0 Comentarios

El blog y mi realidad

He pensado mucho estos días en la que se está armando por culpa de la mesa del EBE. Millones de ideas se me han pasado por la cabeza posicionándome tanto a favor, como en contra de todos. Eso sí, hablando solo conmigo mismo o con el bloguer, que de buen corazón, se ha molestado en decirme algo aquí en el blog. Y ha sido así porque ni los amigos, ni los compañeros de trabajo, ni la chica de la gasolinera cuando he repostado el camión, ni el obrero que me ha descargado el hormigón...ni si quiera la rata que tiene mi madre por chucho y a la que llama Beti (os podéis imaginar lo fea que es)...ni mi mujer...saben de qué les hablo cuando de mi boca sale la palabra Blog. No me paran por la calle al grito de "Mirad, ahí esta Toni1004...el de El Mosquitero!!!". No me invitan ni a comer ni a almorzar en el bar...ni si quiera me dan agua si no compro una botella. No me piden autógrafos. No me comenta nadie la entrada del día anterior. ¡¡¡Y eso que hay una foto mía en el blog para que me reconozcan por la calle!!! Joder, si hasta me llaman gilipollas cuando circulo por mi carril y un iluminado decide que voy demasiado lento. Según parece 32T no son motivo para ir un poco más despacio que los demás...tendré que mirarmelo de nuevo...jejeje Me es imposible sacar el tema de los blogs en mi vida diaria. Nadie me comprende. Es intentar sacar el tema y se adivina en la mirada de la víctima un lastimoso pesar por tener que aguantar, durante cierto tiempo, a un tipo que te habla de algo que ni le va ni le viene. Lo primero que te preguntan cuando dejas de hablar para coger aire y poder continuar es...¿y ganas dinero con eso? Joder!!...Pa haber estao estos en la mesa del Sábado! A ostias habrían salido...jejeje Personalmente Adolfo me cae muy bien y me parece de las personas más sensatas que hay en esto (eso sí, de los que se podría decir que son famosos), a los otros ni los conozco ni me interesa conocerlos. Dicho esto, todos ellos deberían leer detenidamente el texto que acabo de escribir. Les daría una visión bastante clara de lo que son los blogs, la blogosfera y los bloguers. Es más, lo que me pasa a mí no creo que sea algo aislado, si no la realidad. ¡¡¡Dios que pena tener que esperar a llegar a casa para hablar de blogs!!!...jejeje

De cine nos viene este anuncio de una red de contactos a través de internet. En él, se puede ver la verdad que oculta el ciberspacio. Con un sencillo anuncio (sin mucho gasto en producción), se deja bastante claro que lo que internet te muestra todos los días no tiene porqué ser del todo cierto.

Esto mismo, llevado a los blogs, nos indica qué lugar exactamente deberían ocupar en nuestras verdades absolutas, las opiniones de los vendedores del nirvana blogosférico. Cualquiera, incluido yo (que ya es decir), puede convertirse en un iluminado de la noche al día. Solo hay que saber diferenciarlos.

Si te dice qué hacer, qué decir, qué escuchar, donde bloggear, sobre qué escribir, qué software usar, a quién odiar,que Microsoft es malo...o al contrario, que el malo es Linux...entonces estás ante uno de esos elementos.

Ahora que lo digo...¿Seré yo uno de ellos?

Hace poco os dije que tenía la tensión alta. Y eso me sorprendió, yo creía que estaba hecho un toro.

Nunca me molesté en preocuparme por la sal que tomaba, ni las Coca-Colas, ni los embutidos, ni las tapitas del bar, ni las salsas (incluidas las de los macarrones), ni del pan, ni del fiambre, ni de la barriguita (exactamente como suena, ni más ni menos)...Y de golpe y porrazo todo mi mundo se he ido a la mierda, digo al garete.

No es que esté a punto de morirme, pero el doctor me ha prohibido comer todo aquello que tenga alguna relación (por pequeña que sea), con el sentido del gusto. Imaginaos que tuvierais que comer siempre en un hospital, pues eso es exactamente lo mío.

La verdad es que tengo que decir que soy poseedor de una suerte suprema, mi mujer se está estrujando el cerebro para poder cocinar sin sal, pero sin quitar sabor a la comida. De momento está probando a cocinar con hierbas (las de fumar no colgaos!), y de momento está saliendo bien el truquito. Eso sí, siempre recordaré con cariño aquellos largos años comiendo patatas fritas con mucha sal. Y aquellos huevos caídos (fritos) saturaditos de sal también...se me hace la boca agua...¡¡¡Qué pena más grande tengo Dios mío!!!

Ahora hago ejercicio todos los días. Hago la dieta (con algún impás que otro, la carne es débil) y voy bajando kilitos y centímetros de cintura...JAJAJA.

Me he tenido que poner un cartel luminoso en la puerta de la nevera que pone:

"Tomarse la pastilla de la tensión"

Y a continuar viviendo. También me dijo el doctor que esto de la tensión es hereditario. Mi padre también la tiene.

Ya hay tres cosas que mi padre me ha dado en herencia que no me gustan. Esta de la tensión, la de ir a trabajar todos los días y la incipiente calvicie que me acosa cada vez que me corto el pelo.

Tres cosas que nunca pedí, pero que mi padre me regaló por el amor que me tiene.

Hace poco, hablando con Adolfo, surgió el tema de para qué miraba las estadísticas. La verdad es que mi respuesta fué bastante profunda...

"...para saber de donde vienen las visitas y encontrar nuevos blogs a los que ir..."

Y así me quedé yo de agusto, seguro de haber dado una respuesta respetable y digna. Me olvidé de las otras razones por las que miro las estadísticas y que SigT, que las ha sacado de Loquemola, me acaba de recordar de sopetón. Aquí van:

  1. Porque te aburres mucho.
  2. Porque te aburres cantidad.
  3. Porque te aburres una jartá.
  4. Porque tienes menos trabajo que el sastre de Tarzán.
  5. Porque te sale de ahí.
  6. Porque es tope divertido ver las búsquedas en Google de abominables géneros pornográficos que han conducido a abyectos navegantes a tu blog.
  7. Porque tienes miedo de que te hayan enlazado en Digg, y el Adsense te haya hecho rico sin siquiera enterarte.
  8. Porque por la tele está el programa de Ramón García.
  9. Porque has terminado el sudoku del periódico.
  10. Porque ya la tienes en carne viva.

SigT le añade cuatro de su propia cosecha:

11. Para reírte de los demás al ver el % 404 que generan.

12. Para llorar al ver los bajos números.

13. Para echar pecho por los números altos.

14. Para aumentar el ego y dejartela un poco más en carne viva.

Y la que hace que escriba esta entrada y me ha hecho verme a mi mismo en el espejo de la vergüenza es la que, en un comentario en SigT deja Jordi Planas:

15. Para darle la vuelta a los números y llegar a una extraña, y convenientemente alterada combinación de los mismos ,que demuestre sin lugar a dudas que lo haces muy bien.

Así, despues de unos diez minutos entre copia y pega y leer algo más a parte de esto en los susodichos blogs, acaba el estudio científico que nos ha llevado, tanto a mí que lo he escrito como a vosotros que lo habeis leido, a la humillante vergüenza de saber que no nos salvamos ninguno. Y que las estadísticas son como el pene, en nosotros los hombres, o las tetas en las mujeres, cuanta más larga la lista mejor y cuanto más grandes las cifras más mejor que mejor.

He estado pensando si sirve de algo el repetir constantemente que los Blogs son importantes y he llegado a la conclusión de que no. Y no porque no haga falta hacerlo, si no porque la gente no desea implicarse en algo que queramos o no, no pasa de ser un pasatiempo. La lucha permanente para hacer que el resto de bloggers se conciencie de lo que es su Blog, no hace más que hacerme parecer un gurú de medio pelo, que de momento habla solo para las paredes. Y he decidido remediarlo.

Hoy me he dedicado a Bloggear sin ningún tipo de condicionante. Simplemente he ido de enlace en enlace sin fijarme a donde iba y solo me he dedicado a leer. Me he perdido en Blogs que sin siquiera plantearse nunca qué significa tener un blog, bloguean más y mejor que yo. Ofrecen puntos de vista sobre cosas reales, opiniones sobre la vida de la realidad y no de la ficción. Ofrecen rincones de recogimiento, de descanso en algunos casos para ojos hastiados de verdades demasiado profundas. Teclean su realidad sin menospreciar otras, sin decidir qué debe pensar otro, sin evangelizar a nadie.

Y puede que los Bloggers, que simplemente navegan de blog en blog, sin saberlo sepan mejor de lo que creía qué es bloguear. Puede que sin darme cuenta me estuviera convirtiendo, de verdad, en un iluminado. No hace falta concienciarse de qué es bloguear para poder hacerlo. Y tampoco hace falta evangelizar a nadie sobre esto, la gente es más inteligente de lo que da a entender a los desconocidos.

0 Comentarios

El poder de los blogs

No es lo mismo lo que son los Blogs y lo que pueden llegar a ser. Y tampoco es lo mismo el poder que se les presupone que el que podrían llegar a tener. En este mundillo solo hay una minúscula parte de sus habitantes que intenta hacer comprender al resto lo que significa tener un Blog. Por el contrario, ese resto (inmensamente superior al anterior) simplemente pasa de ellos. Ese poder que se le presupone a un Blog es insignificante si solo lo consigue ese Blog. Sería como una espina en un jardín repleto de rosas sin espinas, simplemente inútil. A no ser que esta espina sirviera como aliciente para que más espinas aparecieran en el jardín... La mayoría de los Bloggers no sienten la necesidad de luchar por un poder que realmente no vislumbran. Comprenden, tal vez mejor que aquellos que luchan por darlo a conocer, que para que la Blogosfera se adjudicara ese poder, la unión entre los Bloggers y la conciencia de lo que representa su Blog debería ser mayor. Normalmente un Blogger no tiene conciencia de cuanto podría cambiar su mundo más cercano, simplemente redirigiendo la forma de ver su propio Blog. No viéndolo como un simple diario o álbum de fotos o simple videoteca, si no más bien como altavoz de su voz en el mundo. Hay gettos en la Blogosfera. Hay Blogs tecnológicos, personales, de diversión, de escritores, de artesanos, simples recopiladores de enlaces a cambio de uno tuyo... Y cada uno de esos Blogs no suele salir casi nunca de la microblogosfera que significa su getto. Un Blog personal difícilmente comentará más de una vez en un Blog dedicado a la artesanía (Spaces es diferente, la gente es más amena) y lo mismo al contrario. Por supuesto, a los dos les vendrá grande un Blog que está en lucha permanente por algo que ellos ni siquiera se han planteado en serio nunca (el poder de un Blog). Para ellos no es necesario ese poder y ni intentarán mover un músculo para lograrlo. Para ellos su blog es algo, que de momento y hasta nueva orden, no tiene más poder que un diario abierto en medio de un parque concurrido. Simplemente será algo personal que permitirán leer a desconocidos. No un será poder, ni una posibilidad de cambiar algo en el mundo. De momento y hasta que las cosas mejoren un poquito, el poder de los Blogs es una mera utopía.
0 Comentarios

Tengo la tensión alta

Mira tú, que pensaba yo que estaba hecho un toro y va y me dice el médico que tengo la Tensión Alta...y una mierda...lo que pasa es que ya le dije yo a mi madre que lo de trabajar era malo para mi salud. Pero ella nada..."tu hazte un hombre de bien" decía...y mira como he acabado...sin poder probar la sal.

Con lo asquerosa que está la joía si te la tomas sola y lo que se la hecha de menos ahora. Si ya lo dice la canción:

"Yo no me di cuenta de que te tenía,
hasta el mismo día en que te perdí.
Y vi claramente que yo te quería,
cuando ya no había remedio pa mí."

Y es que pa mí ya no hay remedio. Y eso que ni fumo, ni bebo ni...(eso sí...JAJAJA) Pero me ha dejao hecho polvo eso de la tensión. En teoría solo estoy a régimen. Nada de salsas, nada de sal, nada de café...ni siquiera descafeinado, nada de Coca Cola (y eso que soy el principal consumidor de la marca en todo el mundo)...nada de alcohol (no hacía falta que me lo dijera el médico, yo no bebo)...y eso, que me han quitado lo mejor de la vida...las patatas fritas (que pesar que tengo Dios mio!)

La semana que viene tengo cita con el médico. Mi mujer fue a pedirla el Viernes pasado...y la fecha ha sido para el 9 de Agosto (así me gusta, rapidez con los pacientes) Supongo que será que creen que es un constipado y pensando en que se me cure solo para no tener que recetarme...

Así que viva la pepa y la madre que la parió...que seguro que se quedó mú agusto la joía.

Muchas veces me he posicionado ya sobre si los Blogs son el futuro de la prensa o no. Particularmente creo que no. La mayoría de los Blogs que hablan sobre la actualidad, toman como referencia (cuando no es un copypaste puro y duro) un periódico en papel o digital. A estos Blogs se les podría denominar parásitos de la prensa tradicional. Simples lectores que comentan una noticia en su propio Blog. No periodistas que ven in situ la misma y la interpretan para ofrecérsela a los lectores.

El autor de un Blog de actualidad no es partícipe de una noticia, sino un simple comentarista que tendrá, como única referencia, la visión parcial de un periodista de verdad.

Eso sí, no podemos meter en ese mismo saco a los Bloggers que se atrevan a contar las cosas que pasan a su alrededor. Gente que de buena fe, se dedica a denunciar las cosas que marchan mal a pié de calle.

Si no tuviéramos suficiente con esta polémica barata, Enrique Dans (Dios me perdone andar por estos lares) se pregunta cuanto tiempo de vida le queda a la prensa escrita.

Esto nos lleva a una seria reflexión sobre la utilidad de dicha prensa, obsoleta, si tenemos en cuenta que todos los periódicos tienen también, su página digital. Pero igualmente necesaria, pues no podemos negar que la inmensa mayoría de la gente del mundo no puede acceder a internet. Esperar complacidos a que la prensa en papel desaparezca es tarea de necios, pues el solo hecho de que esto sucediera, provocaría que más de cuatro mil millones de personas en todo el mundo no pudieran acceder a la información.

Es verdad que el futuro de los periódicos está en la red, también lo es que sus parásitos son y serán los Blogs. Y no podemos negar que el fin de la prensa de papel está muy lejos. Tan lejos como el desarrollo universal igualatorio, o sea, que en todo el mundo se tenga la misma facilidad a acceder a la información que aquí...¿Muy lejos no?

Por descontado, yo no estoy en contra de la publicidad. Solo entiendo que algunos quieran ganar dinero con esto.

Es una utopía creer que los Blogs son y serán por siempre, el altavoz de la plebe sin animo de lucro. Ese gran medio de comunicación que podrá desbancar a periódicos y televisiones ofreciendo una información más objetiva...

Eso se acabó oficialmente el otro día con el anuncio de Enrique y compañía...pero oficiosamente ya había muchos blogs que ponían publicidad. Así que, aunque estos fueran a por higos y volvieran con melocotones, no les podemos culpar a ellos del desastre que es el resto de la blogosfera.

Eso sí, siempre llevarán sobre sus espaldas (al menos uno de ellos) la losa de la contradicción.

Dicho esto, prefiero tener la posibilidad de poner publicidad si me place. Quiero pensar que podría ganarme la vida con esto (irónicamente). Y quiero demostrarme a mí mismo que es difícil que yo fantasee con tal chorrada.

Pd: Si esta gente no hubiera dado tanto el coñazo con lo del Buho, nunca hubiéramos escrito de esto. La publicidad hubiera sido, simplemente, un complemento más del Blog.

Esta mañana, antes de irme a trabajar, he leido una entrada de Eulalia que me ha dado ganas de escribir la entrada anterior. Ahora Eulalia dice que si me tendrá que cobrar el CopyRight...y a esto se le suma la entrada que Marcelino ha puesto hoy en el suyo. La suma de estas dos entradas, provoca en mí la pregunta anterior...¿De donde saca un Bloguer las ideas para escribir?

Y creo que ya está contestada.

El bloguer, es un ser humano que vive una vida normal y que percibe el mundo de la misma forma que el resto de seres humanos. La diferencia con cualquier otro, es que Bloguea. Una persona normal solo tiene acceso a las noticias de los telediarios, al periódico o la radio y en muchos casos internet a secas. Un Bloguer se conecta a internet y Bloguea en otros Blogs, y estos tienen una grandísima variedad de temas sobre los que hablar...y al bloguer solo le queda decidir qué tema le motiva más.

Lo que se necesita es leer.

Ni más ni menos. Puede que lo que más haga en mi Blog, sea leer Blogs ajenos. Curiosear uno a uno en busca de un tema para escribir. Actualmente, tanto Eulalia como Marcelino, han sido mis musas particulares. Algunas veces con desencuentros y otras con coincidencias de opinión. Lo que debe quedar claro, es que un Bloguer que no lee, no puede tener ideas que exponer en su Blog. Y un Bloguer que por el contrario sí lo hace, será un Bloguer prolífico en entradas, algunas veces acertadas...y otras no.

Todo esto solo vale para aquellos que opinan o reflejan noticias en sus Blogs. Los personales dedicados a la poesía o los que se dedican a publicar sus escritos no entran. Estos tendrían...siempre que no sean un copy-paste...más mérito por la dificultad de crear algo de la nada. Recuerda que cuando opinas, lo haces sobre la base de algo. Cuando creas una historia...tú eres la base.

0 Comentarios

Escribir en un blog

Si escribes en tu Blog, te darás cuenta que si lo intentas hacer a diario, el esfuerzo se multiplica. Y es sencillo saber porqué. Todos tenemos vida propia que intentamos compaginar con Bloguear.

Escribir en tu Blog, que no copiar y pegar, es algo que necesita esfuerzo y claridad de ideas para saber de qué hablar. No vale con sentarse frente al teclado y esperar que tus dedos se pongan a pulsar teclas a lo loco. Aquí interviene también tu cerebro. Escribir es lo más complicado que se puede hacer en un Blog, pues necesita que el usuario piense y exista. Poner un video, como yo hago a veces, no es complicado y no necesita de mucho trabajo. Plasmar una idea e intentar explicarla como se debe sí.

Por esto creo que hay que escribir en el Blog. Y es bueno tener secciones en el Blog, que no necesiten de ese esfuerzo mental para publicar una entrada, ya sean videos o audios, que te permitirán actualizar tu Blog y dejar descansar a tu cerebro hasta la siguiente entrada escrita.

También puedes enlazar entradas que te gusten...Eso además de aportar contenido a tu Blog, le gustará al enlazado.

La cuestión es que si Blogueas y encuentras un Blog donde se escribe mucho, tienes que saber valorar la cantidad de tiempo que ese Bloguer le dedica a su Blog. Intentalo tú y luego critica si crees que debes hacerlo.

Un Bloguer que redacta una entrada, pone algo de sí mismo a disposición de los demás.

He leido en el Blog de Eulalia la noticia de un camión de gasolina que ha estallado en San Francisco. Y esto me ha recordado una cosa que me pasó a mí hace unos cuantos años. No deberíais creer que lo que hice fué heroico. Exactamente fué suerte, como cada una de las veces en las que un camionero se tiene que topar con un imprevisto de estos. De golpe a repente tu cerebro empieza a funcionar automáticamente, al menos en mi caso, y tu subconsciente te salva la vida.

Hace exactamente 5 años por estas fechas mi trabajo no era llevar una hormigonera. Antes trabajaba con un camión de la gasolina. Exactamente llevaba gasolina a las gasolineras. Un trabajo realmente peligroso, como todos los que se llevan a cabo a los mandos de un volante...pero más si cabe al ser Mercancias Peligrosas. El hecho de serlo ya lleva consigo un peligro, si tienes un accidente con ellas...tienes pocas posibilidades de contarlo.

Mi odisea

Aquel dia era Viernes, si no recuerdo mal. Dormí en una pensión en Murcia, al lado del puerto de La Cadena. Había que cambiar aceites y unas cuantas cosas más, para el mantenimiento del camión. La cuestión es que cuando los mecánicos...(esos grandes amigos y a la vez angeles de la guarda de los camioneros)...acabaron con la Merche, así llamaba yo a mi camión, me llamaron por telefono para apuntarme el pedido y los tipos de gasolina que debía cargar para Ibi.

Antes de llegar a Ibi hay un pequeño puerto que no es más que una autovía que sube en linea recta hasta que llega a la salida de Agost. Un kilómetro antes de llegar a ella, escuche un !!!! SHHHHHHHHH !!!! impresionante. Miré las agujas que marcan la presión de los calderines de aire...(todos los frenos, el cambio y el pare del motor funcionan con aire)...y ví como bajaban rápidamente. No entendía lo que pasaba y tampoco me imaginba lo que me esperaba al bajar del camión, pues la temperatura de este no aumentaba. Pensé que sería uno de los tubos de aire que se habría partido.

Por la falta de aire, empezaron a bloquearse las ruedas del remolque. Este es un sistema de seguridad que llevan todos lo camiones de gran tonelaje. Evita que el camión se despeñe o menee cuando está aparcado en una pendiente. Si pierde aire, en vez de dejar de frenar hace lo contrario, frena, con lo que la seguridad está garantizada. Pero esta seguridad actuaba ahora en mi contra, pues no sabía lo que le pasaba al camión y lo que iba a hacer era un suicidio. Al empezar a bloquearse las ruedas del remolque, giré el volante lo más suavemente posible a la derecha y acerqué el camión al arcén. Tuve la suerte de parar el camión enseguida, pues subiendo el puerto, la velocidad del camión no excedía de 30km/h. Y bajé de un salto de la cabina sin parar el motor.

Sin saber como lo hice

Al caer al suelo casi me muero del susto. Grandes llamas salían de debajo de la cabina hacia el remolque y estas habían quemado las mangueras de aire que ivan del camión al remolque. Estas mangueras llevan el aire a los frenos del remolque desde el compresor de aire que lleva la cabeza tractora...(cabina)...y permite que el conductor sea dueno de los dos tipos de freno. La amarilla para el freno de pié y la roja para el freno de mano. Amén de una tercera manguera que lleva la luz a los pilotos y galibos.

Al ver ese dantesco espectáculo dejé de ser dueño de mí y empecé a actuar mediante reflejos y de forma sistemática. Sin pensar en lo que hacía, si no haciendolo. Sabía cuales eran los pasos que debía dar. Todos estaban explicados y reexplicados en los cursos para conductores de Mercancias Peligrosas. En ese momento y sin saber como, me vinieron todos y cada uno de los pasos que debía dar para salvar la vida y el camión si era posible.

Me abalancé sobre el camión y oprimí el boton del pare...(en algunos camiones no se para el motor con la llave, sin no que llevan un Botón delante del embrague para pararlo)...Acababa de comprender que ese era el primer paso que debía dar. Si no había sificiente aire, el pare no funcionaría y no podría parar el motor, a no ser que calara el mismo, pero tampoco podría, pues el cambio también iva mediate aire al ser semiautomático. Al pararse el motor corrí hacia los extintores y vacié el primero y el segundo. El fuego ya no se veía, pero el humo seguía saliendo. Al instante me dirigí hacia los calzos para bloquear las ruedas del remolque, recordemos que estamos en una pendiente, y los coloqué detrás de la ruedas del último eje. Levanté las patas del remolque para liberarlo de la cabina y estiré de la palanca que aprisionaba el bulón del remoilque contra la quinta rueda de la tractora.

Al ya no estar conectadas las mangueras se me ocurrió, y menos mal, separar la cabina del remolque. Como ya no estaban conectadas no deberían perder aire, así que decidí arrancar el motor...(no sé exactamente como llegué a tomar esa decisión, pero los bomberos la apludieron y me jefe me dio un par de dias de vacaciones por ello)...y separarlo del remolque. Una vez me encontré a doscientos o trescientos metros de él lo paré de nuevo y me apresuré a levantar la cabina para ver todo el motor. Aún no sabía que le estaba pasando al camión, solo veía llamas. Las llamas se habían reavivado, pero estaba tranquilo, la gasolina estaba lejos. Cogí el último extintor que me quedaba y lo rocié entero sobre la totalidad del motor.

La llegada de los refuerzos

Humo y mi camión en dos partes. Nadie por la carretera. El cielo despejado y el sol de las cuatro de la tarde. Me senté en el suelo, con la espalda apoyada en el guardarail y llamé 112. A los pocos minutos, no sé cuantos exactamente, llegarón los bomberos y la Guardia civil, al poco una ambulancia. La Guardia civil me llevó a su coche para que me sentara y los bomberos se encargaron de revisar tractora y remolque. Vieron las placas del tipo de mercancia que tranportaba el camión y lo rociaron todo con espuma. Dijeron ellos que por si acaso.Se llamó a mi jefe, en aquel entonces una empresa de Valladolises Triros y este vino lo más rápido que pudo.

Al momento se me acercó uno de los bomberos y me felicitó. No sabía a que se debia aquello, pero todos me miraban de una forma extraña. Había actuado de una forma perfecta. Había seguido todos y cada uno de los protocolos de seguridad que ellos mismos enseñaban a los conductores de Mercancias Peligrosas. Había separado el fuego del material peligroso, lo había apagado, había avisado a todos y me había sentado a esperar. Mi respuesta los sorprendió aún más "No sé como lo he hecho". Uno de los bomberos y me dió un sincero abrazo que yo tomé como bienvenida a la vida y uno de los guardia civiles me estrechó al mano y me dió unos golpecitos en el hombro.

Cuando llegó mi jefe, lo primero que hizo fué venir a verme. No miró para nada el camión y revisó todas y cada una de las partes de mi cuerpo. Me abrazó de nuevo y me meneó el pelo. Eso que se le hace a los niños pequeños. Me salió una lágrima y empecé a llorar.

Mi jefe y los bomberos empezaron a revisar el camión para saber qué había pasado. Despues de un ratito, mi jefe, un viejo lobo de la carretera, descubrió que el desahogo del motor era lo que se había pegado fuego. Pero no se explicaba porqué. El desahogo es un trozo de tubo que sale del motor para ayudar al escape de los gases del motor.

Al final se supo que al cambiar el aceite, a uno de los mecánicos le molestaba ese tubo y lo pinzó contra una ballesta. Se le olvidó y yo cogí el camión para hacer el viaje. Al empezar a subir el puerto el motor se puso a unas 1500 revoluciones por minuto, lo normal cuando subes con 40t y el escape no fué suficiente para desahogar tanto humo. Se creó una presión tan grande en el interior del motor que ese humo se pegó fuego y empezó a quemar el tubo del desahogo. Lo que hizo que salieran las llamas por detras de la cabina y quemó las mangueras de aire. Lo que provocó que se frenara el remolque y me obligara a acercarme al arcén. Todo lo demás es lo que he contado anteriormente.

Una nueva vida

Una gran suerte es la que tuve. Y uno de los dias en que más miedo pasé, pero también el que mejor me sentí por hacer bién mi trabajo. Unos meses despues, dejé de trabajar para ese jefe y cambié a otro. No por nada, solo el mercado laboral, el otro pagaba mejor y me aseguraba más noches en casa...(cosa que siempre se promete pero que nunca se cumple)...Empecé en Transportes Campos, una empresa de Loeches que se dedicaba al transporte de gasolina para la Total.

El dia de mi boda, un año y medio despues de aquello, la Total retiró casi todas las gasolineras de España y se las vendió a Agip y Galp. Mi empresa se quedó sin trabajo y decidí dejar de llevar gasolina. Tenía muchas ofertas gracias a lo ocurrido un año y medio antes, pero pensé que era la hora de cambiar de aires.

Empecé a llevar una hormigonera. A ganar 650€ menos al mes. A dormir todas y cada una de las noches con mi reciente esposa. A vivir la mejor etapa de mi vida.

Esta es la pregunta que hoy se hacen en 20 minutos. Y ponen el énfasis en la inmensa cantidad de Blogs abandonados que existen y existirán. "Cadáveres poco exquisitos, las bitácoras abandonadas tapizarán la infosfera...(este palabro no lo había oído yo nunca...me lo apunto)...como los huesos en un antiguo campo de batalla; posts con fechas de años atrás coronados por montañas de anuncios de Viagra camuflados como comentarios, desoladas páginas con los pensamientos obsoletos de personas que una vez quisieron tener voz, y luego se cansaron." Así comienza el artículo en cuestión. Eso sí, poco después, se va por otros derroteros...pero la piedra ya está tirada. Es verdad que hay centenares de miles de Blogs abandonados, desactualizados...olvidados. ¿Pero es esto reprochable? Yo creo que no. No tienes por qué actualizar o mantener una atadura con un Blog para que la gente te respete. Es más, a la gente le da igual que tú tengas un Blog. Solo los que se mueven por las grandes esferas de la Blogosfera, identifican a autor con persona. Si, autor con persona. No es lo mismo, para mí, el autor de un Blog que la persona que es en sí misma. Y creo que todos deberíamos saber diferenciar entre estos dos estados de la misma persona. La gente, en la vida real, puede parecer una cosa y después ser la contraria...¿Como podemos pretender que eso mismo no pase en un Blog?... Hay Blogs que sí están pensados para dar a conocer una opinión y en ellos, sí que podemos vislumbrar, la persona que realmente vive detrás del autor. No pasa lo mismo con los Blogs que no se mojan en nada. Que no opinan sobre nada...o que cuando lo hacen se confunden con grandes masas de Bloguers que están en la linea del primero. Es entonces cuando se pone de manifiesto que hay una diferencia entre autor y persona. ¿Y qué tienen de malo estos segundos tipos de autor? NADA. La inmensa mayoría de los Bloguers, no tienen su Blog para opinar. Simplemente ponen lo que les parece oportuno. No se rigen por decálogos sobre como tener un Blog, ni reglas de publicación, ni nada de nada. Que hoy les da por una poesía...pues allí que la ponen. Que mañana les da por una canción...pues para allí que van también. Y no por eso son menos Bloguers...pero no podemos decir que conozcamos a la persona. Aunque se podría decir que sí que opinan cuando escriben un comentario en otro Blog. Pero esto dependería enteramente, de el contenido de dicho comentario. Comentarios como "Hola me gusta tu Blog" o "No sé como he llegado aquí pero me gusta" o incluso "Solo vine de visita, si quieres pásate por mi Blog", no se podrían considerar opiniones. Yo los consideraría invitaciones, por no llamarlos spam. La vida real no es la Blogosfera Y la Blogosfera no es un espejo en el que mirarse. Al menos no es uno válido. Las bitácoras son como los videojuegos de los años ochenta. Te permiten ser lo que siempre has soñado...pero virtualmente. Nadie te para por la calle para felicitarte por tu último post y poquísimas veces podría identificarse a un autor de Blog con una cara. Normálmente el anonimato es lo que predomina. Los Blog y los medios de comunicación tradicionales Es por eso que me río de los que piensan, que un Blog, pueda desplazar a los medios de comunicación tradicionales. Tal vez sí, uno de un periodista profesional que tuviera el apoyo de un gran medio de comunicación. Un medio que le diera el soporte y apoyos necesarios para realizar su trabajo. Pero no un simple camionero como yo, que pasa su horita y media diaria frente a su Blog. No hay suficientes Blogs capacitados para crear opinión...por que la gente no los concibe para eso. La gente no crea su Blog para destruir a nadie...lo crea para sí mismo. Ese gran poder, del que tanto se habla, que reside en la Blogosfera, ni lo es tanto ni lo pretende. La blogosfera son otras cosas...pero no arietes para atacar medios de comunicación tradicionales. Eso se lo dejamos a los directores de informativos o directores de periódicos...que muchas veces hacen ese trabajo por nosotros.
0 Comentarios

La privacidad en los blogs

¿Somos conscientes los Bloguers, de que cada vez que tecleamos algo en algún Blog, nuestra privacidad retrocede un paso? La frontera entre lo privado y lo público está quedando difuminada, por la increíble proyección que tienen los comentarios que dejamos y nos dejan en los Blogs. En cierto modo, eso ya lo sabíamos el día que empezamos a escribir un Blog. Al fin y al cabo, esto es una bitácora que, si en el caso de la marina mercante, plasma sobre el papel los cambios de guardia y los acontecimientos meteorológicos, en un Blog registra los intereses y emociones del autor del mismo. También eso lo deberíamos saber. Es más, no creo que a ninguno le venga de nuevo esto. Abres un Blog para que la gente sepa qué piensas. En mi caso, hasta hace poco nunca dejaba ninguna opinión que pudiera socavar mi intimidad. Pero al cabo del tiempo, me dí cuenta de que la gente sabía más de mí de lo que yo creía. ¿Y como podemos remediar esto? Pues sencillamente no podemos. Internet es un ser vivo que se alimenta de información. La digiere y la almacena en su inmenso estomago. Cualquier cosa que escribamos quedará retenida y aparecerá en alguna búsqueda que alguien haga al tun tun. Se da el caso de que yo inserté una foto mía en el perfil de Spaces. Coki la cogió para hacerme un gif y para ello la alojó en un servicio de alojamiento gratuito. Esa foto ya no está enteramente bajo mi poder. Algo ajeno a mí la tiene en su servidor. Me da igual que la tengan. Es más, Coki la cogió con mi consentimiento. Pero eso se puede hacer también con tus propias ideas. Si opinas de política en algún Blog, ese comentario quedará registrado hasta que el autor del mismo lo borre. Y eso es difícil que pase, por lo que aquello que reflejaste un día en ese Blog, será el espejo en el que te mirarán los lectores que pasen por allí. Una fotografía, una opinión, un mensaje, una idea...nada de lo que dejes en un Blog será de tu propiedad. Pero esto tiene también una ventaja, aunque banal y rastrera...Mal de muchos, consuelo de tontos.
0 Comentarios

¿Hay seguidismo entre bloguers?

Llego tarde de trabajar y después de ducharme y cenar, un jarro de agua fría me desnuda al leer la entrada que Marce sube hoy a su Blog. ¿Existe el seguidismo entre los Blogs?¿O nos mantenemos en la utopía de que todos los Bloguers expresan su propia y verdadera opinión? No os preocupéis. Esta entrada, no será un aletargador relato sobre como los Bloguers, hacen un copy-paste mental, de otros pocos Bloguers. Y de como estos pocos Bloguers, que realmente exponen su propia opinión, se ven saturados y obligados a opinar sobre casi cualquier cosa, para responder ante semejante demanda de ideales y opiniones varias. Cinco lineas y dos vídeos han hecho mella en mí. Cinco lineas y dos videos han revelado ante mí, mi propia imagen. En ocasiones y sin quererlo, un copy-paste simple y vacio de fundamento real. Miraos a vosotros mismos...pensad y formaros una opinión sobre cualquier cosa. Una aclaración para el lector. Aquel que lee algo y en el mismo momento sabe que está de acuerdo con eso, no hace un copy-paste mental. Solo advierte su propia opinión en el teclado de otro. Habría que diferenciar entre el que dice que sí, se diga lo que se diga, y el que puede decir tanto que sí, como que no.
Un blog, bien merece un triste comentario. No lo digo por este, tengo los que merezco, lo digo por otros que viven en el bullicio del "no coment". Blogs con excelentes entradas que, ya sea por poco conocidos o por emperramiento de sus lectores, transcurren por el río de la blogosfera sin pena ni gloria.

Y es que, como ha comentado Eulalia en su blog y reproducido Marce en el suyo también, los enlaces a distintos blogs son importantísimos para dar a conocer, distintos puntos de vista, sobre una sola cuestión. Y aquí radica la esencia del Bloguerismo...(palabra que me acabo de inventar)...los enlaces a otros Blogs. Un blog nos lleva a otro. Este otro a uno más y así sucesivamente hasta el infinito y más allá.

¿Y es esto todo?...No.

Si nos fijamos un poco mientras Blogueamos, nos daremos cuenta en seguida que hay Blogs que con poco, parecen más Blog que otros. Esto es sugestivo. Nuestra mirada baja, inmediatamente, a la palabra comentarios para saber si la entrada en cuestión está comentada o no. El hecho de que no lo esté, hace que nuestro subconsciente catalogue, automáticamente, ese Blog como de segundo orden. Puede ser todo lo bueno que quiera. Todo lo trabajado que el autor del mismo haya podido hacer. Incluso puede que la información que allí encuentres esté perféctamente definida, clasificada y organizada...un triste comentario definirá su futuro en tu blogosfera personal.

Así también encontramos blogs casi carentes de trabajo. No por ello son más malos, solo que tal vez, no requieren el esfuerzo de los anteriores para mantenerse en distintas blogosferas a la vez. Entendiendo distintas blogosferas, como los blogs que cada usuario visita normalmente todos los días. Estos se diferencian de los otros en la interactividad que poseen. Y esta se la proporcionan los comentarios.

Si nos fijamos, hay veces que visitamos un Blog que contiene cuatro lineas excelentemente escritas. A estas lineas les sigue un rosario de comentarios que, en muchos casos, dialogan sobre lo mencionado en la entrada en cuestión. Y digo bien...DIALOGAN...ya que esto es la base del Blog. Así que empezamos a leer esas cuatro lineas y acabamos visitando los blogs que participan en esa entrada. Y aquí se ve de nuevo la importancia de los enlaces.

El descubrimiento de un blog que a dado el salto de la interactividad en la blogosfera, permite que nosotros conozcamos un mayor numero de blogs que, en el mejor de los casos, nos descubrirá un océano de Blogs interactivos. Y es en este universo de blogs coment, que es como los llamo yo, cuando se consigue el diálogo en nuestro propio blog.

¿Como podemos probar esto?...No podemos...

Pero puedes hacer una cosa que tal vez disipe algo esta duda. Puedes buscar un Blog Coment y comentar sobre lo escrito allí. En algún momento del día, alguien llegará a ti desde esa entrada. Pero no debes caer en la tentación de hacer spam, los usuarios de estos Blogs suelen ser gente que no es tonta. Amén de que el autor del Blog tampoco lo es. Para que tú puedas conseguir que alguien te visite y además, te deje un comentario, tu opinión debe ser inteligente y carente de autopropaganda.

También se puede optar por la soledad. El desierto de un blog sin comentarios. Pero un Blog bien merece un triste comentario.
Y es que una cosa es decirlo y otra hacerlo. Todo empezó el Sábado. Bueno no, hace dos Sábados. Perdonad, no empieza aquí, lo hace mucho tiempo atrás, cuando calló la primera gota de agua, por debajo del fregadero. Y es que ese momento es en el que a cualquiera se le cae el mundo encima. Porque uno ya se ve, a sí mismo, haciendo posturitas para desenroscar el dichoso monomando. Pero empecemos desde un punto en concreto. Hace dos Sábados. Mi mujer, muy suya ella, me cogió de la oreja, y arrastras, me llevó al Leroy Merlyn. En busca del monomando perdido. Así se podría haber llamado esa mañana.... Y llegamos al Leroy, y derechos, a donde los grifos. Menuda jartá de grifos. A ella, le hacían perleta los ojos entre tanto monomando...Claro, viendo caer gotas del fregadero desde hacía más de un año!!! Que no es que cayeran todos los días. Que yo lo apañaba, pero al poco, se jodía el invento y tenía que volverlo a reparar... La cuestión es, que decide cual quiere...y ¡¡¡ catástrofe, no quedan !!!...que ya podían tener mas surtido los desgraciaos esos, con un almacén tan grande. Así que lo dejamos para la semana siguiente, o sea, este Sábado que acabamos de pasar. Y volvemos al Leroy, y encontramos el monomando. Lo compramos. Nos lo llevamos a casa. Y por la tarde, decido ponerlo. Mi mujer, condescendiente conmigo, me deja a solas a mí con el monomando. Para que tengamos tiempo de conocernos, ya sabéis. Y al abrir la caja para conocernos...¡¡¡ Dios, está desmontado del todo!!!... Casi me desmayo de la impresión. Y es que una cosa es ver el monomando de una pieza, y otra verle las tripas. Tras recuperarme de la impresión, decido buscar las instrucciones. No están encima, estarán debajo del todo. Así que decido sacar todas las piezas de la caja. Segunda impresión, con pocos minutos de diferencia...¡¡¡Dios mio, no hay instrucciones!!! ¿Como demonios quieren que monte esto yo solo? Así que decido estudiarlo con calma. El cuerpo de monomando. El grifo en sí. Un par de tornillos para fijarlo al fregadero. El extensible para estirar el grifo. Un montón de juntas, todas juntas, sin ninguna indicación de donde colocarlas. Dos latiguillos, uno para el agua fría y otro para la caliente...¡¡¡ Coño, me sobra un latiguillo!!! Y aquí es donde uno pierde la dignidad. Porque en este momento, es cuando tu mujer llega corriendo por culpa del chillido que has pegado y, sin ningún tipo de amago de duda, dice..."Este latiguillo va aquí, para el extensible"... Y se marcha, como si lo que acababa de pasar, careciera de importancia. Y tú, hundido, humillado, con la hombría por los suelos, te dedicas a montar el monomando en el fregadero. Y la cosa podría haber sido peor. Podría no haber sido capaz de montarlo. Podría haber estado dos días para montarlo, que es lo que he estado realmente. Y mi mujer, podría mirarme por el rabillo del ojo mientras piensa...¡¡¡ Con qué petardo de tío me he casado !!!
Bueno, pues parece que estás un poco harto de los blogs por ahora, así que hemos decidido proponerte un tratamiento de choque para hacer desaparecer esa ansiedad que desde hace unos segundos te mortifica. Ahora solo mira, escucha, no toques el teclado y disfruta del momento.
Por cierto, si crees que este tratamiento de choque te ha ayudado a hacer desaparecer la ansiedad hazmelo saber con un comentario...jejeje