Tras más de siete meses de paro obligado, debido básicamente a la galopante crisis que todos estamos sufriendo, esta semana he tenido la suerte de encontrar trabajo. La verdad es que el trabajo no es algo del otro mundo, pero miren señores, no está la cosa como para encima ir pidiendo el oro y el moro.

El caso es que al final el señor Internet se ha esfumado definitivamente de casa.

Alguno pensará que podría dar marcha atrás en la decisión de prescindir de él, pero hay muchas cosas que repercutirían en mi tras haber dado ese doloroso paso, pues no sería normal que finalmente hubiésemos tenido que apoyarnos en la familia para salir adelante, y sin haber ganado aún ni una perra gorda, tomáramos la cuestionable decisión de mantener ese gasto innecesario. Al menos, no lo suficientemente necesario como para que nuestra vida dependiera de ello.

Internet volverá a casa no más tarde del final de Verano. Y con él llegará la normalidad de nuevo al blog. Hasta que ese momento llegue, las actualizaciones del blog serán esporádicas y pocas veces ambientadas en lo que es la blogocosa.

Y no veáis cómo me hubiese gustado pronunciarme sobre la portada de Bitácoras.com y el Boombing de la SGAE que nos trajeron algunos de los blogs pertenecientes al famoso grupo The Rat Blogs Pack. Porque verán ustedes, servidor, siendo como es alguien que ha participado, y muchas veces, en este tipo de iniciativas, como la famosa de Teoriza contra la anorexia y la bulimia, no entiende cómo puede ser que una portada jocosa, irónica y llena de alegría y cachondeo, haya sido capada por los chicos de bitácoras tan alegremente. Es más, coincido completamente con Flapa en eso de que habrá que ver qué pasa en el agregador cuando se caiga Gmail, se actualice el PageRank o aparezca un de esas actualizaciones de Wordpress.

Y claro, finalmente los de siempre han sido tachados de gruñones y la plebe se ha alineado con el poder para aparecer bien enfocado en la foto. No lo puedo negar, me hubiese gustado hablar sobre ello. Sobre todo cuando a algunos les salen clones en twitter, que se cachondean de sus desgracias y se mofan de una lucha que no pretende nada para uno mismo y sí para todos los demás. Pero sobre todo cuando el propio Microsoft, dueño de la plataforma de blogs que ha omitido su deber para con los derechos de los niños que sufren la pederastia en su propia Red, ha decidido hacer publicidad de una especie de dominio específicamente para el porno. Y si, también me hubiese gustado hablar sobre ello.

Aunque evidentemente, no me hubiese olvidado de ese tono alegre que nos hubiera llevado directos al fin de semana y que hubiese tratado de ese hombre de paz llamado Obama. Ese que desde hace unos días no es merecedor de esa coletilla que califica normalmente a los buenos de corazón y que dice: “No es capaz de matar una mosca”. Matarla, lo que se dice matarla, la mató a la primera. Y no se quedo ahí la cosa. Encima el cámara tuvo la desfachatez de enfocarla en primer plano mientras estiraba la pata y el susodicho se desmelenó con esa despreocupada pregunta retórica que dice: “¿Por donde íbamos?”.

Claro, que últimamente tenemos un serio problema a la hora de calificar a las personas.

¿Que porqué? Acabo de escuchar al mítico sectario llamado Gabilondo santificar civilmente a Vicente Ferrer llamándolo Santo Civil. Si, como oyen, al estilo del bautizo civil y de los matrimonios homosexuales. Que era muy buena gente Don Vicente, que hizo mucho bien y que el mundo le debe no solo un homenaje, sino un giro de 180º a la hora de afrontar los problemas. Pero señor Gabilondo, con decir que era buena gente bastaba. No hace falta ahora separar a este hombre de otros que fueron santos en su vida y que profesaron una fe que ni usted, ni yo, compartimos. Porque verá, entre usted y la Iglesia, servidor irá con la segunda mil veces.

Eso si amigos, ya les digo que al menos servidor se puede dar con un canto en los dientes por poder estar entre ustedes, hablando, opinando, y sobre todo haciendo la labor que siempre quiso para el blog, luchar por lo que cree oportuno y criticar todo aquello que piense que es digno de ser criticado. Aunque a veces nadie pueda estar de acuerdo conmigo. Porque entre ustedes, entre mis amigos y lectores, es donde uno se siente alegre y feliz, aún cuando a veces se empeñen en llevarle la contraria.

Sobre los concursos del blog y demás, los retomaré cuando tenga de nuevo Internet.

A tantos meses vista de volver a disfrutarlo, me veo incapaz de poder llevarlo a buen puerto. Ni el Bloguer Invitado, ni lo de la cabecera de los posts, ni el CETH se reabrirán hasta dentro de unos meses.

Os espero en el próximo post, en el que de nuevo me pronunciaré sobre cualquier cosa jejeje.

9 Comentarios:

    Tomátelo con tranquilidad, a ver que tal el nuevo trabajo, y ya volverás por aqui con toda la fuerza que normalmente muestras.

    Carpe Diem

    Cosecha, el trabajo será muy cansado, no en vano me he tirado siete meses a la buena vida jejejeje

    Esperemos que la vuelta a la normalidad no se demore más allá del Verano.

    Un saludo y gracias por estar ahí.

    Me has dejado alucinada, con la cantidad de cosas que eres capaz de hacer con Internet, Tengo deberes para dos días, mirando en todos los sitios que has citado. Por lo demás, te deseo mucha suerte y por aquí andaremos a la espera de tu vuelta definitiva.
    Te sigo.

    la respuesta a la pregunta que propones es..

    "¿Cómo va a funcionar a partir de ahora El Mosquitero?"

    Bien, muy bien, como siempre... la periodicidad es solo un matiz

    Seguiremos por aqui el tiempo que podamos, tu a currar jajajajaja

    Mucha suerte y mucha fuerza todo se arreglara seguro.

    Besitossssssssssss

    Enhorabuena por el trabajo.

    Toni, había estado ausente un tiempo por motivos personales, por una parte me alegra que ya tengas trabajo, pero por otra el que la crisis afecte a tantas personas y que se tenga que sacrificar una de tus aficiones o pasiones me llena de pesar. Sé que podras superarlo pronto y lo que puedo decirte es que no dejes de luchar nunca por tus ideales. En esto estamos todos y empujando, tarde o temprano el barco saldrá a flote.
    Un abrazo sincero.

    Cristal, no se trata de ser capaz de hacer muchas cosas, sino de centrarse en algunas jejeje.

    Amio, me alegra que me tengas tanta confianza jejeje.

    Mar, Juanjo y Vida, ya veis, al parecer no estaré tan lejos como pensaba. Y las gracias hay que dárselas al vecino, que es un tipo muy salao que comparte la wiffi jejeje

    Espero que te vaya muy bien con el nuevo curro. Tienes razón, no está la cosa para remilgos.
    Un abrazo

Publicar un comentario