toros ahogándose Está en estos momentos el PSC justificando la libertad de voto que dio a sus parlamentarios el día de la prohibición de la tauromaquia en Cataluña, con aquello de que no hay nada más democrático que la susodicha libertad para enfrentarse a dilemas que son muy sentidos por parte de la ciudadanía y de los mismos compañeros de partido.

El Presi dice que él votó contra la prohibición y afirma que hubiese preferido que ésta no se produjere y que la muerte de la fiesta, si es que alguna vez tenia que llegarle, se materializara de forma natural, por abandono ciudadano.

Pero es que en la justificación de la libertad de voto es donde está la trampa que no convence, a quienes como yo, se preguntan una y otra vez cuantas de las leyes que se aprueban con su voto reflejan de verdad lo que éste les cedía a los políticos el día de la fiesta democrática.

Un voto no es en blanco nunca.

Éste se otorga en función del programa político que el señor que lo pretende ofrece en la campaña electoral. Se votan unas siglas, un ideario, una hoja de ruta inquebrantable que nos sirve a los ciudadanos para sentirnos más o menos identificados con tal o cual partido.

Un voto al PP no se ofrece para que éste, como por arte de magia, decida apoyar la escisión de un territorio Español. A eso se le llama fraude electoral. Ya se que es un ejemplo exagerado, pero es el que se me ocurre para no entrar en otros debates de fraudes electorales que otros partidos han protagonizado en esta legislatura y que nada tienen que ver con el tema sobre el que pretendo profundizar hoy.

Se supone que uno vota a un partido según las singularidades de éste le son más o menos cercanas.

Es imposible coincidir con todas las tesis que un partido político maneja y por tanto la elección de éste se suele basar en la legendaria ley de vida que reza que se elige al menos malo de todos. El partido elegido siempre acabará teniendo supuestos que no serán de nuestro agrado pero que deberemos aceptar, tanto en cuanto éstos se presentan a las elecciones en unas listas cerradas que nos impiden modelar al mismo a nuestro gusto.

Y es aquí, justo en este punto, donde está el problema de lo ocurrido el otro día en el Parlamento Catalán.

Allí hubo un par de centenares de Señorías que se otorgaron el poder de finiquitar una fiesta bajo la aureola de su representatividad parlamentaria de la ciudadanía. Falsa representatividad si como acabamos de decir, ésta decisión no se encontraba entre los ideales, programas o siglas de éstos.

Falsa ya que quien hace cuatro años voto a los susodichos parlamentarios ni se imaginaba que esto pudiera llegar a darse en la vida. El votante aficionado a la tauromaquia que haya tenido la mala suerte de haber votado a uno de los que lo hizo en contra de la misma se debe estar revolviendo de indignación en su sillón de casa. Eso sí, si es que no es de los que tienen unas convicciones como las de los Hermanos Marx.

Nunca se debería votar en pos de una libertad que para nada hace partícipe de ella al propio ciudadano.

Cuando un tema como este se persona en el debate político, su resolución debería someterse al sufragio universal. Puede que un votante de ERC, del PSC o del mismísimo CIU estuviere en contra de la ilegalización de la fiesta nacional. Y es más, hasta puede que otro del PP o de Ciudadans lo hiciera en contra.

Uno no es del PP y además fascista, centralista, anticatalán y antivasquista.

Puede que lo sean los que lo representan tras la decisión que tuvo que tomar a la hora de efectuar el voto, pero no él. Como tampoco un votante de CIU tiene que ser un independentista liberal que cuenta la monedas de su bolsillo antes de ofrecer una opinión sobre cualquier tema.

Puede que el votante del PP sea un tipo al que no le gusta el nacionalismo, o que se siente defraudado por la ley d´Hondt que reparte su voto entre quienes para él no lo merecen. Puede que sea un tipo al que no le gusta en demasía la tendencia de la izquierda a teatralizar todo aquello que toca. Puede que hasta sea un tipo que acepte las autonomías pero a las que ve con demasiado poder en estos momentos.

Y puede que el votante de CIU sea un tipo que no siente de verdad la necesidad de imponer un idioma. Puede que tampoco vea necesidad alguna en eso de tener que demostrar día tras día que se siente Catalán. Puede que hasta sea un tipo que le guste el Madrid.

Sus votos no los hacen a ellos, sino que simplemente los ofrecen para que los políticos los utilicen en su nombre.

Y cuando un político se arroga para sí la razón de la cantidad de votos que le sustentan para tomar una decisión que va contra natura de su propio ideario, programa o sigla de partido, lo que hace es, ni más ni menos, que cometer un fraude electoral en toda regla.

La libertad de voto, en todo tema que se arrope bajo la soberanía popular, está fuera de lugar en cualquier caso. Si los partidos son homogéneos a la hora de ser votados, éstos están obligados a mantenerse del mismo modo a la hora de emitir sus votos.

Y ahí radica la mentira que dice ahora que la soberanía popular ha prohibido los toros.

No señores, los han prohibidos dos centenares de personas con sus votos particulares, no la ciudadanía. Una ciudadanía, ésta sí, que se ha visto obligada a soportar la vergüenza ajena que produce el ver tanto periodista apostado para transmitir la noticia mientras otros temas, sin duda mucho más importantes que éste, pasan inadvertidos para la totalidad de la plebe.

Pd: la foto del principio es cortesía de Marcelino Madrigal.

No se, desde que he escuchado que al final la votación a resuelto estar a favor de la erradicación por ley de las corridas de toros en Cataluña, tengo la sensación de que ya cualquier cosa puede pasar en este país.

No se trata de ser buenista o no, de tomarse las cosas con calma o no.

Se trata de que el poso, que tantos y tantos años de chorradas regionalistas está dejando en la propia sociedad civil, hace que ya cualquier tipo de ensoñación utópica pueda alcanzar la fuerza y vitalidad necesarias para salir adelante en una iniciativa popular, y ésta se vea amparada por la conveniencia política de un supuesto debate de valores que al final se le escape de las manos a quien intentó jugar con ella y acabe convirtiéndose en una realidad palmaria, tal cual lo es ya ésta de la prohibición de las corridas (las de toros, se sobreentiende).

Desde la tranquilidad que da el ser un tipo que más o menos es consecuente con todo lo que escribe en este blog, os digo que ya cualquier cosa está ya presta para ser debatida en un parlamento. Cualquiera, hasta incluso la existencia misma de la propia España. Y si no al tiempo…

Pd: Me sorprende lo de la libertad de voto. Al final no ha sido la sociedad la que ha votado, sino la conciencia de unos cuantos políticos. Y esa es la mentira que nos están queriendo meter doblada a todos.

10 Comentarios

Al paro de nuevo

Bueno, pues parece que las despedidas de este blog no pueden nunca ser de larga duración. Ha bastado que dijera que me iba a retirar un tiempo de la blogosfera para que finalmente me comunicaran que al final, de nuevo, el día seis de Agosto me despiden del trabajo para darme las vacaciones de Verano.

Parece que las fábricas de muebles cierran en Agosto y da la casualidad de que a mi se me termina el contrato en ese mes. Y parece también que lo que para algunos significa la llegada de las vacaciones, para un servidor vuelve a convertirse en una vuelta sin remedio a las tinieblas del desempleo.

Hay dos cosas buenas que me dan ánimos.

Una es que al menos podré disfrutar del Verano a sabiendas de que, en teoría, me volverán a llamar para trabajar en Septiembre, o al menos a mediados de ese mes. Y otra es que irme del blog, lo que se dice irme del blog, no me iré mucho.

Parece que los viajes del camión han caído en picado y de nuevo tendré tiempo libre de sobra para perderlo por estos lares. No esta semana ni la que viene, por supuesto, pero sí que a partir de la siguiente.

De momento me agarraré al clavo ardiendo que significa el fiarse de la palabra de quienes dicen que te volverán a llamar en Septiembre, al menos es lo que el refranero popular dice; ‘menos da una piedra’.

Así que finalmente solo me queda decir…

Hola de nuevo Blogosfera, ¿Qué ha ocurrido estos días sin mi?

12 Comentarios

No tengo ganas...

  • No tengo ganas de hablar de política. En todo el tiempo que llevo escribiendo en el blog sobre este tema, nunca he visto que al final lo dicho sirviera para nada. Pareciera que las posiciones políticas de cada cual fueren inamovibles, indiscutibles, imperecederas. Nada que se pueda decir en cualquier lugar es capaz de modificar nuestras posiciones de partida. Y en esto me incluyo yo. Es sencillo corroborar esto que digo...¿Cuantas veces ha cambiado usted de opinión y esto se ha trasladado al voto? Si ya lo se, opiniones cambian, pero su voto sigue preso de una cadena autoimpuesta.
  • No tengo ganas de hablar de la blogosfera. Entre otras cosas porque ya solo leo tres o cuatro blogs. Es verdad, solo leo tres o cuatro porque sencillamente ya no me da el tiempo para más. Desde hace seis meses mi trabajo me lleva muy lejos de casa y ahora ya ni tiempo para escribir en mi propio blog tengo. Dirán ustedes que ahora sí lo estoy haciendo...pero me es muy cansado montar todo esto en la cabina del camión para despotricar sobre cosas que ni siquiera se exactamente a qué se refieren. No se engañen, para hablar de blogs hay que leer blogs...y este ya no es mi caso.
  • No tengo ganas de poner videos. Me parece una forma tan terrible de finiquitar un blog. Dejarlo al albur de los vídeos que se repiten a miles entre diferentes bitácoras. Convertir un medio de comunicación personal en un simple copypaste de youtube. Liquidar toda una herramienta de expresión escrita entre embeds y enlaces que ni siquiera somos capaces de teclear. Olvidar las noventa teclas que conforman nuestros teclados para centrarse única y exclusivamente en el boton derecho del ratón...
Parece que ya se me pasó el arroz. Aunque en realidad lo que me pasa es que ya no tengo tiempo. No lo tengo para el blog, pero tampoco lo tengo para mi mismo y lo que es peor, me queda muy poco para mi esposa. Por eso he decidido hacer un parón momentaneo en el blog. De vez en cuando escribiré algo...o no. Deseo pasar todos los minutos que esté en casa con mi mujer, disfrutar de paseos, playitas y McDonalds a tutiplen. No es una despedida, no se peocupen, es solo que mientras este duro trabajo se mantenga en el tiempo, creo que dejaré de perder el poco que me queda libre por aquí. Porque sí, al final a uno se le queda el regusto de que todo lo que aquí intentó se ha quedado en el limbo de las utopías. Si no lo creen así pregúntenle a Marcelino. Lo suyo si que ha sido una pérdida de tiempo catastrófica, no para él, por supuesto, sino para todos esos niños que al final han sucumbido ante nuestra atónita mirada a los pervertidos deseos sexuales de un pederasta en una red social como lo es Live Spaces. Me despido de todos momentaneamente. El dominio está pagado para dos años, así que de todo esto nada hay definitivo. Es solo que espero tener más tiempo en un futuro para poder volver a perderlo con todos ustedes. Atentamente de un servidor de ustedes, un saludo.
Con este ambientazo se vivió la final en la Plaza Mayor con la pantalla gigante que el Ayuntamiento se decidió a poner a disposición del pueblo entero. Por cierto, la celebración se realizo muy cerquita de mi casa. No era la Cibeles, ni tampoco Neptuno, pero era la Glorieta de Europa jejeje
Vía Algemesí.info.

soldados

Vía Aquí estuve ayer.

Habría que poner negro sobre blanco cuales deben ser las líneas rojas que delimiten al nacionalismo en España. Si en plena transición el grito que desde las ahora llamadas Comunidades Históricas se entonaba era el de ‘Libertad, Amnistía y Estatuto de Autonomía’, ahora, con todas las competencias prácticamente cedidas a éstas y un estado sumamente descentralizado, éste se ha tornado en el de la simple y llana independencia.

Treinta años acomplejados por el nacionalismo periférico, nos han hecho creer que la descentralización era un mal menor, tanto en cuanto servía para apaciguar las reivindicaciones de los sentimientos nacionalistas. Pero la realidad se torna muchas veces caprichosa y ahora nos damos cuenta de que, si lo que creíamos era que el actual marco constitucional era el que todos nos habíamos impuesto para mantener nuestra propia convivencia a salvo, ahora justamente esos que más y mejor se han beneficiado del susodicho ponen el grito en el cielo y se plantean, con el beneplácito del actual gobierno de la nación, que tal vez éste ya no sea tan bueno como lo era antes.

Habría que poner límites al nacionalismo, y no solo con la ley d’Hondt, sino también con la forma con la que los sucesivos gobiernos de la nación se ven postrados ante las exigencias de unos regionalistas que solo buscan el mantenimiento de su ficticia lucha para permanecer en sus poltronas.

El límite creo que estaría muy claro, que solo los que se presentaran en toda la nación contaran para formar parte del Congreso de los Diputados. Así no habría que tocar la malísima ley antes mentada. Así solo estarían representados quienes de verdad aspiran a gobernar España alguna vez en la vida.

¿Que ellos también merecen representación? Pues claro que sí, les doy la razón, y por eso les recuerdo que para eso ya está el senado.

Alguno hay por ahí que esta mañana en el trabajo se ha quejado de que ayer vio una señera Catalana en el campo de futbol en plena celebración Nacional patria por el triunfo de la Selección Nacional Española en la Copa del Mundo de Futbol. Yo le he recriminado esa queja y le he dicho lo siguiente:

Mientras creamos que una simple señera es capaz de dividirnos, ésta será un arma arrojadiza que quienes desean la confrontación blandirán sin descanso hasta el fin de los tiempos. Por el contrario, si conseguimos que todos los Españoles sientan como propia la Bandera de España, pero no solo esa, sino también la Señera Valenciana, la catalana, la Asturiana, la Gallega, la Extremeña, las Castellanas, la de Euskadi, la Cántabra, la Andaluza, la Madrileña, la Riojana, la Navarra, la Balear y la Canaria y todas aquellas que se puedan lanzar al viento en un intento de asestar una punzada de enfrentamiento entre Españoles, entonces, solo entonces, el nacionalismo separatista habrá perdido su última batalla.

Claro que la Señera es un símbolo Nacional, pero Español. Español como el pa en tomaca, las fabes, el gazpacho, la paella y el cocido Madrileño. Todo eso es España y querer separarlo del resto de símbolos Nacionales para regionalizarlo, o para apropiárselo para unos pocos, es solo hacerle el trabajo sucio a quienes solo del enfrentamiento entre hermanos saben vivir.

espana-con-banderas

¿Que la Señera Catalana ondea al viento en un campo de futbol?

Pues que lo haga, ya que es tan Española como yo. Y que se jodan los que solo la quieren para ellos.

Y es que poco más se puede decir que gracias a todos esos jugadores que lo dieron todo por la Selección Nacional Española. Así de duro ha sido conseguir este trofeo. Así de guarros nos jugaron. Y aún así les ganamos jugando al futbol.

1106193

¡¡¡¡¡Campeones, campeones, campeones!!!!!

¡¡¡Y que viva el amor!!!

No piensen ustedes que servidor es un anti-Alonsista. Más bien deben pensar en lo que ustedes prefieren cada vez que se ponen frente al televisor dispuestos a seguir una carrera de F1.

Fernando-Alonso-Scuderia-Ferrari-Marlboro-GP-de-Australia-Melbourne-Fórmula-1-2010-©-Scuderia-Ferrari- Yo he sido un fiel seguidor de Alonso desde que comenzara, pero una cosa es seguir a alguien que se supone hace bien las cosas, y otra muy distinta es hacerlo cuando las pruebas te demuestran que al final no es más que otro piloto del montón. Un piloto que no arriesga para nada el coche y cuyo pilotaje se limita a un buen ritmo de carrera y los adelantamientos en el pit-stop.

Y no, no soy seguidor de Hamilton, pero ya que lo mencionan les diré que hoy he visto cual es la diferencia entre uno y otro.

Nada más comenzar la carrera Alonso se ha quedado detrás de Rosberg y otro tanto le ha pasado a Hamilton con Weber. La diferencia que ha quedado patente entre los dos está en que mientras que Alonso se ha prestado gustoso (o al menos se ha resignado sin pelea alguna) a realizar el trenecito, que en todos los Grandes Premios acaba por aparecer, Hamilton se ha peleado con Weber, enseñándole el morro tanto por derecha e izquierda, hasta que al final la clara superioridad de los Redbul ha quedado patente y no ha podido más que ver como el culo del coche de Weber, el segundo de la escudería de los de la bebida energética, se alejaba contento y feliz ante su, de nuevo demostrada en pista, superioridad frente a los demás.

Y peor me lo han puesto hoy en la sexta cuando, de golpe y porrazo y sin que sirva de precedente, se han prestado, cual perrito faldero, ha elaborar un reportaje con el que defender a Alonso de quienes como yo ahora creen que éste no es el mismo que ganó los dos mundiales con Renault.

Se pueden ahorrar ustedes hoy los vómitos aforofados y faltos de razonamiento.

Basta con que vean de nuevo el comienzo de la carrera, y otras tantas situaciones similares en las que Alonso se ha visto inmerso, para que comprueben que todo cuanto yo les he dicho aquí es, si no una verdad incontestable, sí una verdad a tener en cuenta.

Alonso, muy a mi pesar, ya no pasa de ser un piloto de trenecito como tantos otros, a no ser que deje ese exceso de prudencia que lo caracteriza en el motor-home y se dedique de verdad a pilotar un formula uno como Dios manda.

De verdad, me caliento cada vez que veo que en La Sexta excusan a Alonso porque no es capaz de realizar un adelantamiento…

Pd: Y que conste que tanto hoy como el fin de semana pasado creo que a Alonso le perjudicaron los jueces de carrera. Pero de lo que aquí hablo hoy no es de jueces y reglas, sino de simple y llano pilotaje de carreras.

Hoy el blog se viste de gala con los colores de la Selección Nacional, y con el apoyo rendido de los Alemanes con su viva España particular, para dar ánimos a nuestros jugadores en el partido de esta tarde jejeje

Nos ofrece Juan seis contundentes razones que restan credibilidad a la estrafalaria afirmación que sentenciaba a muerte a los blogs hace unos meses. De las seis razones, servidor se queda con la segunda.

Los blogs que han cerrado no son una señal de agotamiento del soporte, sino que muestran los síntomas de abandono/fracaso de sus autores. La falta de constancia, de paciencia, de aptitud y actitud, la frustración que genera el planteamiento de unas expectativas desmesuradas, la falta de tiempo necesario para actualizar, la indefinición del posicionamiento y estilo de las bitácoras, son también unos aspectos clave a tener en cuenta. Aspectos causales que afectan de pleno al autor, no al medio.

Por quedarme con otra de las seis razones, también lo haría con la quinta, pero como este post tan solo pretende avisaros sobre un buen comentario en otro blog y para nada espera que se queden ustedes con este único comentario personal de un servidor de ustedes, les invito a que lean ese buen post de Juan y dejen allí sus impresiones…

…si es que aún se acuerdan ustedes de cómo se hacía eso de comentar en los blogs…claro…

Y es que esta canción del Visvi le da mil patadas a la del Waka Waka, por letra, por ritmo y sobre todo por bien hecha. Y no digáis que no jejeje

¡Aúpa España!

Hoy he comenzado la tarde saludando en Twitter. Lo he hecho antes de leer a nadie, sin tener aún una idea sobre de lo que hablar en el blog, y comentando el poco tiempo que he tenido a lo largo de la semana para dedicármelo no solo a mi, sino también a todo lo que me rodeaba.

Y hete aquí que lo primero que me ha respondido en el Twitter ha sido un bot que muy amablemente me ha devuelto el saludo. El bot en Twitter es @DonSaludador y es el primer bot al que se me ha ocurrido seguir jejeje

¿Que porqué seguir a un bot? Bueno, tal vez si pones en tu twitter un ‘hola’ a secas y nadie te responde, comprendas lo bonito que puede llegar a ser ver que @DonSaludador te devuelva el saludo jejeje

  • En sólo 8 meses se han vendido 150.000.000 de licencias de Windows 7
  • Eso equivale a más de 600.000 diarias
  • Hace un par de años, menos del 10% de los netbooks venían con Windows instalado
  • A finales del 2009, ese porcentaje había subido hasta el 96%
  • El servicio Xbox Live cuenta ya con 23 millones de suscriptores
  • 9.000.000 de personas han descargado la beta de Office 2010 antes de su lanzamiento oficial
  • Hay 360 millones de usuarios de Hotmail; a modo comparativo, Gmail tiene 173 millones y Yahoo Mail 284 millones
  • En el último año fiscal, Microsoft ganó 14.500.000.000 dólares netos
  • En ese mismo periodo, Apple ganó 5.700.000.000 dólares y Google 6.500.000.000
Si lo que aparece en este vídeo es cierto, ¿qué hay entonces de aquello de los niños que cosían el balón? Parece que no todo lo que la semana pasada dijimos estaba en lo cierto. Más bien parece que todo fue una mentira.
Durante estos días nos estamos hartando de escuchar que el mundo se acaba por culpa de un papel llamado Estatut. Tal vez habría que recordar la fábula del cuerpospín para que nos hiciera memoria sobre algo que se supone ya sabemos desde hace años, que es mejor estar juntos que separados.
En la edad de hielo muchos animales murieron de frío. Los puercoespín al darse cuenta de ello, decidieron unirse en grupos para así abrigarse y protegerse entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, esos que justamente les proporcionaban más calor, por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.
Y así que se vieron forzados a hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Sabiamente decidieron volver a estar juntos, aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación de los unos con los otros les podían ocasionar y aprendieron que de todas las cosas, lo más importante para garantizar su supervivencia era asegurarse el calor de sus compañeros de viaje.
Tal vez esta sea una lección que todos nosotros debamos aprender de nuevo.
Vía Helektron.
2 Comentarios

Las frases de Bart Simpson

¿Se imaginan ustedes trabajar en una oficina cuyas paredes están decoradas con todas y cada una de las frases que el pequeño Bart ha escrito en la pizarra a lo largo de tantos y tantos años de serie que lleva a sus espaldas?
Pues sepan que esta genial idea la han tenido en una oficina de Londres y el acabado ha sido genial de verdad...jejeje
0 Comentarios

Lo peor de tener un blog es...

...que te encuentres con un pirado acosador que se crea que por el mero hecho de que escribes en un blog tiene derecho a insultarte, perseguirte por todo internet y convertirse en una seria amenaza para tu propia estabilidad emocional y la de toda tu familia...
Y esto no es broma, es una verdad que Jessica nos ha contado, mientras nos confiesa en su artículo que tiene miedo de verdad.
Hace un tiempo, relativamente muy poco tiempo, todo lo que se escribía y decía en la blogosfera quedaba plasmado para los eternos en posts y comentarios que permanecían impolutos mientras el administrador del blog lo permitía. El suceso que lo cambió todo fue el que se cuenta en la fábula del gurú que acertó en una de sus previsiones.
Si bien no soy un gurú ni lo he pretendido ser nunca, sí que es cierto que añoro los tiempos en los que los enlaces eran la forma primordial de comunicación entre blogs. Aquellos tiempos en los que las conversaciones no se veían arrastradas por un maremagnum de estados aleatorios que se actualizaban en un vertiginoso Time Line obsesivo, que hasta los momentos de ir a cagar al water se convertían en supuesta carne de cañón para ser lanzados al cibermundo.
Hoy en día para poder opinar sobre las cosas que pasan en la blogosfera es necesario algo más que un lector de feeds y un blog.
Hacen falta Twitter, Facebooks, Linkedins, Fourquares y demás herramientas asociadas entre sí, dando forma a una macro Red Social llamada Time Line. Hace falta desparramarse por toda Internet entre miles y miles de herramientas.
Convertirse en seguidor y seguido al mismo tiempo. Asociar todas estas herramientas y Redes Sociales entre sí para enterarnos de las cosas casi inmediatamente. Nos hacen falta cincuenta horas diarias de leer correos, estados, posts y reflexiones varias, para podernos hacer una idea más o menos aproximada de lo que ocurre a nuestro alrededor.
Antes con mi lector y mi blog me bastaba para estar informado.
Hoy comprendo que mi tren, ese que me permitía estar en la cresta de la ola, como alguno diría, ha pasado de largo en mi estación y me ha dejado tirado. No me entero de nada. Escribo por inercia sobre las cosas que adivino a botepronto en ese salvaje Time Line que se presenta frente a los ojos antiguos y desorbitados de un servidor de ustedes y por ende, muchas veces acabo luchando contra molinos de viento inventados por mi mismo.
Sí, me he quedado anticuado y solo han pasado cuatro meses. Quien lo diría.
Pd: Solo una petición para ustedes. Cuando nazca una iniciativa, cuando surja una pelea nueva, cuando adviertan que no me he enterado de algo que se supone lo normal sería que me interesara, vengan por favor a decírmelo de esa forma tan anticuada que son los comentarios. De corazón que se los agradeceré, de verdad de la buena.

En este semestre de presidencia Europea, el Presi ha aprendido varias lecciones que le ayudarán a sobrevivir en lo que le queda de legislatura. Una de ellas, sin duda alguna, es la de relativizar los asuntos que comprometen sus pasadas decisiones.

"La soledad del poder consiste en saber que éste es siempre el último teléfono que suena. Y que yo tengo que decidir. No puedo trasladar la decisión a una instancia superior."

Esta frase la dijo hace unos cuantos años Felipe González, según tengo entendido, y la misma fue grabada a sangre y fuego en la piel, tanto de Aznar hace unos años, como ahora en la de Rodríguez Zapatero.

Pero hay una cosa que antes nunca pasó y que es, desde ya, cosecha de nuestro actual presidente del gobierno.

Si para Aznar y Felipe, su teléfono era el último al que se podía llamar porque éste estaba en la cúspide de poder de la Nación, con Jose Luis las cosas cambiaron para siempre y éste pasó, de estar sentado tranquilamente en la poltrona de poder, ha situarse en una zona intermedia en la que su teléfono dejó de ser el último que sonaba.

Pensó Jose Luis que sus decisiones no las podía modificar nadie porque él era la salvaguarda de los Derechos Sociales y sonó por primera vez su teléfono de la Moncloa con una voz grave de negro pálido que le conminó a atarse las tijeras a las manos y empezar con los recortes que nunca se decidió a realizar.

Pero no solo eso. Tras esa fatídica llamada, que se convirtió en el fin de la independencia de un país, llegaron más y más llamadas de otros tantos presidentes a los que los ciudadanos nunca elegimos, pero que irremediablemente se convirtieron en nuestros presidentes consortes.

Llamó una mujer que hablaba Alemán, que recordaba muy bien las opiniones de nuestro presidente en su carrera electoral de hacía unos años, y lo puso a caer de un burro. Sus periódicos atacaban a nuestra credibilidad económica y ella, muy puesta en sí misma, sonreía mientras se deleitaba con la vergüenza ajena que le producía el estado catatónico de nuestro presi días antes de pasar a la historia como el que mayores recortes sociales trajo en una sola legislatura. Merkel creo que se llamaba. Presidenta de uno de aquellos antes mentados países que conformaban la verdadera Europa.

Más tarde llamó una afrancesado con complejo de enano (a lo largo de la historia la humanidad ha aprendido que tiene que cuidarse y mucho de este tipo de personajes) que también recordaba los disparates que en época de bonanza le dedicó nuestro presi en plena campaña electoral Francesa. Ya saben, el Presi nunca tuvo buen ojo para estas cosas. Y ante el despropósito que nuestro presidente iba a realizar se descojonaba mientras le decía al oído: ‘¿No eras tú el que quería volver a Europa?’.

Hemos vuelto a Europa Presi.

Lo malo es que hemos vuelto en un Universo paralelo en el que quienes mandan en su corazón ya no son rojos ni de izquierdas, sino economistas con un corazón de piedra que a las primeras de cambio nos han dado dos ostias bien dadas y nos han puesto mirando pa Cuenca.

Fuera, fuera, ladrones de naciones,
guardianes de la cúpula banquera,
chuecas del capital y sus doblones:
¡fuera! ¡fuera!

Qué lejos quedan aquellos versos de Miguel Hernández...

La electricidad es un misterio. Nadie la ha observado, oído o sentido nunca. Podemos ver, oír y sentir sólo lo que la electricidad hace. Sabemos que hace brillar las bombillas, calienta las planchas y consigue que los teléfonos suenen. Pero no podemos decir cómo es la electricidad en sí misma.
No podemos incluso decir de dónde viene la electricidad. Algunos científicos piensan que el sol puede ser la fuente de la mayor parte de la electricidad. Otros creen que el movimiento de la Tierra produce una parte de la misma. Lo que cualquiera sabe es que la electricidad parece estar en todas partes y que hay muchas maneras de generarla.
Que el que lo hace sea un tipo que solo escribe en Inglés y para el que seguramente tú solo serás un pequeño avatar en uno de esos barridos salvajes que algunos realizan entre los followers de otro usuario de Twitter.
Tengo muchísimas otras razones de peso para negarme a hacer un follow, pero esta es, con creces, la que supera a todas las demás. Y sí, es cierto, entre mis followers de twitter hay mayoría de estos. Es verdad, mi realidad tanto en twitter como en la blogosfera se limita a unos cuantos lectores y followers de calidad, lo demás es solo morralla de la que es imposible escapar...

Encuentro sorprendido y agradablemente fascinado esta recopilación de datos que se nos ofrecen en un artículo de El Confidencial.com y que deja bien a las claras cual es el verdadero problema que padece la clase política Española.

Comenzamos con una recopilación de la preparación académica de los Presidentes de las Naciones vecinas:

  • Barack Obama, presidente de los EEUU: Estudió Derecho en Harvard y se graduó en la Universidad de Columbia en la prestigiosa escuela de Derecho Harvard Law School. Lo hizo con un expediente brillante, magna cum laude. Durante doce años fue profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Chicago. En la Universidad de Columbia estudió Ciencias Políticas y se especializó en Relaciones internacionales.
  • Angela Merkel, canciller alemana: Ya en la escuela y el bachillerato su expediente no pasaba desaparecido. Sobresalía en matemáticas e idiomas. Comenzó sus estudios de física en la Universidad de Leipzig. Durante 12 años una vez completados sus estudios trabajó en el Instituto Central de Química Física de la Academia de Ciencias. Se convirtió en una especialista en química cuántica. Se doctoró en Física por la Academia de Ciencias Berlinesa. Culminó su currículum académico con la Cátedra de Química Teórica y Física en la Universidad de Humboldt en Berlín.
  • Silvio Berlusconi, primer ministro de Italia: Tras estudiar en un colegio salesiano se licenció en Derecho en la Universidad de Milán y se graduó cum laude con una tesis sobre la publicidad.
  • Dimitri Medvédev, presidente de Rusia: Estudió derecho en la Universidad Estatal de Leningrado y se doctoró en 1990 en derecho civil. Impartió clases en la universidad durante ocho años hasta que se incorporó a la alcaldía de San Peteersburgo en 1990.
  • Nicolás Sarkozy, presidente de Francia: Sus primeros años de bachiller no fueron especialmente brillantes aunque terminó licenciándose en Derecho en la Universidad de París X Nanterre en 1978 y un año después retomó su formación académica en el Instituto de Estudios Políticos IEP. Su carrera política comenzó a los 22 años como concejal de la ciudad de Neuilly –sur– Seine.

Y ahora nuestro Presidente y sus ministros:

  • José Luis Rodríguez Zapatero presidente de España: estudió Primaria en el Colegio Discípulas de Jesús en León, cursó el Bachillerato y el COU en un centro privado y se licenció en Derecho con una tesina sobre el Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Su primer trabajo fue como profesor ayudante de Derecho Constitucional en la Universidad y duró sólo cuestión de meses.
  • José Blanco Ministro de Fomento: Inició sus estudios de Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela pero los dejó inacabados ante su temprana incorporación a las filas políticas.
  • Celestino Corbacho Ministro de Trabajo: No hay referencia alguna sobre su formación académica en ninguno de sus perfiles, sólo un breve apunte en el que puede leerse “profesional del comercio”.
  • José Montilla, el presidente de la Generalitat de Cataluña: A sus 25 años, ya era primer teniente de alcalde y aunque inició Economía y Derecho en la Universidad de Barcelona nunca llegó a licenciarse en ninguna de las dos carreras.

Es verdad que también hay expedientes académicos dignos de alabanza dentro del gobierno, pero no es menos cierto que justo los mentados aquí son los más importantes y ninguno de ellos tiene una formación académica acorde al cargo que ocupan.

Pd: Como bien se dice en el artículo, el problema de esto está en la forma en que estos señores están elegidos. Es sencillo elegir quién será el número uno o dos, pero cuanto más larga es la lista más complicado es elegirlos y por tanto éstos acaban siendo los que más a mano quedan. No están los mejores, sino los que más confianza inspiran a sus electores políticos. Esto mismo sucedería con toda certeza en el caso de que cualquier otro partido político alcanzara el poder, sin duda alguna.

La prueba, sin ir mas lejos, la tenemos en nuestros buenos amigos Marcelino, Joan y Luna. Tres bloguers que han decidido que la piedra filosofal de sus bitácoras sea la lucha contra la pederastia y que no han conseguido más que unos cuantos comentarios, otros tantos posts de apoyo y algún que otro enlace perdido reconociendo su loable labor.

Entre los tres suman más o menos doce o trece años de denuncias continuadas de lo que sucede en la red, y en el primer caso, el de Marcelino, lo más cerca que ha estado de solucionar algo se ha traducido en meras buenas palabras y palmaditas en la espalda que al final no han servido para nada. Además le han cerrado una cuenta live, su blog de Spaces y le han eliminado dos cuentas de Twitter.

Ese ha sido el precio que ha pagado por mostrar la verdad. Eso lo que cuesta hacerlo. Esa la lección que todos hemos aprendido ya.

Esa es la realidad de la blogosfera.

No somos periodistas, es verdad, pero es que ni siquiera a la suela de los zapatos les llegamos a esos profesionales y ya nos creemos que por escribir un post en nuestro blog va a temblar la tierra bajo los pies de quien ose ofendernos con la palabra. Miramos a quien nos pretende engañar y pensamos, que en cuanto nos enfrentemos al teclado de nuestro ordenador, le dedicaremos un post que lo pondrá a caer de un burro para que se entere de lo que vale un duro, e ignoramos, oh! pobres neófitos de la profesión, que hay algo mucho más importante que el talento para que nuestros escritos lleguen a tener eco en la actualidad, hace falta un atril desde el que darlos a conocer.

Los periodistas, que son quienes es verdad que sí lo tienen, están atenazados por compromisos de sus empresas con esas otras empresas dueñas de los lugares en donde se cometen tan horrendos delitos y por tanto nada pueden hacer en favor de estas protestas salvo a título personal, lo que invalida de todas todas su atril y convierte sus posts en otras tantas gotas de una fina lluvia llamada blogocosa.

Escribir posts nos ayuda a nosotros, pero no a quienes parece que queremos defender.

Es como si nos hubiésemos convertido en simples perritos falderos, que osan ladrar al individuo del otro lado de la valla tan solo porque saben, a ciencia cierta, que éste nunca la traspasará y por tanto no tomará represalias contra nosotros. Ladridos que a oídos de los que escuchan no significan nada más que simple ruido y que no llegan a transmitir la realidad que pretenden dar a conocer. Ni siquiera conseguimos propagar esta lucha entre los millones de perritos falderos que a nuestro lado ladran a su individuo particular sin prestar atención a su alrededor.

Tres años luchando para que a uno lo llamen pedófilo, eso le ha pasado a Marcelino.

Tres años de tu vida tirados a la basura simplemente porque aquí, en la blogocosa, cualquiera te dice que hace relojes y se lo cree. Tres años de en mi blog se escribe de lo que yo quiero. Tres años de llamarte mentiroso, buscapleitos, necesitado de fama. Tres años de dolor de cabeza sin un solo día de respiro.

Tres años en los que siempre he visto hablar de esto a los mismos bloguers. Tres años y todo, absolutamente todo, está tal cual lo encontraron estos tres grandes bloguers por primera vez. Tres años y la inmunidad es la principal de las características que reflejan la realidad de la pornografía infantil en la red. Trece años, de tres vidas, prácticamente tirados a la basura.

Espero que a partir de hoy esos trece años adquieran la importancia que realmente merecen. De corazón lo espero.