12 Comentarios

No tengo ganas...

  • No tengo ganas de hablar de política. En todo el tiempo que llevo escribiendo en el blog sobre este tema, nunca he visto que al final lo dicho sirviera para nada. Pareciera que las posiciones políticas de cada cual fueren inamovibles, indiscutibles, imperecederas. Nada que se pueda decir en cualquier lugar es capaz de modificar nuestras posiciones de partida. Y en esto me incluyo yo. Es sencillo corroborar esto que digo...¿Cuantas veces ha cambiado usted de opinión y esto se ha trasladado al voto? Si ya lo se, opiniones cambian, pero su voto sigue preso de una cadena autoimpuesta.
  • No tengo ganas de hablar de la blogosfera. Entre otras cosas porque ya solo leo tres o cuatro blogs. Es verdad, solo leo tres o cuatro porque sencillamente ya no me da el tiempo para más. Desde hace seis meses mi trabajo me lleva muy lejos de casa y ahora ya ni tiempo para escribir en mi propio blog tengo. Dirán ustedes que ahora sí lo estoy haciendo...pero me es muy cansado montar todo esto en la cabina del camión para despotricar sobre cosas que ni siquiera se exactamente a qué se refieren. No se engañen, para hablar de blogs hay que leer blogs...y este ya no es mi caso.
  • No tengo ganas de poner videos. Me parece una forma tan terrible de finiquitar un blog. Dejarlo al albur de los vídeos que se repiten a miles entre diferentes bitácoras. Convertir un medio de comunicación personal en un simple copypaste de youtube. Liquidar toda una herramienta de expresión escrita entre embeds y enlaces que ni siquiera somos capaces de teclear. Olvidar las noventa teclas que conforman nuestros teclados para centrarse única y exclusivamente en el boton derecho del ratón...
Parece que ya se me pasó el arroz. Aunque en realidad lo que me pasa es que ya no tengo tiempo. No lo tengo para el blog, pero tampoco lo tengo para mi mismo y lo que es peor, me queda muy poco para mi esposa. Por eso he decidido hacer un parón momentaneo en el blog. De vez en cuando escribiré algo...o no. Deseo pasar todos los minutos que esté en casa con mi mujer, disfrutar de paseos, playitas y McDonalds a tutiplen. No es una despedida, no se peocupen, es solo que mientras este duro trabajo se mantenga en el tiempo, creo que dejaré de perder el poco que me queda libre por aquí. Porque sí, al final a uno se le queda el regusto de que todo lo que aquí intentó se ha quedado en el limbo de las utopías. Si no lo creen así pregúntenle a Marcelino. Lo suyo si que ha sido una pérdida de tiempo catastrófica, no para él, por supuesto, sino para todos esos niños que al final han sucumbido ante nuestra atónita mirada a los pervertidos deseos sexuales de un pederasta en una red social como lo es Live Spaces. Me despido de todos momentaneamente. El dominio está pagado para dos años, así que de todo esto nada hay definitivo. Es solo que espero tener más tiempo en un futuro para poder volver a perderlo con todos ustedes. Atentamente de un servidor de ustedes, un saludo.

12 Comentarios:

    Va a ser el tiempo... a mi tampoco me apetece mucho.
    Nos vemos.

    Nos vemos, que todo vaya bien,

    Lo llevas en la sangre, así que no es una despedida, será un hasta pronto.

    Un abrazo.

    En ocasiones viene bien un parón.
    Un abrazo.

    Seguramente volverás pronto compa.
    Saludos y que todo marche bien

    Pues nada prim, a administrar el poco tiempo que te quede.

    Bueno, seguro que escribiré algo de vez en cuando, pero nada de comprometerme a uno semanal ni nada parecido, tan solo cuando surja...

    De todas formas, muchas gracias a todos.

    No sé que es lo que pasa ahora que no hay tiempo para uno ni para nada. Es que esta forma de vida que el mísmo ser humano ha creado es simplemente asfixiante.

    Hasta pronto ;)

    Me enteré de tu decisión a través del Facebook, y como no me lo creía, me he paado por aquí para descubrir la crudeza de tu "hasta pronto".

    Y no me mola... Desde luego, porque te he considerado desde que te conocí, un referente intelectual de la blogocosa a quien echaré de menos.

    Pero sobre todo no me mola por el tono con el que escribes este último post... Te despides con frases derrotistas, como si aceptaras haber perdido una guerra que quizá ni existió (sólo quizá...) Te marchas enfadado, casi con desdén, y cargando con el rencor hacia el mercantilismo que no actuó para solucionar el problema pedófilo de Marcelino. Y cierras el chiringuito dejando un aroma de autocompasión que me niego a aceptar que pertenezca al mismo Antonio E. Zafra que en otras ocasiones fue manantial de optimismo...

    Y que conste que me parece más que normal (incluso te diría que recomendable...) que prefieras pasar tus pocos momentos de tiempo libre con tu mujer, en lugar de entregárselos al monitor... Cuestión de prioridades... Pero una despedida con este regusto amargo... ESO NO SE LE HACE A TU COMUNIDAD DE FIELES INCONDICIONALES.NOS MERECEMOS UN BOTELLÓN FINAL, UN BRINDIS AL SOL, UNA FRASE PARA EL RECUERDO Y UNA FIRME PROMESA DE QUE PRONTO NOS VEREMOS!!!

    Por lo que a mí respecta, te echaré de menos, Antonio!! Un abrazo... Ah!! Y no te pases dedicando demasiado tiempo a tu mujer, a ver si se va a sentir agobiada, sin su espacio vital, y va a acabar diciendo la terrible frase "prefería cuando te tirabas horas escribiendo en el blog!!!"

    Cuídate!!

    Tampoco te agobies, descansar de vez en cuando y disfrutar de la "vida real" es como un soplo de aire fresco, solo hay que escribir lo que uno quiere y cuando a uno le apetece, cuando se convierte en una obligacion deja de ser divertido, y esto solo se debe hacer para divertirse (o para ganar mucha pasta ;) )

    Bueno, que descanses y te diviertas, ya nos veremos mas adelante

    El mundo sigue girando e internet circulando.
    Saludos.

    ahora que manco sólo leo... ¡vuelve pronto Mosquitero! Pronto te volverá el gusanillo jeje

Publicar un comentario