Antes que nada, querido lector, quiero hacerte sabedor de que este post forma parte de una iniciativa cuya autoría recae sobre Senovilla y Ángel Cabrera, en la que hoy, día ocho de Octubre del 2009, unos cuantos blogs entre los que se encuentra este que lees en estos momentos, se han propuesto hablar sobre la solidaridad.

Pero…¿Qué es la solidaridad? Esta pregunta es de fácil respuesta. Eso si, tan pronto podemos dejar la respuesta en una simple definición, como podemos, como es mi caso, explayarnos en ejemplos y fábulas diversas que nos hagan comprender, tanto a mi como a quien desee leer el artículo completo, cuan alejados podemos llegar a estar del significado de la susodicha palabra.

Me gustaría comenzar este post con una fábula que encontré de casualidad en el blog de Vida OK.

Un hombre muy rico fue a pedirle consejo a un Maestro, si debía hacer beneficencia toda su vida, ya que estaba cansado de que le pidieran y a la vez verse obligado a dar.

El Maestro le llevó de la mano hacia una ventana y le dijo: “-Mira a través del vidrio”.- El rico miró por la ventana a la calle.

El Maestro le preguntó: “-¿Qué ves?-“

El hombre le respondió: “-Veo gente-“.

El Maestro volvió a tomarlo de la mano y lo llevó frente a un espejo y le dijo:”-¿Qué ves ahora?-“

El rico le respondió: “-Ahora me veo yo-“.

El sabio Maestro le dijo:”-¿Entiendes? En la ventana hay vidrio y en el espejo hay vidrio. Pero el vidrio del espejo tiene agregado un poco de plata para que refleje. Y cuando hay un poco de plata uno deja de ver personas y comienza a verse solo a sí mismo-“.

Se defiende la solidaridad como el valor que consiste en mostrarse unido a otras personas o grupos, compartiendo sus intereses y sus necesidades. A la larga la solidaridad se hace acompañante inseparable de la justicia, y esto acaba convirtiéndose en virtud cuando quien la practica lo hace de forma realmente desinteresada.

Ser solidario supone ver las cosas, y a los otros, con los ojos del corazón. Mirar de otra manera. Dejar de ver solo a otros, y aprender a colocarnos en lugar del observado, sentir en nuestras propias carnes el trastorno por el que esté pasando, hacer nuestro el dolor ajeno e intentar apaciguarlo sin esperar siquiera reconocimiento.

Eso sí, no creo que haya que confundir solidaridad con compasión, puesto que si bien la segunda puede parecer en si misma igual a la primera, no es menos cierto que ésta puede hacer que el ayudado pierda su propia dignidad al aceptar la ayuda, mientras que un acto solidario nunca priva de la dignidad al beneficiario del acto.

Claro que como siempre, para poder entender de mejor manera qué es esto de la solidaridad y cómo lo podemos practicar, nada mejor que un gráfico precioso que encontré de casualidad también y que me dispongo a compartir con vosotros:

SOLIDARIDAD.cmap

como dijo alguna vez Miguel Delibes:

La solidaridad. Todo el mundo sabe lo que es, pero no todos la practican. Aceptar como nuestro el problema ajeno, desprendernos de lo nuestro en favor del otro, es no sólo una virtud, sino la única vía de supervivencia que le queda al hombre y al mundo como colectividad. Es hermoso ser solidario por amor pero a falta de esto, y aunque parezca una paradoja, tendríamos que serlo por egoísmo.

Y claro, me niego a acabar esta entrada solidaria sin volver a poner de nuevo este vídeo con el que os animé la primera vez a participar en esta estupenda iniciativa.

13 Comentarios:

    Ahora llega lo mejor y es leer a todos y comentar y preparar la entrada con todas vuestras colaboraciones, sin vosotros los amigos esto nunca hubiera ocurrido.

    Gracias Toni.

    Me llegò muy profundo tu forma de tratar el tema, gracias por compartirlo, un abrazo-
    elvideo no pude verlo porque està lenta mi conexiòn, volverè en otro momento

    En ello estamos, a ver si conseguimos que la gente tome conciencia.

    Carpe Diem

    Antonio, te "robo" las palabras de Delibes ;). Un fuerte abrazo y gracias por estar ahí.

    "Es hermoso ser solidario por amor pero a falta de esto, y aunque parezca una paradoja, tendríamos que serlo por egoísmo. Miguel Delibes."

    Hola
    Siempre he dicho que la avaricia y el egoismo son la carcoma de la solidaridad. Para muestra de ello solo hay que fijarse un poco y ver...
    Ahora que en España se ha instalado la CRISIS sin darse cuenta la gente se ven más detalles solidarios.
    Buena historia la del espejo.
    Saludos

    Me gustó todo y me quedo con...¿Hay que estar ciego para no darse cuenta? a veces me pregunto por que hay tanta gente con esa venda en los ojos

    Me alegro de que os haya gustado mi humilde aportación. Desde luego, croe que esta noche tengo trabajo de sobra leyendo posts jejeje.

    Senovilla, recopila los posts que si no se nos hará trabajoso, y ya sabes que los bloguers somos, por definición, un tanto vagos jejeje

    Toni acabo de llegar y ya he recopilado a 10, espero hoy llegar a 40 pero es que estoy disfrutando mucho, tanto con los post como con los comentarios.

    Gracias por tus aportes y tendrás pronto la lista completa.

    Buena entrada Tonete, de verdad de la buena.

    Hola Antonio...

    Estelar entrada y sobre todo me ha gustado la frase...

    Y cuando hay un poco de plata uno deja de ver personas y comienza a verse solo a sí mismo.

    Que verdad amigo.. Un abrazo y bellos sueños

    Caramba, trozo de entrada. Que si todos fuesemos solidarios seguro que esto fuera mucho mejor, de verdad.

    Hola Antonio,

    Me quedé reflexionando en la frase de Delibes...

    Seamos solidarios siempre por amor, incluso si no se puede por amor, hagámoslo por egoismo, pero seamos siempre solidarios.
    Buen post para meditar y reflexionar. :)
    Un saludo y un abrazo.

    Otro abrazo para tí yomisma.

Publicar un comentario