Nosotros, como simples ciudadanos, estamos suficientemente capacitados para decidir airear lo que pensamos sin mordernos la lengua corriendo el riesgo de equivocarnos. Nosotros, los usuarios, los ciudadanos, estamos en nuestro derecho a no leer el BOE, o cualquiera que sea el medio con el que el estado decida dar a conocer las subvenciones que otorga, y aún así ponernos a vomitar sobre ello aun a riesgo de cometer el error de fallar en nuestras aseveraciones. Nosotros, los que no ganamos nada, los que digamos lo que digamos no estamos capacitados para mover ni un milímetro la intención de voto que tanto preocupa a los políticos que manejan nuestros dineros, podemos permitirnos el lujo de equivocarnos a sabiendas de que aunque ello ocurra nada salvo nuestra ya de por sí escasa credibilidad se pondrá en duda. Pero claro, eso lo podemos hacer nosotros, pero los políticos que tanto alardean de rigor, conocimiento y demás lindezas…

Joserp Bermudez

Políticos que opinan a sabiendas de que lo que dicen es falso. Políticos que aseveran falsedades pese a tener todos los datos que rebaten sus afirmaciones delante de la cara. Políticos que piensan que una nota de disculpa bañada en el victimismo más puro que jamás haya leído, bastan para pedir el olvido de un error garrafal que, como mínimo, los cuestiona en algo tan básico como la comprensión lectora. Políticos, que infectados del virus de la inmediatez dospuntocerista, no dudan en publicar acusaciones infundadas y montar comunicados incendiarios para satisfacer el ego cibernauta de quien no es más que eso, un sencillo político igual a aquellos a los que acusa de corrupción.

4 Comentarios:

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    Los políticos son políticos y tanto sean de derechas como de izquierdas lo único que quieren de nosotros es asegurar sus sueldos y los de su estirpe.

    Cierto.

Publicar un comentario