servidor de ustedes, debía imperiosamente publicar un post en el blog, aún a riesgo de que otros me pudieran tomar por lo que no soy, en el que las mujeres del mundo pudiesen disfrutar a su vez de otros tantos bombones navideños con los que deleitar sus exquisitos paladares.

Así que aquí van los bombones Navideños para ellas:

mosh_gerila_vara_11829682122

¡Uy perdón! no era ésta la foto de Papá Noel que quería poner jajajaja. Ahora sí que van las que tocan:

!cid_044201c721ec$c2906570$106816d5@sandra

pere-noel-sexy

stock-photo-sexy-muscled-male-santa-claus-sitting-in-his-barn-42892240

culos

fiwshjbfhqdefaultimagesjake_gyllenhaalpapa noel sexy

q8g2fvgm

papanoel-sexy

Aunque siempre, siempre de los siempres de toda la vida, el verdadero Papá Noel será siempre para nosotros una mamá como las que Lomax nos ha ofrecido a todos nosotros.

navidad_chicas_00-600x479

Hoy he sentido la Navidad como nunca. Estamos en crisis. A ninguno de nosotros nos sobra el dinero, pero sin embargo al final hemos acabado sucumbiendo a la necesidad de no hacer partícipes a los pequeños de la casa de las estrecheces de las que los más mayores somos conscientes, entre otras cosas, porque ellos son demasiado pequeños e inocentes como llegar a atisbarlas. Por eso hemos regalado y hemos acabado estrenando.

En realidad mi mujer y yo habíamos decidido sólo regalar. Nada de dar un dinero que nos hacía falta. Y como nosotros algunos de la familia han decidido lo contrario. Así y sin que a ninguno se nos fueran de las manos las cuentas de la casa, los pequeños tendrían de las dos cosas, estrenas y regalos.

Y todo iba viento en popa hasta que a casa ha llegado un trío formado por un primo de mi madre, su mujer y un enano de unos nueve años (Toni como servidor se llama), que se han presentado como siempre para tomarse el café y los dulces que en esos momentos campaban a sus anchas por la mesa.

En casa en realidad no se invita a nadie, todos están invitados persé. Y por tanto nadie necesita que se le diga que puede venir para que finalmente lo haga. Nace, como decimos nosotros en casa, del corazón de quien desea juntarse con nosotros para pasar una tarde cualquiera. Todo el mundo sabe que los Domingos comemos en casa de mis padres o tíos (normalmente alternamos entre una y otra casa) y nadie recibe por tanto invitación alguna para acudir a ningún lado. En este caso ha sido la de la sobremesa de Navidad, justo el día en el que los niños hacen cola para  besar a los que estrenan y recibir así ese dinerito que les permitirá comprarse un caprichito.

Pues bien, nadie, ninguno de nosotros, esperaba la visita de estos primos y su hijo. Y justo han entrado en casa cuando los demás críos aullaban, festejaban y zarandeaban los billetes recibidos (no más de 60 € cada uno tras pasar por todos los que daban dinero). Y ninguno se ha inmutado lo más mínimo, han rebuscado en sus esqueléticas carteras y dan decidido, sin mirarse siquiera, que ese otro niño al que no se esperaba había que estrenarlo también.

Somos gente humilde, muy humilde, de los que aún compartimos el arroz que nos queda. De los que dejamos muchas veces y recibimos otras tantas. Y mis padres y tíos han vivido dejándose cuando podían y recibiendo cuando no los unos de los otros. Va en nuestra naturaleza qué le vamos a hacer.

Y ha sido justo en ese momento, ese en el que Toni recibía su primer e inesperado billete de cinco euros, cuando el pobre se ha emocionado y ha soltado esa lagrimita que le ha ido cayendo por su redondeada mejillita al tiempo que se ruborizaba y sorprendido preguntaba ingenuo si de verdad aquel billete era para él.

A ninguno de los que estábamos allí se nos ha escapado la reacción de aquella ingenua y dócil personita, embutida en el cuerpo de un niño de nueve años, al tiempo que a todos se nos enternecía el corazón ante semejante reacción de humildad y agradecimiento. Y lo que finalmente nos ha estremecido el corazón por Navidad a todos los que allí compartíamos mesa y mantel, ha sido la maravillosa frase que ha soltado el niño cuando una de las tías le ha susurrado al oído…“Venga ahora te queda ir al tío Toni que también tiene algo para ti” y que ha sido, ni más ni menos, que un delicioso y tierno:

No, yo ya tengo bastante con lo que me habéis dado…

Sinceramente, a todos nos ha caído otra lagrimita. Yo personalmente no volveré a ver a ese crío de la misma forma. Sin duda alguna, hoy un niño de nueve años nos ha dado una lección de vida a todos nosotros en casa. Una lección que a todos nos ha enternecido el corazón.

Tuvo el otro día Rafa Nadal un lapsus al referirse a los Reyes Magos en el partido benéfico que junto a Federer jugo en beneficio de su fundación. El caso es que a esta magnífica persona y mejor deportista, le traicionó el subconsciente y acabó confesando lo que todos sabemos desde hace años ¡juas!

En mi casa siempre hemos sido un poco más de los Reyes Magos. Me han regalado tantas cosas durante tantos años. Disfruté mucho de los Reyes Magos durante muchos años. Simplemente el hecho era la ilusión, ver la carroza con los cuatro Reyes Magos

rafa nadal y los reyes magos

Dicen que los posts de Navidad son todos iguales, que todos se limitan a declarar deseos de buena voluntad tan genéricos, que pocas veces los acaba sintiendo uno como propios. Deseos que uno acaba atribuyendo a las fanfarrias de las trompetas, que de forma casi automatizada, dirigen y mandan sobre los dedos de todos y cada uno de nosotros a la hora de darles vida para prepararlos y presentárselos a una audiencia, ávida de bienaventuranzas, que los aplaudirán aunque sean estos dulzones, empalagosos o acaramelados y sean tan previsibles, que incluso como en la película del Titánic, lo importante no sea el cómo será el final de los mismos, todo el mundo sabe que el barco acabará en el fondo del mar, sino su desarrollo el que los hará agradables a la lectura y sinceros al corazón.

Sea pues así y pasen por alto la lectura de éste otro post de felicitación Navideña y acaben el libro por su final, por el Feliz Navidad. Sea como fuere, lo importante esta vez siempre será la sinceridad que le ponga a la felicitación quien se la desea y ninguna habrá que darle ni a la retórica, ni a la oratoria con la que la adorne quien la plasme en su blog, ya que como antes hemos dicho, lo importante siempre será la intención, nunca el aderezo que se le ponga a la misma.´

Así entonces, Feliz Navidad queridos lectores. Una maravillosa y feliz Navidad para todos ustedes.

Y es que a veces las soluciones simples son las más efectivas. Primero miren esto, que no es otra cosa que un mega-desagüe de emergencia de una presa en Lake Berryessa.

Y ahora admírenlo en plena acción.

Dirán ustedes que a qué viene el título del post. Pues bien, imaginen que ustedes tienen su blog en una plataforma como Blogger. Imaginen ahora que esa plataforma, Blogger, decide dar un paso de gigante en la usabilidad de los blogs y adapta las bitácoras de las que es responsable a los dispositivos móviles.

Ahora imaginen que ven cómo un bloguer, que se supone tiene una reputación dentro de la blogosfera, decide anunciar que su blog está adaptado para esto sin mencionar que eso lo hace gracias a la plataforma en la que tiene su bitácora.

Y ahora piensen en cómo lo admirarán los bloguers que llevan poco tiempo en esto y que ven cómo de repente ese usuario tan nombrado por la red ha sido capaz de hacer algo así. Imaginen cómo lo mirarán a partir de ese momento y la cantidad de lectores que pasarán a ser seguidores que tendrá y que le reirán las gracias porque a sus inexpertos ojos él no es ni más ni menos que un tío que sabe de esto y que les da mil vueltas en círculo antes de que ellos lleguen a pestañear.

Pues bien, es de esta forma, que no de otra, como esos mal llamados grandes bloguers o A-lists han llegado a ser lo que no deberían seguir siendo. Alardear de cosas de las que uno no es responsable y dejar constancia de ellas sin aclarar que los éxitos y los avances no son de producción propia, sino que son consecuencias de acciones que nada tienen que ver con lo que uno hace, no es otra cosa que una forma de mentira piadosa que tiene como único objetivo el parecer más listo de lo que uno finalmente es.

Recuerden, más vale ser sincero y paleto y reconocerlo, que intentar tapar alguna de esas dos cualidades. La más de las veces, intentar tapar la segunda sólo nos traerá el drama del desenmascaramiento de nuestra verdadera personalidad. Y no lo olviden, a veces uno queda más defraudado por las chorradas que se puedan decir, que por las propias acciones que esas chorradas llevan consigo.

Pd: Resulta curioso que acabe de intentar entrar en la versión móvil del blog en cuestión y haya tenido el problema que tan bien explica Oloman en su blog. Curioso que de eso del blog adaptado para los dispositivos móviles sólo haya un post y ningún resultado a la vista…

Pd 2: Interesante artículo el que acabo de leer de Ángel y que expone a la perfección este problema con los alardeos de cosas que no son fruto de nuestro trabajo y que él sabiamente extrapola a la televisión y los gurús de ésta…

Personalmente me produce un inconfesable rechazo la boca de aquellos que ocupando apenas medio metro cuadrado del salón de mi casa aseguran con tanta vehemencia y soltura, durante tanto tiempo, las verdades más espurreas y absurdas. Con la seguridad del experto exponen todo lo que citan y hablan, con una vocalización intachable, con una seguridad aplastante. Dan explicaciones, o lo que es más sórdido, opiniones, que, la más de las veces, en oídos de quienes sí conocen el tema en cuestión, son una colección de variopintas meteduras de pata (peligrosas tanto en cuanto alguien pueda escuchar con interés y asumirlas como verdades).


Pero cuando no tienes ese conocimiento y el presentador de turno afirma así o asado sobre este tratamiento médico, sobre aquella acción política, sobre esa situación economía o sobre Internet y, aunque no nos guste oírlo (porque Motos lo sabe, tras verificarlo, contrastarlo, medirlo y tallarlo), el 80% y el 90% de lo que se dice, es mentira. Recuerda, lo quieras admitir o no, así es, él lo afirma, aunque seguramente saltará al escenario algún friki que criticará sus palabras. Internet es una gran mentira, es el diablo, la heredera del 666; allí sólo quieren estafar y sacar el dinero a tu abuela. Y si critican esa bendita exposición sobre la realidad de la red, no será por la metedura de pata, la falsa y peregrina afirmación, el tradicional mete miedos tan oportuno, hoy, precisamente sinde-hoy, sino porque ese geek que critica al presentador no quiere admitir como verdad irrefutable que, casi todo es mentira.

El caso de la niña Madrileña que se enamoró de un joven Rumano al que siguió hasta Arroyo de San Serván, para acabar siendo obligada por éste y otros veintinueve Rumanos a prostituirse en un pueblo de no más de 5000 habitantes, sin que ninguno de ellos, ni tan siquiera los clientes (entre los que se encontraban un concejal de IU y un jubilado de 70 años) o la propia gente del pueblo que la veían deambular por allí yendo de compras, y que ninguno de ellos, de los 5000 repito, hiciese nada al respecto, es la demostración palpable de que la sociedad en sí misma es la culpable de que los abusos a menores se realicen con total impunidad en este país.

El dato, el único que merece atención en este caso, es escalofriante.

Un pueblo de 5000 habitantes entre el que se corre la voz de la existencia de una prostituta en la casa de los Rumanos. Una muchacha jovencita. Que no parece Rumana. Una casa que pasa a ser frecuentada por jubilados, concejales…Y que ahora haya 5000 habitantes que se intenten excusar con aquello de que no sabían que aquel horror estaba ocurriendo pared con pared de sus casas.

No lo olviden, Arrollo de San Serván, un pueblo que habría que borrar del mapa a la de ya mismo.

Eso sí, que no se olvide cual es mi posición al respecto sobre este problema, pero es Domingo y tengo ganas de poner una sonrisa en la boca de quien esto escribe jejeje

El pasado 16 de Mayo se registro una tremenda granizada en Oklahoma que fue grabada por multitud de ciudadanos y que dejó un coste en desperfectos materiales de 500 millones de dólares. Sin duda alguna, una demostración de fuerza de la naturaleza que ninguno de nosotros debemos dejar pasar por alto.

Pd: Para los que pudieran creer que esto es un montaje, solo busquen en YouTube Hail Storm Oklahoma, o entren en WorldNews y comprueben que todo esto que acaban de ver es tan cierto como pudieran temer en la realidad.

Aunque dicen que los años te ayudan a endurecer el corazón y blindar los sentimientos, las despedidas, aunque sean de gente que sólo consigues leer muy de vez en cuando y casi siempre a un destiempo tal que pudiera llegar a parecer insultante, acaban afectándote aunque sea de forma tan solo tangencial.

Con los blogs, uno se acostumbra a escudriñar en las mentes de las personas que se han acabado convirtiendo en ciudadanos de tu micro-universo particular, enfundado en un lector de feeds tan especial y único como lo pueda ser cualquiera de nosotros, y que responde así en su conjunto a la construcción de un perfil particular de cada uno de nosotros, fabricado a base de percepciones, temáticas y opiniones tan variopintas y edificantes que su sola observación, exenta de prejuicio alguno, podría ser capaz de decir de nosotros mucho más de lo que nuestra propia bitácora pudiera ser capaz de dejar entrever entre sus miles de posts y comentarios.

El cierre de uno de estos blogs, sea del cariz que sea éste, no es tan solo el cierre de un blog sin más, sino que con él se elimina un elemento esencial de la ecuación que forma la totalidad de nuestra lista de blogs diarios de lectura y por ende, una parte importantísima de la suma que de entre todos los demás da como resultado el perfil del que hablábamos antes.

Y eso, aunque nos pudiera parecer una tontería cuando la defunción es tan solo una, crece exponencialmente cuando a ella se le suman las que durante años se han ido produciendo, ampliando así el enorme silencio que se crea con su desaparición y modificando finalmente la realidad que ve el posible observador de nuestra lista de blogs al tiempo que la distorsiona y despersonaliza violentamente.

Es, para explicarlo de la forma más gráfica posible, como si cada vez que una de nuestras lecturas causara baja, el agujero negro que habita en el centro de nuestra vía láctea (formada por todos los blogs que leemos habitualmente) creciera un poco más.

Con cada adiós el silencio se hace más grande. Y con cada silencio yo me diluyo un poco más en ese perfil bloguero que el observador cree adivinar como el real de mi persona, al tiempo que éste se acaba transformando en una mera distorsión de lo que yo en realidad soy.

Dedicado a todos los bloguers que un día desaparecieron de mis lecturas de forma voluntaria. Dedicado, en fin, a todos los que han contribuido a que el ruido del silencio se agrande en mi particular micro-universo feederiano.

Ayer no pude evitar un leve movimiento de cabeza, que se traduce en un asentimiento explícito hacia lo que se está leyendo, cuando al asimilar lo que Lucas nos contaba en su blog me venía a la mente la portada de Bitácoras.com y la realidad palmaria que significaba el comprobar, que la mayoría de las noticias que había en la primera plana de este agregador de blogs, no eran precisamente de bitácoras normales y corrientes sino que más bien procedían de antiquísimos A-lists, blogs corporativos de inmensos medios de comunicación en sus versiones digitales, o noticias que directamente procedían de estos y que pasaban a formar parte intrínseca de lo que antaño fue un verdadero agregador de blogs de los de toda la vida.

La verdad, no vamos a criminalizar  a los administradores de Bitácoras.com, porque en verdad ellos hacen lo que tienen que hacer para que su empresa funcione.  Y lo que es más importante, son fieles a un modelo democrático en el que los enlaces externos hacia las noticias, las menciones en otras redes sociales hacia las mismas y la discriminación de voto en función de la autoridad de los usuarios dentro del propio agregador, destinada a equilibrar los mismos y evitar así compadreos varios que pudieran intoxicar los porcentajes de voto y hacerlos así previsibles, hacen que su resultado final sea lo que en realidad es y no lo que se quiere que sea.

Al final lo que la gente vota, lo que comparte en Twitter o en el Facebook, lo que a la gente la llama más la atención, o lo que sobresale por encima de todo lo demás, es simplemente lo que más difusión tiene y lo que más posibilidades tiene de ser leído por más personas. Así, un blog normal como este con sus visitas justas y la difusión de sus artículos casi nula por parte de sus lectores, no puede aspirar a rivalizar de ninguna de las maneras con esos otros artículos antes mencionados y que son absorbidos con devoción por centenares de miles de lectores a los que no se les caen los anillos a la hora de difundirlos.

Bitácoras, con su decidida apuesta por la democratización real de los votos y la aplicación de una serie de filtros que discriminan y evitan el voto amigo, favoreciendo al mismo tiempo la plasmación visual y estadística del verdadero eco mediático que los artículos de sus respectivas portadas van adquiriendo, ha conseguido hacer de su agregador ya no sólo un reflejo de lo que la blogosfera escribe, sino más bien nos deja entrever lo que esa misma blogosfera consume a la hora de inspirarse para escribir.

Y en los votos está la prueba de ello, ya que antes, cuando la práctica totalidad de los artículos que allí aparecían tenían un origen eminentemente bloguero y los votos se ajustaban únicamente a los que sus usuarios emitían manualmente, la calidad de los posts, su diversidad y la realidad que representaban, siempre acaban brillando por su ausencia.

Por eso, una vez comprendido que no todo lo que la blogosfera escribe es merecedor de ser difundido, no puedo más que hacer mío un párrafo del post del antes mencionado Lucas y convertirlo en un mandamiento no sólo para mi, sino para todos aquellos que de ahora en adelante me pregunten sobre la posibilidad de tener o no un blog propio…

“Antes de abrirte un blog, ábrete un Word”. Tómatelo como un entrenamiento. Siéntate y escribe. Ponte a ello. Durante 3 semanas. Y a ver cuántos posts acabas… y de qué calidad. Y cuando pasen las 3 semanas, si aún te atreves, manda el 1er post por mail a unos cuantos contactos. A ver qué dicen…si es que dicen algo. Y entonces, sólo entonces, si aún sigues creyendo que tú “tienes mucho bueno que contar“, entonces instálate un wordpress en dominio propio y lánzate. Entonces si. Y que empiece la conversación.

Evidentemente con lo del Wordpress no puedo estar del todo de acuerdo, pero sí en lo básico, en el espíritu real de todo lo que allí se cuenta, en su esencia.

Cuando un gobierno decide militarizar un sector civil, debería hacerlo a sabiendas de que esa decisión comporta consigo un delicado y espinoso rosario de decisiones que muchas veces pueden llegar a entrar en contradicción con las finalidades que se perseguían y que pueden llegar a poner de relieve la verdadera realidad que dicha decisión supone, no sólo para el sector militarizado, sino también para el lugar en el que este lleva a cabo sus funciones y que de forma automática va a perder su carácter eminentemente civil, para pasar a ser un centro militar en su más estricto sentido de la palabra.

Un ejemplo de esto es el informe que el General José Luis Poyato, asesor jurídico del Ministerio de Defensa, ha remitido a AENA (empresa pública para la que trabajan los controladores) y que aclara que los controladores aéreos sí pueden negociar su convenio colectivo aún estado militarizados.

Pero hete aquí que de entre todo lo que se dice en este informe del General Poyato, hay una afirmación que parecen pasar por alto todos y cada uno de los medios de comunicación que se han hecho eco de esta noticia y que en sí misma nos debería ofrecer a todos una imagen bastante más fidedigna de la situación de las torres de control en estos momentos de la que tenemos ahora.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha recibido un informe del general togado José Luis Poyato, asesor jurídico del Ministerio de Defensa, en el que se expresa esta posibilidad siempre y cuando la negociación se produzca fuera de las torres de control e instalaciones intervenidas como consecuencia de estado de alarma decretado por el Gobierno. Otro informe de la Abogacía del Estado confirma esta cuestión.

Y esa afirmación es aquella en la que se refiere a los lugares en los que no pueden los controladores negociar su convenio con el Gobierno y que no es otro lugar que en las torres de control o instalaciones intervenidas por el ejército a causa del Estado de Alarma decretado por el Gobierno y apoyado por el resto de partidos, con abstinencias o sin ellas, en el Congreso de los Diputados.

Y es esa afirmación, o mejor dicho lo que la susodicha lleva implícito en ella misma, lo que a todos nos debería poner los pelos como escarpias y removernos el estómago.

Las Torres de control ya no son instalaciones civiles, tampoco el resto de instalaciones civiles que permanecen intervenidas a causa del Estado de Alarma, ya que en mor del Decreto del Estado de Alarma, ahora son instalaciones militares a todos los efectos. El Estado de Alarma como tal no se aplica tan solo a los civiles que trabajan en las torres de control, sino que afecta también a las instalaciones en las que éstos efectúan su trabajo y por ende a todo el espacio aéreo Español.

Y que haya dos informes jurídicos (uno militar y otro civil) que digan que efectivamente el Estado de Alarma no se refiere únicamente a los individuos en sí, sino que afecta también a instalaciones civiles, nos debería alejar del engaño que supone la creencia de que el susodicho estado de alarma afecta únicamente a los controladores, porque lo que entre líneas allí se lee es algo totalmente diferente a lo que los políticos nos han vendido durante estas dos últimas semanas.

Cuando nos han dicho que este decreto afectaba sólo a los controladores, los políticos no han hecho otra cosa que mentir, engañar y torear a una ciudadanía que se ha volcado visceralmente contra un colectivo que sí, erró al hacer aquella huelga salvaje, pero que han acabado sufriendo un castigo mucho mayor del que se les debería haber impuesto.

Piénsenlo bien antes de aceptar de buena gana esta militarización.

El propio ejército pone las trabas burocráticas que puede para que unos civiles (temporalmente militarizados) defiendan su convenio colectivo. El propio ejército, amparándose en ese decreto de Alarma, se apropia de unas instalaciones civiles a sabiendas de que esa decisión es eminentemente temporal y se arroga el derecho a limitar las libertades de los trabajadores civiles que hay en ellas en virtud de un Código Militar que éstas no exigieron sino que les fue impuesto.

Para el ejército ahora mismo los controladores son militares a todos los efectos cuando trabajan, pero lo que nos debería preocupar es que sabiendo que esta situación es temporal, ese mismo ejército hace suyas unas instalaciones civiles y las dota de un carácter militar tal, que a todos los efectos los convenios civiles que ahora mismo las afectan carecen de valor no sólo para sus trabajadores, sino para todo Dios que por allí se presente.

Y ese es el punto sobre el que nadie pone el acento y que a mi tanto me preocupa.

Querido Papá Noel, soy Toni de pequeño, ese mismo al que hace unos años no le trajiste uno de los regalos que te pidió. Bueno, pues en aquel entonces sólo se me ocurrió una forma de protestar, que finalmente creo no fue la más indicada, ya que no tuve el éxito que esperaba y mi petición no fue nunca atendida.  Hoy, años más tarde y con pelos en los huevos, he decidido hacerte llegar una prueba de mi protesta y una sincera petición de regalo que espero no pases por alto esta vez.

Durante años te habrás preguntado qué le pasó a aquel reno encargado de representar el trueno, Donner creo que se llamaba, que un día desapareció sin saber muy bien cómo y que no dejó pista alguna sobre su paradero. Seguramente habrás estado todo este tiempo pensando en él y añorándolo, porque aunque en realidad sólo era un simple reno, el tenerlo a tu lado te reconfortaba y alegraba alguno de los eternos instantes en los que tú vives.

Bien, lamento contarte que Donner la palmó. Compartió conmigo esos últimos instantes de su vida y no sufrió nada de nada. Aquí te dejo la prueba gráfica de lo que te cuento y que conseguí gracias a la colaboración de mi padre, que fue quien me hizo la foto.

UnRenoMenos

Como ves ahora estamos en paz. Tú me negaste uno de mis regalos y yo te negué uno de tus renos. Ahora a los dos nos falta uno y los dos comprendemos cuan importantes pueden ser esos unos. Por tanto aquí va mi petición para este año.

Que haya paz en el mundo.

Atentamente Toni, el que no olvida.

Pues como le digo en el título, este post va de cómo aprender a votar en España en el año 2010 ofreciéndoles respuestas fidedignas sobre qué es lo que realmente votan ustedes cuando se acercan a las urnas de los colegios electorales en la fiesta democrática y depositan los sobres con las papeletas del partido afortunado.

En el año 2008 hablé sobre la ley d’Hondt. Volví de nuevo a hablar sobre ello en el 2009. Pero hoy es desde otro blog, el de El Teleoperador, desde el que se nos da una clase magistral sobre cómo funcionan de verdad en nuestro país las elecciones, a quienes votamos en realidad en las mismas y cuan injustas pueden llegar a ser nuestras decisiones cuando las tomamos desde la comodidad del “ya decidirán por nosotros otros que lo importante para mi es irme de vacaciones”.

Para quienes no lo sepan todavía, que ya les vale, las elecciones generales en España no son una sino 52, una por cada provincia más Ceuta y Melilla. Cada provincia tiene asignado un número de escaños en el Congreso en función de sus habitantes; por ejemplo, Madrid tiene 35 mientras Teruel tiene 3. Y por cada provincia los partidos presentan una lista de candidatos, que es a los que realmente eliges. Así que si votaste al PSOE o al PP, que ya te vale, y no vives en Madrid, no votaste ni por Zapatero ni por Rajoy, que es la provincia por la que se presentaban, sino por quien te hubiesen puesto allí. Luego todos esos diputados, ya en el Congreso, son los que elijen al Presidente del Gobierno.

Ahora es cuando una persona sensata, formada y responsable debería preguntarse: "Coño, ¿y a quién estoy votando para que me represente?" Una persona sensata, formada y responsable se preguntaría por la formación académica de los candidatos a representarles, por su currículo profesional, por sus ideas políticas, proyectos legislativos, etc., pero como en España no hay mucha gente así tenemos diputados como los que tenemos, verbigracia, Elviro Aranda Álvarez.

Para continuar leyendo está clase magistral sobre elecciones y realidades del voto particular de los Españoles, sólo tienen que ir a leer el blog de El Teleoperador. Sólo eso.

¿Cómo hubiese dado San José la noticia del nacimiento de Jesús en mundo virtualizado com éste?¿Cómo hubiese invitado al evento a los Reyes Magos y los pastorcillos?¿Cómo se hubiesen aprovisionado los anteriormente mentados para hacer el viaje hacia Belén?

Si les dijera que en Live Spaces hay pornografía infantil, en realidad no les estaría dando novedad alguna. Si lo que les dijera fuera que es Blogger quien la tiene, tampoco les estaría dando novedad alguna. Si a todo ello le sumara otra afirmación similar y les dijese que en Facebook también hay pornografía infantil, nada nuevo bajo el Sol les estaría ofreciendo.

En realidad, cualquier cosa que les pudiera decir alrededor de este tema carecería de primicia alguna puesto que los casos, las razones y las desidias de quienes son responsables están ya más que sobadas no sólo en este blog, sino en muchos otros que diariamente los reportan a sus lectores aún a riesgo de parecer unos pesados recalcitrantes y negativos.

Pero bueno, entonces se preguntarán ustedes ¿si no hay nada nuevo que decir, para qué escribir este post?

Pues muy sencillo. Desde el blog de Marcelino me llega la noticia de que Facebook ha decidido amenazar a todos los usuarios, que se decidieron a reportar la denuncia de un perfil de usuario en el que aparecía una niña atada a una sillita con la cara llena de semen, con desactivar sus perfiles si continuaban con su denuncia.

resp. facebook

Y ahora sí pueden responder a la pregunta del post. Servidor ya la conoce, ahora sólo queda que también la conozcan sus lectores.

Y es que aunque a veces uno suene repetitivo en estas cosas, no me canso de decir que  por fin es Viernes, que por tanto hoy dormiré en casa con mi amada y que las Navidades se acercan a marchas forzadas para animarnos a esbozar una preciosa y cálida sonrisa con la que romper los hielos que pudiera haber con conocidos y extraños.

Es Viernes, sobre todo es Viernes, por eso un dejo aquí un voto por la felicidad y el buen rollito jejeje ¡Hasta la noche blogueros, que aún me quedan unas horillas de trabajo!

Que militaricen a los químicos, a los ingenieros de caminos, a los aparejadores, a los arquitectos, en definitiva a todos los que ganan más que un simple obrero y se pasan el día sentados en un despacho. Que militaricen también a los secretarios, a los dependientes, a los cajeros y a los camioneros porque aunque es cierto que no ganan más que un obrero, también es cierto que su trabajo se hace sentado. Y finalmente que militaricen también a los funcionarios de prisiones, a los policías, a los funcionarios y a los jueces, porque sin su labor este país no podría funcionar.

Ni un solo pelo se nos ha movido a los Españoles cuando el gobierno, con la connivencia del Congreso, ha decidido prorrogar el Estado de Alarma en este país.

Ay de aquellos que el día de mañana y ante un gobierno que pierda los estribos ante cualquier colectivo, pongan el grito en el cielo ante una militarización similar, porque aquí estaré yo para decirles que fue por su culpa, por su indolencia, por su rabiosa y visceral envidia hacia un colectivo, por lo que los gobiernos que han venido después del de el Señor Jose Luis han visto sustentado el derecho a decretarlo a placer.

Hoy nos paseamos por los parques contentos ante la sapiencia de que hay un colectivo laboral atenazado bajo el yugo militar democrático y no entendemos que hemos abierto la caja de pandora en pleno seno de la Unión Europea.

Se anuncian huelgas en el sindicato de funcionarios de prisiones para este mes en Aragón. Bien, pues díganme si será o no importante que en una prisión esté el cien por cien de los trabajadores que tienen que velar no sólo porque los presos no se escapen del centro penitenciario, sino también hacerlo por el bienestar de éstos y la mantención de un mínimo orden social en los mismos.

¿No debería estar militarizado también este colectivo para garantizar el funcionamiento de las prisiones?¿Cuantos colectivos hay en este país que deberían ser militarizados a ojos de ustedes y que son esenciales para el funcionamiento de este?

Por ejemplo, imaginemos que ahora hay un paro de funcionarios que esta vez sí que es seguido por estos y ustedes no pueden realizar sus trámites burocráticos durante un día. ¿Deberían ser militarizados? Imaginemos que los que se ponen en huelga son los camioneros y que ninguno sale a la carretera en una semana ¿deberíamos ser militarizados? O que los profesores de escuela de todo el país deciden hacer huelga ¿también lo deberían ser estos?

¿En qué mierda de país vivimos señores, que ni prorrogando un Estado de Alarma se nos caen lo anillos a la hora de hacer gracias y vivir en la inopia más hiriente e insultante? ¿En qué mierda de país vivimos, que hasta somos capaces de hacernos el harakiri con tal de joder a un colectivo que simplemente consiguió un régimen laboral por el que todos nosotros mataríamos?

Dan pena señores, pero no sólo los políticos, también ustedes, que aceptan sin rechistar la vulneración de derechos y los tics dictatoriales de un gobierno democrático que ha decidido aplastar a un colectivo que simplemente le molestaba para poder privatizar las torres de control de este puto país de envidiosos y ni se inmutan y hasta aplauden con la orejas. De verdad, dan pena todos ustedes.

respuesta denuncia

Y es por cosas como esta por las que podemos caer en el error de perder las ganas de luchas contra esta lacra que nos acosa y derrota sistemáticamente en esta Red de redes. Pero no cejaremos en nuestro empeño. Sean cuales sean los desprecios que se nos hagan. Sean cuales sean las veces que acabemos ninguneados. Sea cual sea la visión que de nosotros puedan acabar teniendo otros.

Porque al final todo se resume en una sola imagen, la de la indefensión que siente un niño que es sabedor de que esta noche volverá a convertirse en un simple trapo de satisfacción sexual enfermiza.

Y lo que en teoría debería ser un simple spot publicitaria se convierte, como por arte de magia, en toda una lección Navideña para todo hijo de vecino que de corazón haya acabado viendo este vídeo.

TwitterBien, pues eso se consigue siguiendo unos sencillos pasos:

  • Eliminando de nuestra lista de seguidos a todos aquellos que hagan follow masivo. Esto es, los que eligen una lista de seguidores de un usuario cualquiera y se dedican a followear todo lo que se mueve.
  • Desfolloweando a todos aquellos que hayamos followeado por inercia y que sólo crearon su cuenta para vender no se sabe qué cosa.
  • Eliminando de nuestras listas a todos aquellos que, sin saber nosotros Ingles, decidimos aceptar en nuestro Time-line creyendo que era lo mínimo que podíamos hacer para agradecerles el follow.
  • No aceptando automáticamente los follows a partir de ese momento y sólo aceptando followear cuando creas que lo que ese tipo vaya ha decir te interesará.
  • Eliminando de tu lista a todos los usuarios cuyos twits se limitan a ser el eco sordo de su blog.
  • Eliminando de tu lista a todos los usuarios cuyos twits se limitan a ser un refranero popular.
  • Eliminando de tu lista a todos los usuarios cuyos twits se limitan a ser un mar de frases hechas.
  • Eliminando de tu lista también a aquellos que haga más de 20 días que no publican nada en su twitter. Yo utilizo UnTweeps para saberlo.

Y ya está.

Si has seguido estos pasos verás sorprendido que a partir de este momento tienes más seguidores que seguidos en Twitter. Eso sí no te emociones, en realidad ahora mismo te parecerá que eres más importante de lo que realmente eres, así que se inteligente y no te creas el rey del mambo, la importancia no se mide en followers, sino en las personas que se esconden tras ellos. Y es que sólo cuando nos quedemos con los que realmente nos siguen por lo que decimos, será cuando contemplemos nuestra verdadera dimensión dentro de la twitersfera.

O al menos eso es que nos demuestra Hans Rosling en esta gráfica virtual que tiene como datos prioritarios la riqueza y la esperanza de vida de los últimos dos cientos años en más de otros dos cientos países distintos. Aunque está en Inglés, el vídeo y sus gráficas son más que suficientes para entenderlo sin que haga falta saber el idioma con el que los #controladores dan órdenes a los pilotos de aviones.

Cómo saber situar los países por continentes, población, esperanza de vida y riqueza:

  • La escala inferior se refiere a la riqueza per cápita escalonada en tres grandes números, 400$, 4000$ y 40000$.
  • La vertical de la izquierda se refiere a la estimación de vida de los países participantes en la estadística; 25 años, 50 años y 75 años.
  • Los países están representados en círculos que cuanto más grandes indican mayor población y cuanto más pequeños menor.
  • Los círculos de color naranja son los Europeos, los Asiáticos son los rojos, Africanos los azules y Americanos los amarillos.

Y con esto y un bizcocho sólo nos queda presentaros el vídeo y comprobar que los datos, por difícil que nos sea reconocerlo, nos dicen que el mundo no está tan mal como algunos nos lo pintan.

Vía Fogonazos.

Debería de sentir tristeza al comprender que Iñaki, ese gran periodista que antaño deleitó mis oídos en los micrófonos de la SER y me introdujo sin saberlo en el abrupto mundo de las noticias, los comentaristas y las aristas mediáticas que condicionan cada una de las sílabas que se escriben o pronuncian en los medios de comunicación, vaya ahora a quedarse sin voz ni imagen que ofrecer a la ciudadanía tan sólo porque su amada y querida empresa, PRISA, haya decidido dejarlo tirado quitándole ya no sólo el micrófono del programa de radio que tantas cosas le dio, sino también las cámaras con las que creyó que se jubilaría, las de Cuatro en cuanto se enteró de que Berlusconi pasaba a ser su jefe y las del canal de noticias CNN+, que ahora PRISA no ve rentable y abandona a su suerte a manos de Tele Cinco.

Ya no podrá este viejo lobo de la información aumentar la tensión ni dramatizar antes de unas elecciones. Tampoco podrá fundir noticias para intencionadamente moldearlas al capricho de su ojito derecho, el partido de sus amores. No podrá en definitiva, hacer lo que tantos otros hacen aún desde sus poltronas y en diferentes direcciones ideológicas desde otras tantas instancias mediáticas. Ya se quedó sin su querido atril, ese desde el que hostigar a esa derecha rancia que siempre vio escondida en todo lo que no significaba PSOE.

Sea como fuere, el ciudadano medio, como dice en el primer vídeo, es necesario que sepa si lo que se dice es lo que se ocurre de verdad, o lo que se desea que sea lo que pasa. Por tanto, para que el equilibrio ideológico, dentro de todo lo malo que eso es, se mantenga en los medios de comunicación de hoy es necesario que Iñaki no acabe desapareciendo y se mantenga en la vanguardia de la información. Al menos así podremos conocer varios puntos de vista, aunque nos puedan parecer molestos en principio, con los que hacernos nuestra propia idea de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Riverdance es un espectáculo teatral basado en el baile tradicional Irlandés y que se compone básicamente de un acelerado movimiento de piernas con taconeo incluido, mientras tanto tronco como brazos se mantienen pegados y firmes sin movimiento ninguno.

Como dato curioso os dejo este, Riverdance fueron a Eurovisión en el año 1994 y esta fue su actuación…

…aunque muchos los conoceréis por esta otra que tantas y tantas veces se ha publicado en los blogs.

Lo digo más que nada porque las entradas que escribí durante la semana a cuenta de la huelga de los controladores y la posterior declaración de Estado de Alarma, siguen no sólo convirtiéndose en estrellas de las estadísticas de éste blog, sino que además continúan provocando más de un comentario que les hace referencia y alguna que otra ilusión poética llevada al extremo expresada con la ilusa idea de sintetizar en cuatro líneas lo que ni los medios ni los periodistas, ni los políticos ni los huelguistas, han sido capaces de simplificar en cientos y cientos de columnas, editoriales, tribunas y entrevistas.

Volvemos a las andadas y nos creemos que legitimar un recorte de derechos laborales, por excesivos que estos sean, es justo siempre y cuando quienes lo sufran son unos tipos que visten de punta en blanco y cuyo único delito ha sido el de cobrar lo que nosotros no llegaremos a cobrar nunca. Es curioso que sea la propia ciudadanía enfervorecida y babeante de bilis y envidia, que no los empresarios con Díaz Ferrán a la cabeza, quien se esté erigiendo en este país como el mayor linchador de derechos sociales que habita sobre esta basta tierra.

No me quiero imaginar señores cual será la cara de ese mismo pueblo cuando, amparándose en la jurisprudencia que este Estado de Alarma ha provocado, otro gobierno, más conservador o sin serlo, decida establecerlo en cuanto a algún pobre diablo le de por poner una barricada a la entrada de Madrid para defender su sueldo de mileurista y el susodicho lo militarice mediante un decretazo al estilo Socialista y lo ponga firmes en medio de la Castellana, en actitud respetuosa al paso de los mandos militares y con la cabeza gacha aceptando resignado la misma suerte a la que condenó, hace no muchos años, a aquellos hijos de puta que le impidieron viajar a Disney Land Paris en aquel fatídico puente de la Constitución del 2010.

Si, recortar derechos es justo y hasta entretenido cuando éstos no son los tuyos, pero como dice un dicho popular “…cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar…”

Ya hablaremos todos cuando digan de movilizarse por la subida de la edad de jubilación y en el despacho presidencial esté el presidente de turno con la pluma vacilante sobre un decreto ley que ya sólo es una fotocopia del aprobado hace unos días, a la espera de que uno de ustedes, pobres diablos enrabietados y cegados por la envidia, se decida a tirar una sola piedra a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, por creerse protegido por la muchedumbre y el frenesí caótico que caracteriza cualquier manifestación que se precie. Ya hablaremos entonces ya…

Y es que gracias a las transcripciones de las conversaciones entre políticos que este portal está filtrando, la única cosa que nos está quedando meridianamente clara al resto de los mortales es que éstos, los políticos, no valen ni el aire que respiran.

Falsos, hipócritas, mal hablados y vulgares en sus conversaciones privadas, no cejan en su empreño de descalificar a contrincantes, confesarse ante supuestos intermediarios entre estados y minusvalorar a sus iguales adjetivando sus afirmaciones y despreciando ideales, formalismos, o cualquier tipo de concesión diplomática que ante los micrófonos sale a la luz como única seña de identidad de los mismos.

Ayer pedía que se nos librara de la ciudadanía aborregada, los controladores y los salva patrias.

Bien, pues hoy lo que pido es que se nos libre también de los wikileaks y sus acólitos porque son éstos, que no los otros, los que nos harán odiar a nuestros políticos con más razones que antes y los que finalmente apartarán a la ciudadanía del quehacer político diario por encontrarlo falso, hipócrita y falto del más mínimo humanismo necesario para la convivencia.

Y es que para mi los que dicen defender a Wikileaks son tan malos como los demás.

Los que han decidido bloquear webs porque éstas han dejado de facilitar el trabajo de esta plataforma. Los que se apoyan en los Anonymus para atentar contra los que no piensan como ellos. En definitiva, los que han decidido nombrarse salva patrias de la libertad de expresión y justificar así sus tonterías.

Que me libren también de ellos, que ya me salvaré yo mismo de la ruina en que se ha convertido la política, el periodismo y la convivencia ciudadana si puedo.

Que nos dejen como estábamos. Con declaraciones escritas a máquina leídas por nuestros políticos que nos dejaban al aire sólo las cosas que necesitábamos para decidir nuestro voto. Con una imagen impoluta de buena verborrea parlamentaria donde el más mínimo insulto era considerado un escándalo y la vulgaridad estaba fuera de contexto. Con una imagen ficticia de una educación exultante que era la marca de denominación de origen de cualquiera que quisiera dedicarse a la política.

Porque digámoslo claro señores, cualquiera de nosotros firmaría para no estar gobernado por el analfabeto de nuestro vecino que es incapaz de hablar con la ‘d’ de candado, o abusar de las descalificaciones hacia aquellos con quienes estás condenado a entenderte.

Que nos dejen por favor, que nos dejen vivir en nuestra limitada y falsa realidad, que lo que están haciendo es demasiado duro para cualquiera que tenga una fe tambaleante en el vacío referente a sus políticos.

Gracias a Kurioso descubrimos una película-documental de poco más de once minutos, que en el año 1959 fue filmada para consumo exclusivo del Caudillo de España, el General Franco, y así evitarle la cansina obligación de volver a ir de nuevo a las barriadas de Bilbao para comprobar el estado de las obras que obligó a realizar para borrar del mapa el mar de chabolas que allí había instaladas.

Y lo curioso de la película en sí, son la ingente cantidad de mensajes subliminales que se adivinan y que el director Jordi Grau se atrevió a incluir a sabiendas de que la película-documental no iba a estar destinada ni a cines ni televisiones, sino que sería visionada exclusivamente por el Dictador que en aquellos días gobernaba no sólo nuestras vidas, sino también las miserias y las tristezas que la llenaban.

Por cierto, os aconsejo que vayáis allí a leer su artículo. Seguro que os gustará y comprenderéis mejor el valor simbólico e histórico de este pequeño corto.

Y es que si hace unos años algunos se empreñaron en matar a los blogs sin que aparentemente ese asesinato se haya llevado a cabo aún, hoy esos mismos han decidido que lo que debe morir es la web en sí misma, dando paso así al predominio de las aplicaciones sobre las propias páginas web.

Primero nos moríamos de inanición, después resultó que nos asesinaban las Redes Sociales, más tarde serían herramientas como Twitter (con su particular pelea personal para diferenciarse de las Redes Sociales), quien acabaría con la existencia de los blogs por su simplicidad e inmediatez en las reacciones…y cuando al final nada de esto ha surtido el efecto deseado, llegan los de siempre y nos matan a lo bestia borrando la tierra sobre la que caminamos.

Y es que todo esto es el resultado de moverse a golpe de moda.

Sucumbieron las antiguas creencias de que las Redes Sociales eran malas y pasaron a ser buenas por el efecto socializador de las mismas. Fueron malas prácticas aquellas que consistían en poner publicidad en el blog, después pasaron a ser buenas y necesarias para la profesionalización de los mismos. Más tarde utilizar una herramienta como Twitter, que se parecía en demasía a los SMS en su escritura (al menos la primigenia) era una aberración, hoy se cuentan los twits por millones y la mayoría del tráfico que se genera en los blogs es a través de ella.

…A ver cuando dejan de matarnos y nos permiten respirar un poquito…

…de los tres colectivos que acabo de citar, que se me libre de los segundos y terceros, que de los primeros ya se encargará el gobierno….

El día que se decretó el Estado de Alarma en nuestro país, yo estuve de acuerdo. Cuando se atizaba a los controladores como si de un muñeco de feria se tratara, yo me preocupé por difundir sus razones para ir a la huelga en Agosto. Y cuando la acabaron liando parda la pasada semana, me preocupé por ofreceros a todos su versión de los hechos. Es más, hasta expuse en el blog no sólo las razones por las que el gobierno se supone que sabía que todo esto iba a suceder, sino que además quedó patente que la gente cuando protestaba por lo que hacían los controladores lo hacía sin siquiera intentar entender sus razones, sin importarles cual era la carga laboral real que soportaban, sin escucharles a ellos y limitándose a escuchar sólo a quienes les endulzaban los oídos con falsas proclamas para destruir a esos nuevos ricos que tenían atenazado a todo un país.

La gente juega a destruir colectivos que a base de negociaciones colectivas han conseguido unas condiciones laborales que nosotros difícilmente podremos conseguir. Y por ello son mirados con envidia, con enojo, con verdadera ira contenida. Ahora los controladores la han cagado, han realizado una huelga salvaje que les ha quitado toda la carga de razón que pudieran tener antes del conflicto. Han caído en la trampa y picado en el anzuelo. De golpe han puesto a la ciudadanía en su contra como jamás lo había estado.

Y todo ello hace que cada vez me sienta más asustado.

Asustado porque el Estado de Alarma no debería de estar aún en vigor ya que los controladores están trabajando. Pero no sólo eso. Temo a la propia ciudadanía, esa gigantesca hiena que ha visto en la carne de los controladores la carroña sobre la que descargar su ira y se ha lanzado sobre ella sin siquiera pensar dos veces lo que hacía. Esa ciudadanía que curiosamente no pidió un Estado de Alarma cuando en Madrid los trabajadores del metro paralizaron la capital, o cuando cualquier huelga ha parado media España. Temo a los que defienden que cortar carreteras no es lo mismo que paralizar un aeropuerto. Que se lo digan a quienes se quedan atascados…

Que me libren de los salva patrias que son capaces de emitir opiniones tan sólo escuchando de segundas las versiones de los colectivos afectados (contertulios de toda clase). Que me salven de ellos porque son éstos, que no otros, los que ayudan a generar estados de alarma salvajes y linchamientos públicos sobre colectivos cuyo único error fue conseguir ganar dinero en este puto país de envidiosos patrios.

Asustado de verdad de ver cómo en este país no es suficiente con tener razón, además hay que aparentar tenerla.

Y es que ya se hacen públicas filtraciones de algunos de los más reconocidos personajes de la Twittersfera de manos de Cinismoilustrado. Un ejemplo, los Mensajes Directos entre Paulina Rubio y Anahí, hay otros en su blog:

twittileakspau

Es todo una broma, un chiste, pero estaría bien poder leer ese tipo de cosas jejeje