Hoy, si habéis atendido a mi cuenta de twitter alguno de vosotros, habréis visto que de buena mañana he comenzado a dar de nuevo ese paso azaroso y aventurero hacia la instalación del pingüino en el portátil.

linux_vs_windows-1024x768

Como muchos ya sabéis, mi pelea con Linux es de sobra conocida. Mis idas y venidas con este sistema operativo, los descalabros que me ha producido, los formateos que me ha costado. Todo ello ha provocado que este nuevo intento se demorara demasiado en el tiempo.

Pero a los amigos blogueros que tantas veces me han hablado bien y maravillas de él, decirles que esta tardanza no ha sido una derrota, si no la culminación de un periodo de reflexión y preparación, para no volver a incurrir en los mismos errores de siempre.

Lo primero que siempre te para, a la hora de hacer una cosa de estas, es perder lo que antes tuvieras. Perder la conexión a internet, es también una barrera bastante insalvable para servidor.

He instalado Ubuntu, pero el portátil continuaba sin conexión a internet, por lo que ¿para qué pelear mas?

Lo he dejado así, con Linux y Windows instalados, cada uno en su propia partición para que no se pelearan, y me he ido a comerme una paella. La solución a internet no llegaría hasta la tarde.

Y si, en mi casa no hay conexión wifi.

El caso es que cuando me puse internet en casa, hace ya cuatro años y medio, aquí solo habían torres, por lo que el wifi no era necesario. El paso del tiempo y la compra del portátil cambiaron esta situación, pero cuestiones ajenas a uno mismo hicieron imposible el adquirir un modem de estos y el portátil quedó parado al lado de la torre.

En mi casa hay modem-cable y no wifi, por lo que la conexión a internet nos llega, vía USB a mi desde el modem, y por cable de red desde mi tarjeta de red, a la tarjeta de red de la parienta. Y se acabaron las tarjetas de red, por lo que el portátil estaba incomunicado totalmente del mundo exterior, salvo por alguna conexión pirata que de vez en cuando se hacía posible gracias a una incauta empresa con horario de oficia que debe andar por aquí cerca.

Pero en eso que ha llegado la familia, que para algo debe uno tener una, y mi primo me ha “dejado”, lo entrecomillo porque si se cree que se la devolveré lo lleva claro, una tarjeta de red de extranjis que tenía por ahí retirada y la conexión a internet a tres bandas se ha echo posible.

Ahora poco a poco iré colocando las cosas en su sitio.

El portátil tiene el Windows 7 y el Ubuntu 8.1 para poder jugar o hacer lo que me plazca con él. La conexión a internet de mi parienta y su ordenador está asegurada con la que mi PC le presta vía cable de red. Y la conexión del portátil también lo esta mediante otro cable.

Debo aprender mucho sobre el Linux, pero sabiendo ya que todo lo que se utilizar está asegurado y dispuesto para mi uso aunque escoñe el portátil, uno afronta esta tarea con mucho más optimismo que en anteriores ocasiones.

De momento ya le he instalado al escritorio de Linux este fondo de pantalla de ahí arriba, una representación gráfica fiel de lo que ahora es mi tan querido y añorado portátil.

Un saludo y ya os iré contando…

7 Comentarios:

    Pues nada, suerte con ello, y si puedo ayudarte en algo ya sabes donde estoy, no es que sea un gran experto pero algo de experiencia ya tengo, a la fuerza, ya hace unos cuantos meses que no hay instalado un windows en casa, sólo en una máquina virtual que tengo para asuntos de trabajo, y si quieres ya te contaré algún día en qué consiste una máquina virtual, que tienen muchas posibilidades

    Muy bien David, te tomaré la palabra. De momento ahora estoy peleándome con el pingüino para que la resolución de la pantalla sea la correcta...y no me aclaro jajaja.

    Iremos investigando y aprendiendo.

    Paciencia padre, paciencia.

    Hola Toni.

    Vaya pesares que has pasao con este Ubuntu. Por suerte en días pasados me puse a buscar por antiguos mosquiteros guindados (archivos de tu blog) me he topado con unos interesantes posts que has publicao. Yo por mi parte creo que sigo con el antiguo Windows XP, ya cuando tengo un poco más de experiencia me pongo a ello.

    Saludines compi!.

    jajaja, sabía que esos escritos le servirían a alguien alguna vez en la vida jajajajaja

    Saludos.

    Pues sí, de mucho me han servido. Son un ejemplo vivo de los tabúes que nos ponemos con las cosas, y de como algunas nos hacen esclavos, en este caso "Linux".

    Saludines, jejeje :D!.

    Ayer escribí mi primera entrada desde Linux y con un editor de blogs para Linux. Uno que es una extensión de firefox, que parece que está muy bien.

    Pero mira tu por donde, que la comodidad del Windows Live Writter la eché de menos. Igual que este de windows sí que reconoce el tema del blog antes de publicar la entrada y adecua la letra, su tamaño y te permite jugar con las fotografías añadiéndoles efectos, este de firefox, por el ratillo que estuve jugando con el no lo hacía. O por lo menos no lo encontré.

    Por eso creo que con Linux hay que aprender muchas cosas. Ya lo escuché decir hace tiempo:

    "Linux es el mejor SO del mundo, si antes no has tocado ningún otro. Si te inicias con Linux serás un incondicional de este. Si lo hiciste con Windows deberás aprender y olvidar totalmente todo lo que conocías antes de comenzar a aprender lo bueno que es"

    Algo así era la frase. Un saludo amigo.

Publicar un comentario