10 Comentarios

Encantados de conocerte

Mirad, yo me he tirado muchos pedos en esta vida, pero eso sí, he intentado siempre estar muy, pero que muy seguro, de que nadie estuviera cerca de mi en esos momentos de relajación esfinteriana.
Esta mujer, desde este momento, se asegurará de por vida de hacer lo mismo que yo.

10 Comentarios:

    Esta ventosidad también es muy buena.

    Saludos

    jajaja...y lo que me he reído al verla...jajaja

    Madre mia..yo puedo morirme, xDDD.

    Por cierto Toni, aún no te he felicitado por el nuevo blog, jejejeje. Ya veo que has dado el salto a lo grande :)

    Eso me paso el dia de mi examen de conducir. Me tiré un pedo en mitad del examen por que ya me sabía suspenso y me dije hay va eso. La siguiente semana me saque el carnet.

    Gracias Pikaro, ya ves...a lo A-List...jejejeje

    Jimmy no me jodas!!!...juasjuasjuas.¿Y no hiciste con la mano coo si fuera un palmito hacia atrás para que se lo comieran entero?

    Lo tenia que haber hecho la verdad. El tío fue muy injusto conmigo. Me lo puso muy difícil. Menos mal que la siguiente vez aprobé, no me tiré ningún pedo je je je...

    Una vez estaba yo trabajando y me entraron ganas de tirarme un pedo, así que me levanté, salí de la oficina y me dirigí hacia un almacén en el que tenemos telas y alfombras amontonadas y en el que raramente hay gente, por lo que nada más llegar a la puerta y dando por hecho que no había nadie, abrí de escotilla y lo dejé salir.
    Cuando me di la vuelta para regresar a la oficina, la risa de una chica me hizo volver a mirar dentro del almacén y ¡ohhh!, sorpresa... sin darme cuenta me había tirado un pedo casi delante de las narices de una de las mujeres más hermosas que he visto en mi vida y que para más señas diré que era la mujer del futbolista Penev.
    Me quedé tan cortado que no pude ni decir aquello de Tierra trágame.
    Eso sí, a partir de ese día, la chica que era clienta y para la que yo hasta ese día había pasado desapercibido, me saludaba muy sonriente.
    Me he acordado muchas veces de ese pedo pues aparte de alivio físico, cada vez que la veía por ahí y me saludaba sonriente, los que estaban conmigo se morían de envidia, alguno me llegó incluso a preguntar que les daba... evidentemente no mo creían cuando les decía que un pedo casi en la cara.

    jajaja. La mujer de Penev...pues esa estaba muy buena Manolo. Y te saludaba...me das envidia...jejejje

    Estaba muy buena tony, muy, pero que muy buena... y me saludaba muy sonriente. Claro que de eso ya hace unos cuantos años. La de pedos que me he tirado desde aquella.
    Lo increible es que aquella hermosura a la que no conocía me sonriese por aquel pedo y en cambio mi mujer me llama cerdo aunque se me escape uno sin querer.

    Por eso digo que cada día las entiendo menos.

    es que aquel pedo fue a primera vuelta Manolo...jajajaja

Publicar un comentario