conversacionComo ya todos sabéis, y si no os lo recuerdo ahora, en todas las ediciones del CETH desde el CETH II, ha habido una sección fuera de concurso, destinada a aquellos a los que les gustaría ofrecer uno de sus relatos a los lectores, pero que no desean ser evaluados por los demás. Normalmente estas historias suelen caer en el olvido de los lectores habituales del blog y casi siempre pasan inadvertidos para todos.

Hoy, en el segundo día de votaciones del CETH IV, he decidido darles otra entrada conmemorativa, para agradecerles el que hayan perdido un poquito de su tiempo en escribir estas historias y se hayan tomado la molestia de presentarlas.

Estas son las historias presentadas fuera de concurso.

El objetivo del concurso siempre ha sido el de dar a conocer a los blogs que participan.

No se pretende nada más, que el crear una red de lectores reales de blogs que sepan apreciar lo escrito en ellos. Muchas veces nos encomendamos a las bondades de los buscadores para que nos hagan llegar esas deseadas visitas. Con el tiempo nos damos cuenta de que estas visitas suelen ser efímeras y rara vez de repiten. Somos, al fin y al cabo, un clic erróneo.

Con este concurso creo que se consiguen varios de los objetivos que todo bloguer se pone como meta al principio de su vida blogosférica.

  • Se consigue atraer lectores. El participar en este concurso facilita el que otros muchos bloguers sepan de la existencia de tu bitácora. Con tu participación aquí, consigues aparecer en los enlaces del concurso, e indirectamente recibir las visitas de aquellos que llegan aquí vía los enlaces de los otros participantes, con los que referencian el concurso para explicárselo a sus lectores.
  • Se consiguen comentarios. Esto no es algo que se diga por decir, a las pruebas me remito. Cada una de las historias que se inscriben en este concurso recibe un aluvión de comentarios en los que se comenta el relato presentado. Muchos de esos comentarios se traducirán, a lo largo del tiempo, en nuevos lectores asiduos que disfrutarán con lo que cada uno escribamos en nuestros blogs.
  • Se consigue fidelizar a algunos bloguers. Evidentemente ni yo ni nadie puede asegurarnos miles de visitas diarias. Pero al menos desde aquí, si que podemos ejercer de altavoces de tu blog y que muchos otros sepan de la existencia del mismo. Podemos hacerte llegar unas cuantas visitas a tu blog. El que estas vuelvan porque les gustó lo que encontraron, siempre será cosa tuya.
  • Se crea una microcomunidad entre los blogs participantes. Es cierto, cada vez que damos por finalizada una edición del CETH, vemos como hay muchos bloguers que se  devuelven visitas entre si. No necesariamente el vínculo es de este blog hacia los demás y viceversa. Muchas veces los blogs participantes no volvieron a aparecer por aquí, pero si que lo hicieron en otros blogs que participaron en ese certamen. Aquí no pedimos las visitas para nosotros, las pedimos para vosotros.
  • Los blogs participantes se promocionan. No compramos la participación con un enlace. No deseamos enlaces por participar, los deseamos cuando algo que escribamos merezca ser enlazado. Como veis todos, aquí no hay adsense, no hay entradas patrocinadas, no hay nada que haga que servidor gane dinero con el blog. Por ello los enlaces fáciles nos dan igual. No dependemos de las visitas de Google, dependemos únicamente de los lectores del blog.

El crecimiento natural de los blogs es bastante lento.

Un blog muy bueno puede tardar meses, e incluso años, en ser reconocido por el resto. La paciencia y las ganas de escribir en tu blog, son los únicos caminos verdaderos hacia el éxito del mismo y el reconocimiento de los demás. No hay que desesperarse porque durante meses la gente no te deje comentarios o las estadísticas estén estancadas. Los blogs son como el bueno vino, con los años mejoran.

conversacion 2 Y cuando hablamos de años lo hacemos de forma literal.

Los grandes blogs de la blogosfera  no tienen dos o tres meses de vida. Estos suelen tener años de publicaciones y en ellos suele estar contenida la vida reciente de sus autores. Llegar a ser conocido por muchos no es algo sencillo de hacer. Eso cuesta trabajo, dedicación, paciencia, cariño por lo que se escribe y un montón de condicionantes más.

Los blogs deben estar escritos para uno mismo.

No hay que pretender que los demás tomen nuestras palabras como una verdad absoluta. No debemos escribir pensando en qué dirán los demás cuando lean lo que sea que escribamos. De esa forma solo conseguiremos aburrirnos del blog. Cuando un blog se escribe por gusto, pasión, cariño o un deseo irrefrenable por expresarse ante los demás, el blog transmite esa personalidad que le otorga su autor.

La gente gusta de los blogs que no se parecen a los otros. A la gente le gustan los blogs escritos para todos y para nadie a la vez. Gustan de blogs que les transmitan algo más que un “déjame un comentario”. Gustan, en definitiva, de autores que tras su blog conversen con ellos y debatan sobre las cosas que puedan tener en común.

Los blogs son, al fin y al cabo, conversación pura.  Y un blog sin pasión, nunca podrá ofrecérsela a sus lectores.

Y tras todo este rollo que os he soltado, vamos a lo que toca, a visitar esas cuatro historias y hacer realidad el espíritu con el que se construyó este humilde concurso, la conversación.

8 Comentarios:

    "Los blogs deben estar escritos para uno mismo." Después de un tiempo y redefinición lo aprendí. Siempre pensaba en el qué dirán y si les será útil. Ahora lo publico para mí, pero aún pienso en el qué diran. Por temor a espantar a los pocos seguidores.

    Y qué ha pasado con el acertijo del domingo?

    PD: Siempre que quiero publicar un comentario me dice: "Tu solicitud no ha podido procesarse. Por favor, inténtalo de nuevo.". Para hacerlo tengo que darle click nuevamente a publicar.

    Yo creo que así es... para uno mismo.
    En el qué dirán pues... ¡tampoco vamos a escribir un montón de cosas que nadie entiende o que ofenden!

    De todas maneras jamás habremos de gustarle a todo mundo.

    Nelson, el acertijo del Domingo desapareció porque cada vez participaba menos gente. Sobre lo del qué dirán, hombre hay que tener en cuenta lo que dice Brenn en su comentario, nunca podremos gustarle a todo el mundo, por lo tanto, cuanto antes aprendamos que la verdad o la opinión siempre le dolerá a alguien, antes aprenderemos que el respeto por lo que los demás dicen es fundamental para que los demás vean que deben respetarte y te respeten.

    Por cierto Nelson, yo no tengo nada que bver con ese error de los comentarios, no tengo acceso a su código. El error se produce en blogger y se ve que solo en los que tienen los comentarios incrustados en los blogs, como es este caso. Los que tienen la ventana emergente antigua no lo sufren.

    Un saludo.

    Antonio, muchísimas gracias por los consejos. Yo, que llevo poquísimo tiempo con esto de los blogs, aprendo de cada uno de tus posts. Además, tengo que resaltar la generosidad del trabajo que haces, promocionándonos a los demás, montando iniciativas como el Concurso y comentando el trabajo de otros bloggers. Sinceramente, no sé como agradecértelo, así que sólo puedo participar en cada una de tus propuestas.

    Un sincero abrazo

    De nada hombre, me alaga que digas que aprendes conmigo jejeje

    Sobre los concursos, debo decir que siempre me gustaron aquellas que no pedían nada para participar y eso me dio la idea de hacer los concursos lo más abiertos posibles.

    Un saludo y otro abrazo para ti.

    Antonio desde luego tu blog es un gran ejemplo a seguir de solidaridad con otros blogs, yo llevo poco tiempo en este mundillo y cada dia aprendo algo nuevo de todos los blogs a los que visito, muchas gracias a todos y a ti en especial.

    Besitosssssssssss

    De solidaridad y paciencia Mar jajaja. Te recomiendo la última entrada de hoy, en ella os doy las gracias a todos.

Publicar un comentario