Pasado ya un día de la Iniciativa Convivencia que Senovilla y Ángel se han encargado de llevar a cabo, no sin algún que otro ruin desmentido de por medio, llega el tiempo de valorar qué cosas han salido a pedir de boca y que otras tantas nos quedaremos con las ganas de ver realizadas.

Para ello baste ver estas gráficas que nos permiten visualizar de una forma veraz la tendencia que han seguido los posts a lo largo de este último mes y que nos ofrece de buen grado el mejor agregador de noticias de la blogosfera hasta el momento, Bitácoras.com.

La línea de arriba nos cuenta la cantidad de posts diarios que han versado, en las anotaciones recogidas automáticamente por Bitácoras.com, sobre la palabra Twitter. La tendencia es increíblemente sonrojante, entre quinientos y mil posts diarios hablando sobre una simple herramienta. Sin iniciativa que valga, sin nada más que decir que contar alguna curiosidad sobre ella.

La de en medio nos habla de los posts que han contado algo sobre el iPhone. Sorprendentemente el iPhone sigue presente en la actualidad de la blogosfera debido a que se siguen escribiendo la nada despreciable cifra de entre dos cientos cincuenta y quinientos veinte posts diarios sobre él.

La tercera nos cuenta la repercusión de la Iniciativa Convivencia, en ese mismo periodo de tiempo y en el mismo tejido blogosférico. Entre cincuenta y sesenta posts durante todo el mes excepto en el día de mayor auge de la iniciativa, el pasado 8 de Octubre, con unos pobres ciento sesenta y siete posts en su punto álgido de efervescencia.

Es cierto, convivencia es un palabro un tanto rebuscado para compararlo con otros de tanta alcurnia blogosférica como lo puedan ser iPhone y Twitter, así que probaremos con otros dos menos importantes, chocolate y hierro. Tristemente esta búsqueda nos deja un poco más enojados con la realidad en la que convivimos.

Chocolate, siendo como es un simple dulce, tiene una mención diaria en la blogosfera de entre treinta y noventa y seis posts. Y lo peor, el simple palabro hierro, con lo impersonal y complicado que debe ser incluirlo en un post cualquiera, mantiene una correspondencia tal con convivencia, que se mantiene parejo a él hasta el día en que la iniciativa llega al culmen de su actividad, ayer.

Estas dos búsquedas nos dejan a todos un sabor amargo.

Es verdad, #Convivencia no ha sido un éxito social como todos esperábamos y también, es cierto que en realidad los blogs que han hablado de ella se acercan más a los cuatrocientos que a los ciento sesenta y pico de los que hablábamos antes, lo que significa que no todos los blogs que se han sumado a ella están en Bitácoras.com y por tanto están desaparecidos y no existen para esa estadística.

Pero no lo es menos que en la blogosfera hay millones de blogs actualizándose a diario y que tampoco ellos están incluidos en esa gráfica. Por tanto el dato final es más demoledor si cabe aún  que el anterior. Como bien dije en mi post, Ayer hablábamos unos pocos de convivencia y la realidad es que esos pocos fuimos muy pocos, casi un espejismo blogosférico.

Pero hay que sacar a la luz un buen dato que creo es necesario remarcar.

De todos los blogs que se podrían considerar A-list, sólo uno ha decidido apoyar la iniciativa, Marcelino Madrigal. Del resto ni se les ha visto ni se les esperaba. Y eso hace que el haber conseguido que un palabro como convivencia cuente con novecientos noventa y un mil cuarenta referencias citándola, se convierta en un rotundo éxito de quienes, para ellos, no son más que simples voceros aborregados que se suelen limitar a repetir espasmódicamente lo que se les antoja que debe ser de importancia para todos nosotros.

Aunque luego venga alguien a recordarnos que en esa misma búsqueda el otro palabro intrascendental, hierro, consiga la sombrosa cantidad de un millón veintisiete mil setecientas veinticinco referencias.

Convivencia no ha sido un éxito en el sentido estricto de la palabra.

Pero si lo ha sido de modo metafórico. Ha conseguido que cuatrocientas personas, que poco o nada entre si tienen en común, se unan en torno a una palabra que lo menos que incita es a una profunda reflexión sobre lo que hacemos y decimos al mismo tiempo en la vida real. Escribir sobre la convivencia no ha tenido la repercusión que tal vez hubiese merecido esa idea, pero no es menos cierto que para esos cuatrocientos bloguers que sí lo han echo, se ha convertido en todo un ejercicio de reflexión que ha sacado sus propias contradicciones a la luz y los ha obligado a enfrentarse a ellas.

Escribir sobre convivencia tal vez haya conseguido algo más difícil de lo que ahora mismo todos penséis, puede que haya conseguido cambiar la forma de ver las cosas de un par de personas, entre ellas la de quien esto escribe.

¿Cuantos posts conocen ustedes que hayan conseguido cambiar el parecer de alguien sobre una idea o pensamiento?

Yo no conocía ninguno hasta que escribí mi propio post. No cambié mis ideas o parte de ellas en función de lo que leí en otros blogs. Lo hice a raíz del que yo mismo escribí. De ese en el que me sinceraba conmigo mismo y me compadecía al comprender que un post hablando sobre la convivencia, viniendo de alguien que como yo era capaz de defender a sangre y fuego algunas políticas y pensamientos retrógrados, que generalizaban un mal en una comunidad de personas diferentes a la de uno mismo, no podía ser más que un simple ejercicio de cinismo blogosférico y lo que es peor aún, humano.

Participar en la iniciativa para mi ha supuesto un éxito porque me ha echo convertirme un ser humano más humano si cabe todavía. En una persona consciente de sus contradicciones, pero dispuesto a luchar con ellas para poder reconciliarse con ese ser que fue una vez en la niñez y que veía a todos los seres humanos iguales sin distinción de color, raza o religión.

Convivencia ha significado para mi el alumbramiento de un nuevo yo menos radical, menos enajenado mentalmente en algunos temas, más racional, positivo y decidido a encontrar las bondades de la gente antes que sus miserias. Convivencia me ha cambiado desde dentro, desde mi ser racional, ese que es el que guía mi transcurrir por este mundo civilizado.

Pero eso solo es una cuestión propia de cada uno de vosotros.

Mi éxito no tiene porqué ser el vuestro. No tenéis porque haber llegado a la conclusión de que todo lo que pensáis está equivocado. Tal vez ni os lo hubierais llegado a plantear. El éxito de la iniciativa, en lo que a mi concierne, se limita a una simple victoria personal contra mi yo más radical.

He participado en ella a sabiendas de que me iba a ser muy difícil poder escribir sobre convivencia con mis anteriores creencias, pero lo he echo al mismo tiempo que me sinceraba y he llegado a atisbar el reflejo de ese cruel ser en el que me estaba convirtiendo casi sin darme cuenta.

Mi victoria es personal, intransferible, ínfima, si la comparamos con la realidad que a todos nos rodea. Si una iniciativa como ésta es capaz de cambiar la forma de ver las cosas de una sola persona y con ello ya puede ser tildada de exitosa, no nos quedará más remedio que reconocer, que aunque dicha iniciativa no haya sido prolija ni en seguimiento mediático ni blogosférico, sí se puede colgar orgullosa el susodicho adjetivo porque yo, servidor de ustedes, soy uno de los que han cambiado su forma de pensar y ver las cosas gracias a ella.

Por tanto gracias Ángel y gracias Senovilla.

Vuestra iniciativa y la de todos los que desinteresadamente se han encargado de alentarla, divulgarla y hacerla extensible a cuantos lectores cayeran por sus bitácoras, ha sido un rotundo éxito que ha logrado cambiar un poquito el mundo, me ha echo cambiar a mi.

14 Comentarios:

    Chotio! Es que ya sabes que el iFón mola muncho. Es guai, cul y todo eso, y cuando Steve Jobs se tira un peo la gente se pega tortas por escribirlo en un tuit y posteriormente unos cuantas entradas en el blog.
    Las tornas de los intereses en la sociedad de la información se están invirtiendo. Ahora «lo raro» es noticia y ya no basta con que algo sea importante.

    Un saludo!

    @dayer Di que sí. Parece que el exceso de información trae el amarillismo a la misma por sí solo...

    Antonio, sólo por tus palabras y por todas las palabras que he leído en estos días (y que no han sido tantas como quisiera porque he tenido que compaginar con mi vida -trabajo, familia, amigos-), ha merecido la pena.

    Gracias por este análisis. Como te dije, me gusta como describes la blogosfera -en mi caso, no necesito buscar ningún gurú para eso ;)-, aquí tengo toda la información que necesito.

    Ahora necesito yo redactar "mi" punto y final y esperar al que a buen seguro redacte nuestro querido amigo Senovilla.

    @Angel Cabrera estoy ansioso por poder leerlos. Ya sabes que mis puntos de vista no son muy científicos y rara vez son infalibles, pero los vuestros tienen una característica de la que los míos adolecen, sensatez y sosegamiento antes de ser escritos.

    Por eso vuestros posts son tan leídos y vuestras ideas asumidas como propias por tanta gente con un simple requerimiento por vuestra parte.

    Simplemente añadir a tu análisis un detalle, si en Bitácoras.com buscas "convivir" la curva es similar a "convivencia" aunque de menor amplitud. Supongo que sumándolas se aproximarían más a lo ocurrido.

    @jojumás o menos la cantidad de blogs que han participado se acerca a los cuatrocientos, pero en las gráficas de Bitácoras solo se utilizan las bitácoras que en ellas hay registradas, por lo que solo aparecen esas ciento sesenta y pico.

    De todas formas, creo que ha sido un éxito por lo que digo, no por la cantidad de personas que han participado en ella.

    Un saludo.

    Hola felicitaciones por tu post muy buena entrada de post y feliz convivencia bloguera.
    Todo un éxito en la red bloguera , gracias a a la iniciativa de Senovilla y Ángel.

    Mis felicitaciones a los dos por el éxito recibido del día 8 de octubre día de la convivencia bloguera.

    @MA

    me uno a las felicitaciones de nuevo jejeje

    Un análisis muy interesante. A pesar de que a mí me parezca un éxito arrollador, incluida la impresionante participación nada más y nada menos que de 20minutos.

    Un saludo.

    @Javi bueno yo no tenía constancia de ello hasta que lo he leído en el blog de Ángel, pero de todas formas un medio y un solo A-list es un pobre bagaje lo miremos por donde lo miremos en cuanto a repercusión mediática se refiere.

    Muy buen análisis. Tengo que reconocer que gracias a él, entre otras cosas, he descubierto que existía el término A-list ¿O esta es una palabra acuñada por tí?

    Creo que el propio término, además de definir, ofrece las causas de parte de los problemas (si se les puede llamar como tales) de Internet.

    Pareciera que La Red es el paradigma de la democracia y de la libertal total. Pero nada más lejos. Resulta que aquí, como en casi todos los ámbitos, existen los lobbys de poder y la confraternización activa o pasiva de los medios. Lo de Dayer con respecto al peo de Steve Jobs no puede ser más cierto.

    @Oloman ese palabro de no es mi cuño personal, lo escuché por primera vez hace ya seis años y hablaba de Danses, Manueles Almeida, Jose luises Orihuelas, Gallis y demás personajes de alta alcurnia blogosférica...Ya sabes, de esos que nacieron con la propia blogosfera.

    Bueno de momento sólo cojo el vínculo para el séptimo resumen, ando de cabeza leyendo blogs, "menos mal que es un fracaso" ja,ja,ja,ja hubiera tardado una eternidad poniendo vínculos.

    Fuera bromas gracias por este aporte que leído a toda pastilla me parece acertado, pero aún queda leerlo con calma antes de que de carpetazo a esta historia de convivencia.

    Sigo con el resumen, espero terminar esta semana.

    Un abrazo amigo.

    @Senovilla es una forma de hablar senovilla jejeje

Publicar un comentario