Hace ya un mes, es más, hoy hace justo un mes, hablamos en el blog sobre las votaciones en Bitácoras.com y las quejas que se estaban dando, al parecer, porque los votos comenzaban a fluctuar en su valor de uno, a dos, tres o cinco puntos, según quien votara y a quien fuera dirigido el voto.

Hoy, desde cosechadel66, se vuelve a la carga con un cuento bonito, real y exquisitamente escrito, que finalmente obvia que los malos, esos grandes brujos que son los administradores de la Plaza Bitácoras, no son tan malos como parecen. Es más, cuidan de los pequeños magos que por allí se pasean, intentando que desde los que más luz emiten, hasta los que por juventud no son capaces de hacer que ésta sea fuerte y vivaz como la de los primeros, tengan las mismas posibilidades de ser vistos por el resto de habitantes de la plaza.

Esta entrada está contada en forma de cuento, porque no se puede concebir una respuesta a un cuento ofrecida en forma de novela histórica, si no que se debe al público para el que está pensada, los amigos de los cuentos, de los magos y de las esferas de magia llamadas blogs.

Y aquí va esta vieja historia que espero os aclare el pasado de la Plaza Bitácoras.

Hace mucho tiempo, antes incluso de que la Plaza Bitácoras hubiera sido pensada, hubo unos magos muy poderosos que copiaron la idea que otros, de un país muy lejano, habían tenido sobre una plaza en la que podrían aparecer las entradas de los bloguers que así lo quisieran. Aquella plaza se llamaba Digg, y ellos quisieron emular la suya propia para bautizarla como Plaza Menéame.

En ella, la plaza Menéame, todos podrían leer los blogs de los otros y así crear una comunidad en la que todos pudieran tener la visibilidad que ansiaban.

Al principio todo fue bien. Hubo muchos que se interesaron en aquella peculiar plaza que tantas alegrías les daba a sus visitantes. Allí conocieron multitud de amigos, con los que comenzaron a tener una relación de amistad más profunda de lo que esperaban, y poco a poco se fueron haciendo asiduos a sus blogs.

El tiempo fue pasando y las cosas mejoraron mucho para los Primeros Usuarios de aquella plaza. Tenían muchas visitas en sus blogs y sus entradas estaban siempre en portada, porque no importaba qué escribieran en sus blogs, sus amigos mediante los votos les daban esa visibilidad que siempre buscaron, y desde la plaza les llegaron multitud de visitantes anónimos, que acudieron presurosos a aquellos blogs que parecían tan buenos, por estar siempre en los mejores escaparates de la plaza.

Pero una cosa empezó a fallar en el albor de una nueva era. Y los Grandes Administradores creadores de la Plaza Menéame, decidieron dar valor a los votos y asignar un karma especial, que estuviera en consonancia con lo que los habitantes de la plaza hicieran. Habían decidido sin saberlo el desafortunado destino de su creación, le dieron un poder a unos pequeños usuarios que nunca esperaron tenerlo en sus manos.

Al principio todo pareció estar bien y las medidas fueron bien acogidas por los usuarios. Pero hubo un fallo a la hora de hacer el conjuro, sucedió que todo el esfuerzo de los Grandes Administradores se fue al garete, porque en vez de diversificarse la portada de la plaza, ésta comenzó a estar más y más copada siempre por los mismos usuarios, los Primeros Usuarios.

Y entonces esos usuarios, los Primeros, comenzaron a ser conscientes del poder que tenían y actuaron en consecuencia. Cogieron ese poder que les habían regalado y se pusieron a defenderlo con uñas y dientes. Se revelaron contra los Grandes Administradores y se hicieron los dueños y señores de la Plaza.

Ello llevó a los habitantes de los alrededores, los Jóvenes Usuarios, a denominarlos la Mafia de Menéame. Ellos, que habían sido los Primeros Usuarios, los que hicieron que aquella plaza cobrara la vida de la que ahora disfrutaban, eran considerados una simple mafia por el resto de los habitantes de la misma.

No lo entendían y eso hizo que en innumerables ocasiones decidieran contraatacar, con su poder, para eliminar las entradas de los blogs que los hacían quedar mal de las portadas, dando solo paso a los escaparates de la plaza a aquellos que pensaran más o menos los mismo que ellos. La plaza, sin que hubiera sido esa su intención al principio, se transformó en un coto privado en el que solo tenían cabida sus amigos y los que pensaran más o menos lo mismo que ellos.

Y eso sucedió hasta que un día, uno de los Grandes Administradores de la plaza Menéame, se decidió a borrarle un comentario a uno de esos usuarios que estaban allí desde el principio, a uno de los Primeros Usuarios. Exactamente se lo hicieron al que más poder tenía de todos ellos y la gran guerra estalló.

Nunca en toda la historia de aquella plaza hubo una batalla tan cruenta entre Grandes Administradores y los Primeros Usuarios. Miles y miles de visitantes de aquella plaza desaparecieron para siempre y otros tantos se jactaron del penoso espectáculo que sobrevino durante la batalla. Alentaron con vítores falsos a quienes participaban en la lucha, con la única intención de ver cómo era destruida aquella plaza, que tantas veces los denigró, por no formar parte de aquel selecto grupo de los Primeros Usuarios.

Durante días la sangre vestida de tinta bañó las aceras de la plaza y anunció la muerte de una Era, la de la Mafia, la de los Primeros Usuarios, para confirmar el nacimiento de otra, una que aún hoy no tiene nombre. Los Primeros Usuarios se enfrentaron a los Grandes Administradores y perdieron, porque como todo el mundo sabe, los Grandes Administradores siempre tuvieron el poder, lo que pasó es que delegaron en sus preferidos, los Primeros Usuarios, el buen funcionamiento de la plaza y estos les fallaron.

Y el poder de los Grandes Administradores es tal, que ni si quiera el poder de mil millones de Primeros Usuarios, hubiera sido capaz de doblegar la voluntad de éstos. Más cuando lo que ellos querían no era librar una batalla por conseguir algo justo, si no limitarse a plantear a los administradores una guerra, en la que se les pretendió usurpar el poder para comenzar una revolución, la de los Primeros Usuarios, una guerra para derrocar a los Grandes Administradores.

Y perdieron, porque si hay alguna verdad en esta historia, una verdad que pervive desde el amanecer al ocaso de todos los tiempos, es que nadie está obligado a permanecer en ninguna plaza que no le guste.

Y aquí acaba el cuento.

Ya ves, piensa en el principio de este cuento y sitúa ahí a Bitácoras.com. Pueden pasar dos cosas diferentes.

  • Que la historia se vuelva a repetir y Bitácoras acabe convertida en un nuevo Menéame de manos de buena gente, que en un principio solo buscaron amistad, pero que poco a poco comenzarán a corromperse como lo hicieron los Primeros Usuarios.
  • Que aprendamos del pasado y veamos en las decisiones de los Administradores de Bitácoras.com no un abuso de poder, si no un remedio hacia lo que ellos ven venir, una transformación paulatina de su querido agregador de noticias en un coto privado de unos cuantos amigos, que aunque sin mala intención, copen las portadas todos los días con noticias que si bien son importantes para ellos, no lo son para la mayoría.

Y esto pasa, queridos administradores de Bitácoras.com, por haber cometido el terrible error de diferenciar los votos de unos y otros. Si todo hubiese sido como al principio, un usuario un voto, nada, absolutamente nada de lo que está pasando hubiese sucedido. Entre otras cosas, porque nadie salvo vosotros hubiera tenido más poder que el que se merece, el de un simple y hermoso voto.

21 Comentarios:

    Buenas, Antonio. Y perdóname si te tuteo. Te agradezco los halagos sobre mi escrito, de verdad. Sólo quiero aclarar una cosa, que además es fácil de comprobar. No es necesario obviar absolutamente nada, porque en ningún momento se dice que los administradores de Bitácoras sean malos. Es más, los alabo y les doy la enhorabuena, tanto en el texto como en cualquier comentario siguiente. En este post, tu expresas una opinión, que es exactamente lo que yo he querido hacer en el mio. No tenia la forma de un cuento para que no fuera contestado, o fuera dificil hacerlo, sino porque no queria darle demasiada importancia. Esto no es una guerra, es simplemente un intercambio de opinones. Asi de sencillo. Y nada más que eso debe ser.

    Un saludo y una enhorabuena sincera por tu trabajo en tu blog.

    Carpe Diem

    Cosecha yo solo he intentado explicar con otro cuento qué le ocurrió a otra plaza hace ya unos años y en qué derivó. A veces podemos defender posiciones que no son las justas.

    Yo creo que los votos deberían ser de un usuario un voto y todo este problema estaría solucionado.

    Además, me ha encantado escribir este post, es la primera vez que escribo un cuento jajajaa

    Antonio, cada vez me gusta más tu blog. Te lo digo en serio. Y cada vez me gusta más cómo tratas los temas.
    Para nada queremos que Bitácoras pierda el lugar que ocupa, ni que quienes lo hicieron posible sean los que paguen los platos rotos, que suele ocurrir.
    Yo estoy contento, por más ambición que puedan verme. Tal vez me pierdan los impulsos primeros. Pero estoy encantado de haberos conocido.

    Pues me ha gustado este cuento, esto es como la frase..La avaricia rompe el saco, .Esos que solo quieren estar en el primer lugar para que es para presumir, para fardar? , eso da a entender que solo utilizan el blog para competir.
    Lo de Bitacoras es cierto ademas depende en que posición estes tienes los puntos para votar, yo tenia hace unos dias tres para votar pero como yo aun no entiendo poque sube y baja un blog asi de la noche a la mañana, pero bueno no me quita eso el sueño.
    un saludo

    Froilán serás de los pocos que digan que les gusta cómo trato los temas jejeje. Normalmente me llaman radical y otras cosas que no vienen al caso.

    A mi me encanta ver a la comunidad de Bitácoras unida en torno a un único objetivo, hacer que los pequeños, los jóvenes usuarios, tengas las mismas posibilidades de ser portada que los antiguos, los que más poder en forma de voto tienen. Ellos, los administradores de Bitacoras lo intentan, pero críticas como la que se están haciendo debilitan la credibilidad de éstos y los hacen dudar sobre si han hecho bien o no las cosas.

    Personalmente creo que no lo han hecho bien, entre otras cosas porque han creados clases entre los usuarios con las valoraciones de los votos. Si esas valoraciones no estuvieran en función del usuario, si no de las referencias de otros posts hacia ellas sería otro cantar.

    De verdad, la entrada no pretende encabronar a nadie, solo explicar qué pasó no hace mucho tiempo con un agregador que comenzó más o menos igual que Bitácoras.com.

    Lola me alegra que te guste jejeje. Pues mira, es la primera vez que escribo un cuento juas. Lo de los votos depende de la posición en el Top Usuario que tengas. Y esa posición depende de la cantidad de bloguers que sigas, de la cantidad de los que te sigan a ti, de la cantidad de votos que realices y de la cantidad que reciban tus posts. Es un maremagnum de trocitos de razones que hacen que unos sean el Top15, como yo, o el Top300 como otros.

    Un saludo a los dos.

    Amén. Has hilado muy fino. Como joven usuario de bitacoras, muchas veces yo mismo me he preguntado lo que cuesta llegar a poner una noticia entre las más votadas

    En principio prima sobre todas las cosas el buen contenido de la misma Eugenio. Lo malo es que la diferenciación de votos hace que la posible amistad y el error de votar solo por esa cuestión, sin importar qué ponga o deje de poner en dicha entrada, haga que la llegada de quienes no pertenecen al selecto grupo de los Top Usuarios que se votan entre si por amistad, sea casi más una quimera que una posibilidad palpable.

    Y no pasa esto aquí por maldad, si no por desconocimiento, porque aquí han llegado personas buenas que han confundido la amistad con la reciprocidad del voto.

    Solo hay una confusión, no un deseo real de construcción de un coto privado. Y de eso se darán cuenta con el tiempo. Siempre es cuestión de tiempo.

    Un saludo Eugenio.

    Yo no me siento discriminado en Bitacoras. com y eso que casi nunca estoy en portada. Me gusta tener visibilidad, pero asumo que Marginalia es un proyecto muy personal y minoritario. Así que no me cabreo cuando no me votan. Lo de Menéame es responsabilidad de Galli, y el mismo lo asumió. Fue idea de Galli no de los administradores.

    No se trata de sentirse discriminado o no, si no de tener en cuenta que la diferenciación de los votos crean grupos queramos o no que pueden adulterar el funcionamiento de cualquier agregador. Aunque esos grupos no se hayan creado específicamente para eso. Aunque el privilegio que tienen los componentes de ese grupo no haya sido más que un premio que los administradores del sitio decidieron otorgarles.

    Gallí es el capo de topdo aquello, y aunque es verdad que fue Galli, el resto de administradores y los que se revelaron contra él siempre jugaron a favor de sus tesis y formaron una verdadera mafia alrededor de aquel agregador.

    Queramos o no, los hijos se comieron a la madre en el dia del Ban Day.

    Hola Antonio.. me ha gustado tu cuento y el de cosecha66, al que sigo desde que comenzó su andadura.

    Desde hace tiempo soy de bitacoras y a veces me he preguntado el porque a la hora de votar unos valen mas puntos que otros.. Ahora me encuentro en la posición 33 y me sigo preguntando porque ahora soy una privilegiada y mi voto vale tres puntos...Siempre he pensado que todos somos iguales... escribimos en nuestros blogs siempre que el trabajo nos deja y comentamos y votamos dependiendo del tiempo. A veces veo algunos que son increíbles y que nadie les vota ni los comentan, ni nunca están en portada..y no entiendo el porque.. quizá porque no escriben todos los días? o porque son como todos hemos sido, novatos. Y pregunto, no tienen los mismos derechos que todos?.

    Estoy de acuerdo que todos deberíamos valer un punto y votar al blog que mas te agrade, sin que nadie te envíe un mail y diga..Ahora sus puntos valen más.. modere su votación.

    No me extiendo más Antonio.. ha sido un placer leerte y ojalá cada persona sea un punto. y si hay que votar para que esto cambie.. me apunto a la votación..

    Un saludo

    Es un buen blog el de cosechadel66, solo es que a mi parecer se ha equivocado en la visión de lo de los votos, nada más que eso. LA historia ha sido esrita sin ánimo de ofender y parece que así lo están aceptando los lectores, cosa que me agrada y me alegra.

    Sobre lo de los votos, qué decir que no haya dicho ya tanto en esta entrada como en los comentarios de las entradas que se han referido al tema.

    Otro saludo para ti.

    Pues sí. Un hombre, un voto. Es injusto que haya gente cuya opinión tenga más valor que la de otras. Esa injusticia lleva a otra en Bitácoras: que se penalice el voto de una persona porque vota a alguien de forma continuada.
    Esto me lleva a una reflexión muy sencilla: imaginemos que a mí me gustan los libros de Juan Eslava Galán y me los compro a medida que se van publicando. ¿Me deben penalizar subiéndome el precio porque compro esos libros y no otros?
    es todo tan ridículo

    Pero no es comparable Francisco. Se han votado como entradas de interés para todos, meros anuncios de aniversario y demás chorradas (en el buen sentido de la palabra).

    Lo de los votos fue un error desde el principio y eso ha llevado a los administradores a tener que plantearse un algoritmo para complicarse ellos mismos la vida y que las votaciones fueran más justas que sin él, o sea, que se podrían haber ahorrado todo este problema solo con no diferenciar los votos.

    De todas formas, la creación de microcomunidades que se votan por defecto no es algo anormal. Eso mismo pasa entre nuestros blogs y los lectores habituales. hay algunos que son capaces de pasar solo para desearte un buen fin de semana.

    ¿Es eso malo? No, pero tampoco quiere decir que lo que uno ha escrito sea importante, solo es que un amigo te ha comentado. Y si midiéramos el nivel de un blog por los comentarios que contiene, nos daríamos con un canto en los dientes si encontráramos alguno en el que los comentarios fueran, de verdad, una escala de valor fidedigna que nos dijera algo sobre la calidad del mismo.

    No, tanto los comentarios como los votos por amistad en los agregadores no son síntomas de calidad, si no de simple amistad. Y eso no es suficiente para ser una portada, hace falta algo más, interés y beneficio para el resto de lectores, no solo para la cuadrilla.

    Un saludo Francisco.

    Hola Antonio: mira yo pienso que si uno se da un tiempo de nuestra vida para crear y actualizar un blog no lo hace pensando en "ser el más popular", ni el más leído. Al menos yo descreo de ello; al igual que Bitacoras.com o cualquier otro sitio se tome "el trabajo" de actualizar "los votos" para cada blogero. Esta situación es una fantasía y como tal, no real. Me parece excelente tu blog.

    Me alegra que te guste el blog jejeje. Es cierto que muchos pasan de ser populares, pero los que se quejan por las votaciones, o incluso los que hacen ping para que sus bitrácoras aparezcan en el agregador, y entre esos me incluyo, siempre tendrán ese aura de querer destacar sobre otros.

    Muy buen cuento Antonio, pero entre este cuento y el de cosecha menuda bronca mas tonta que se ha liado, no deberiamos preocuparnos tanto por la portada de bitacoras, tampoco son tantas visitas y a algunos parece que les va la vida en ello

    Enhorabuena por la portada, te la mereces

    jajaja, si, pero bueno, había que poner un contrapunto al cuento de cosecha66 y creí que nada mejor que un cuento de una historia mucho anterior a la de él jejejee

    Y tú también te la mereces. Desde luego como te dicen en los comentarios, tú como vidente lo llevas claro jajajaja

    Si fuera mejor vidente ya hubiera encontrado los numeros de los euromillones, y no suelo acertar ni uno, asi que esto ya lo sabia, jajaja

    a toro pasado Antonio, a toro pasado cualquiera es vidente jajajaja

    Muy inreresante tu post. La verdad no estoy al tanto de como andan las cosas en bitacoras pero lo que se es que a comparacion con meneame esta red es mucho mejor. ya que en meneame la mayoria de usuarios te marca con unv oto negativo. Por favor explicame eso de los votos y el puntaje

    Mira, ahora mismo lo han vuelto a cambiar, pero el resumen es este:

    Según la posición que ocupen en el ranking de Top Usuarios, tus votos valdrán entre cuatro, tres, dos y un punto. Y una vez ya sepas cual el la valoración de tu voto, este volverá a variar dependiendo de que si votes a un usuario cercano a tu posición o no. Siendo que entre los top usuarios, los votos pueden variar de valor y convertirse en un punto para ellos, y para los que están por ejemplo en la posición 300 éste continuar siendo de 4.

    No se si me explico, pero mira, te puedo dejar de nuevo un enlace en el que más o menos se explica todo.

Publicar un comentario