Hace un tiempo, relativamente muy poco tiempo, todo lo que se escribía y decía en la blogosfera quedaba plasmado para los eternos en posts y comentarios que permanecían impolutos mientras el administrador del blog lo permitía. El suceso que lo cambió todo fue el que se cuenta en la fábula del gurú que acertó en una de sus previsiones.
Si bien no soy un gurú ni lo he pretendido ser nunca, sí que es cierto que añoro los tiempos en los que los enlaces eran la forma primordial de comunicación entre blogs. Aquellos tiempos en los que las conversaciones no se veían arrastradas por un maremagnum de estados aleatorios que se actualizaban en un vertiginoso Time Line obsesivo, que hasta los momentos de ir a cagar al water se convertían en supuesta carne de cañón para ser lanzados al cibermundo.
Hoy en día para poder opinar sobre las cosas que pasan en la blogosfera es necesario algo más que un lector de feeds y un blog.
Hacen falta Twitter, Facebooks, Linkedins, Fourquares y demás herramientas asociadas entre sí, dando forma a una macro Red Social llamada Time Line. Hace falta desparramarse por toda Internet entre miles y miles de herramientas.
Convertirse en seguidor y seguido al mismo tiempo. Asociar todas estas herramientas y Redes Sociales entre sí para enterarnos de las cosas casi inmediatamente. Nos hacen falta cincuenta horas diarias de leer correos, estados, posts y reflexiones varias, para podernos hacer una idea más o menos aproximada de lo que ocurre a nuestro alrededor.
Antes con mi lector y mi blog me bastaba para estar informado.
Hoy comprendo que mi tren, ese que me permitía estar en la cresta de la ola, como alguno diría, ha pasado de largo en mi estación y me ha dejado tirado. No me entero de nada. Escribo por inercia sobre las cosas que adivino a botepronto en ese salvaje Time Line que se presenta frente a los ojos antiguos y desorbitados de un servidor de ustedes y por ende, muchas veces acabo luchando contra molinos de viento inventados por mi mismo.
Sí, me he quedado anticuado y solo han pasado cuatro meses. Quien lo diría.
Pd: Solo una petición para ustedes. Cuando nazca una iniciativa, cuando surja una pelea nueva, cuando adviertan que no me he enterado de algo que se supone lo normal sería que me interesara, vengan por favor a decírmelo de esa forma tan anticuada que son los comentarios. De corazón que se los agradeceré, de verdad de la buena.

10 Comentarios:

    Te está haciendo mayor!!!!
    Bueno pues si no he entendido mal...voy a ello si lo ves interesante, te has perdido una exposición de cuadros en la cual he participado??
    Si es asi, pasate!!
    Un abrazo Toni

    Y lo peor encima es luego ser capaz de atender comentarios tan descentralizados, porque tampoco creo que te falten los amigos que te leen pero te comentan en algún programa de mensajería instantánea jejeje.

    Un saludo

    Pues sí que me lo perdí Arena jejeje voy a verla ipsofacto!

    Eso también es cierto Dayer, encima hay que buscar los comentarios que se despatarran por toda la red en diferentes lugares, con diferentes herramientas y que casi casi pasan inadvertidos por todos ya que nadie sigue el time line entero de nadie jejejeje

    No se si es eso u otra cosa, lo cierto es que algo está cambiando si no mira el movimiento que hay en la blogosfera ultimamente...

    En mi opinión es twiter el culpable, ¿que necesidad hay de postear cuando en dos palabras y un enlace lo puedes decir? y ¿que necesidad hay de comentar cuando picando un botón va un RT que el bloguero te agradece como si te hubieras tomado la molestia de comentar?

    Muy acertado tu comentario Eulogio...sin duda creo que Twitter sí que es bastante culpable de todo esto. Si te fijas, todas las Redes Sociales implementaron eso de los botones para compartir tras el éxito de Tweetmeme, así que razón no te falta amigo mio.

    ¿estas un poco decepcionado? no cabe en ti, sabes que este artilugio queda obsoleto en cuatro dias, la verdad un blogs es un coñazo tanto el propio como el ajeno,es mas de los mismo, cada uno con su tema, cuando los visitas unos dias, terminas aburrido, las redes sociales estan mas surtidas de temas.
    Aun con todo esto soy fiel y te sigo. Un abrazo chavalote

    No comparto para nada tu opinión Gala. Eso depende de para qué utilices tu blog. Si lo haces para lo mismo que yo, opinar sobre las cosas que pasan a tu alrededor, el blog no es un coñazo. Si por el contrario limitas el blog a hacer reír y compartir chorraditas, lo normal es que te acabes repitiendo y acabes publicando lo mismo que muchos otros a la vez, con lo que ni te aportará nada a ti ni a nadie.

    Es solo cuestión de decidir qué quieres hacer con tu blog, el resto viene rodado. Lo que pasa es que para opinar hay que informarse, y para ello se necesita un tiempo que no tengo ahora mismo, por eso la entrada jejeje

    que no compartas mi opinion es logico, tu eres un entusiasta de la blogosfera, y yo, una principianta.Utilizar un blogs para opinar de las cosas que pasan a tu alrededor esta bien,pero estas opiniones se comparten con los que te rodean,con los mas cercanos, a mi no se me ocurre compartilas en la red, pero para gustos colores

    Gala, compartir opiniones no es apartar la intimidad de tu vida. Otra cosa es que creas que las opiniones de cada cual son justo para eso, para cada cual. En ese caso ya nada puedo decir...

Publicar un comentario