Siguiendo el hilo que ha dejado la entrada en la que hablaba de como empecé a bloguear, me propongo enseñaros como era mi blog hace ya tres años y medio. En aquel tiempo yo era partidario de la música en el blog, de la sobrecarga del mismo y de todo aquello que hiciera falta para que el blog nunca pasara desapercibido. Para dicho cometido, lo más normal era poner una canción pegadiza o conocida. También había muchos sitios (ahora también) que encadenaban canciones en el reproductor, en base a listas de reproducción hechas a mano de canciones "robadas" de internet, tras sacar la url de allí donde estaba alojada. Pero claro, yo no soy normal. Hay dos formas de poner un audio en el blog.
  • Incrustar dicho audio en la plantilla, para que cada vez que se cargue la página suene la canción.
  • O incluirla en un reproductor integrado en el blog (como lo veis la mayoría de las veces)
Tanto la primera como la segunda opción podían ser reguladas para que la canción se repitiera constantemente o solo sonara una vez. En mi caso sonaba una sola vez...si no nadie hubiese sido capaz de aguantar más de diez segundos en el blog...jejeje El caso es que a mi me gustaba eso de poner algo que fuera...inesperado. Y creo que ese adjetivo le iba muy bien a lo que ahora os pondré. En concreto, al audió lo acabamos llamando "Señoraaa!!!" (Coki formateé sin querer el PC intentado instalar linux y perdí todos los gifs que me mandaste) porque le venía al pelo, pero podríamos haberlo llamado de cualquier otra forma. Y lo más curioso, el audio no era un audio, si no un vídeo del que solo utilizaba el sonido. Algo que muchos no supieron hasta mucho después de haberlo escuchado muchas veces. Y ahora imaginad que estáis frenete a la pantalla del ordenador y os disponéis a entrar en el blog de Toni1004. Clicáis en el enlace y de golpe a repente suena esto mientras se descarga la página en vuestro ordenador personal:
Pues así se despertaban todos los visitantes cuando entraban en mi blog. Caían de culo buscando el play para pararlo, pero no había, estaba incrustado en un módulo del blog con un HTML que lo hacía invisible y lo único que le quedaba al pobre lector era esperar a que acabara y reponerse del tremendo susto que se acababa de llevar. Y tras eso...se descojonaban vivos, porque era algo tan inusual e inesperado y la sensación que se les quedaba era de tal impotencia al no saber como pararlo, que cualquier cosa en la que estubieran pensando antes de entrar en el blog se les iba de la cabeza y se les quedaba una sola casa grabada en los oídos:
Señoraaaaaa!!!!
A parte de acordarse de toda mi familia y mis antepasados...jejeje.

5 Comentarios:

    ¡¡que época aquella!!! cuando para entrar en el blog tenia que quitar la voz...jejeje, y leer los comentarios que se acordaban del "señoraaaaaaaaa".

    Mi niño empezo con esto solo por aburrimiento, se pillo vacaciones cuando a mi me dio por sacarme el carnet de conducir. Todo el dia solo y sin verme...
    ahora apenas me da tiempo de leer todas sus entradas, por no decir los comentarios...

    Hasta luego...jejeje

    Por cierto soy la parienta.

    Que bueno el SEÑORA, ja,ja,ja.
    Saludos.

    Toni gracias por las dos entradas que me has mandado. Ya las dejamos para la proxima tanda que sera la 10º Gracias por participar. :-)

    Señoraaaaaa!!!! Que ya le funciona el telefonillo ja ja ja... ¡¡Pues llama cabronazo!! Le hubiera respondido yo....

    Os juro que era impresionante cuando eso empezaba a chillar...juas juas juas

Publicar un comentario