Ya veis mis queridos amigos, yo soy de un equipo que alguna vez ha ganado algo, pero que en la inmensa mayoría de sus noventa años de historia ha sufrido para estar entre los ocho primeros equipos de la tabla de clasificación. Incluso podría decir que con él, mi Valencia CF, he sido también un aficionado de segunda.

escudo del valencia Ya veis, uno no sirve para ser del Madrid o del Barcelona.

Podría ser muy fácilmente de uno u otro. Bueno miento, en caso de tener que elegir sería del Madrid, pero no es ese el caso. No sirvo para eso. A mi no me llama la seguridad de saber que todos los años celebraré un título, una copa, una liga, un fichaje extraordinario. Pero no sirvo.

Podría muy fácilmente acostumbrarme a escuchar por la tele hablar de mi equipo, aunque la noticia fuera una de esas chorraditas que lo son solo por ser protagonizadas por los directivos o los jugadores de dichos equipos. Pero no sirvo.

También me acostumbraría enseguida a que cada Domingo, en algún lugar de mi querida España, el partido que estuviera a punto de celebrarse fuese uno de los más importantes de la temporada. Pero no sirvo.

Podría acostumbrarme a que todos los jugadores del mundo quisieran jugar en mi equipo. A que cada vez que algún jugador de los equipos rivales despuntara, el runrún de la prensa deportiva comenzara a emparejarlo con mi equipo. A la indefensión de los equipos humildes, ante la querencia de mi presidente por uno de jugadores. Pero no sirvo.

Aprender a jugar siempre en Champions. A que las televisiones se pelearan por ofrecer los partidos de mi equipo. A estar seguro de que al menos una vez cada dos semanas este fuese en abierto. A ir al bar y que este estuviera lleno de peña deseando que el partido diera comienzo. Pero no sirvo.

A que mi equipo apareciera siempre entre los mejores clasificados de la UEFA. A que mis jugadores fuesen la columna vertebral de cinco o seis selecciones nacionales. A que cualquier entrenador se prostituyera para entrenarlo. Pero no sirvo.

A mi lo que me gusta del futbol es la incertidumbre.

Me gusta cuando la euforia de decenas de años emerge con furia desde miles de corazones porque han ganado un título. Sentir ese orgullo de saber que has peleado de tú a tú con otro equipo que es mil veces mejor. Descubrir una vez en la vida que no eres el único seguidor de ese equipo del que parece que nadie es. Eso es lo que me gusta.

Me gusta sentirme orgulloso de un equipo que se deja el alma en el campo. Ver que corre, que se deja la piel, que se desvive por ganar, que llora cuando pierde. Pero es que eso ahora tampoco lo tengo.

Sigo siendo del Valencia, pero este ya no es el equipo que me hizo renunciar a todo lo demás.

Ahora los jugadores son solo niños ricos que ni corren, ni sudan, ni sienten vergüenza, ni tienen ganas de ganar. Ahora solo tengo un presidente aséptico, sin pasión, sin ambición. Ahora no tengo nada.

Ayer envidié a los seguidores del Recreativo de Huelva.

Ayer ellos tuvieron esa noche de las que me gusta ser partícipe. Ayer vibraron, lucharon sufrieron y al final empataron. No ganaron, es cierto, pero vivieron el futbol. Eso no lo vivo yo desde que Rafael Benítez se marchó del Valencia. Eso ahora lo viven los seguidores del Liverpool. Ellos son acreedores ahora de esa magia que me enamoró.

Aquí hemos vuelto de nuevo a la era Cuper.

A ese tiempo en el que el equipo vivía en otra dimensión mientras que la afición se aburría en las gradas. A ese tiempo en el que el campo se vaciaba antes de que el partido terminara. A sentirnos inferiores a los demás. A pasar de todo. A cuando no se llenaba ni si quiera para jugar contra el Madrid.

¡ah no! es cierto, eso nunca había pasado hasta ahora.

Desde que se fue Benítez y se quedaron los de siempre hemos perdido el alma. No hay ambición. En vez de sangre en las venas tienen horchata. Desde que se fue Benítez no hemos vuelto a disfrutar en este campo.

Pero seguimos siendo del valencia.

Por todo lo que hemos dicho antes. Por todo lo que nos queda por sentir. Por todo lo que nos queda por ganar. Por todo lo que nos queda por perder. Porque no pedimos ganar siempre. Porque solo pedimos que nuestros jugadores deseen ganar. Porque eso no lo tenemos ahora. Porque solo estamos en una de las muchas épocas de vacas flacas del equipo. Porque no hemos ganado 90 ligas y sin embargo las hemos jugado todas. Porque en noventa años solo hemos ganado veinte títulos. Porque al menos hace unos años, nuestros jugadores sentían el escudo. Porque antes disfrutábamos de ir a Mestalla. Porque lo que siempre nos ha importado ha sido no sentirnos inferiores.

Porque no sabemos ser de otro equipo.

20 Comentarios:

    Hola amigo Zafra lo primero espero que lo estes pasando bien con las fallas.Tu por lo menos has podido festejar algo recientemente,nosotros los maños desde el 95 que el Zaragoza gano la recopa no hemos festejado nada,aunque espero que este año festejemos el ascenso a primera.Como ves los dos somos de un equipo de sufridores je je je.

    Un saludo.

    Jose Manuel

    Ánimo Mañico, seguro que lo conseguís. Nos veremos este verano, que voy allí a una boda jejeje

    Los equipos sufridores son los que te hacen sentirte feliz como nunca antes lo habías sido cuando te regalan un título jejejee

    Del Valencia aunque desaparezca por culpa de un sinvergüenza. Además el Valencia tiene más copas que muchos otros equipos españoles.
    Y jugó uno de los más grandes, KEMPES, aunque la prensa madridista y catalanista nunca quieran reconocerlo. Sin KEMPES Argentina tendría un mundial menos, el que le ganó a Holanda.
    Vixca del València Club de Futbol !!!!!!!!!!
    i el Llevant també !!!!

    jajaja ¡Vixca!

    Kempes, el matador. ¡Cuanto tiene Villa que aprender de él!

    Lastima que ahora seamos seguidores de una empresa mal gestionada con avariciosos y torpes empresarios, entre todos van a conseguir matar a la burra, esperemos que la entidad sobreviva a las panos por las que pasa, por eso Amunt Valencia!!

    A ver si es verdad Jose y esto acaba pronto. Vaya calvario llevamos desde hace unos años...joer!

    Si al Valencia le hace falta dinero que se lo pidan a mi jefe que tiene mucho y además es Valenciano (Juan Roig presidente de Mercadona v lo era antes del Pamesa Valencia). Espero que salgáis del bache pronto, saludos

    El Valencia de Kempes si que molaba, o si no, el de Penev, haber si cambiais de entrenador. Todavía teneis tiempo de entrar en la Champions. Por cierto, te he dado un premio, pasa por mi blog a recogerlo, saludos

    Que dos buenos hermanos perdió el Valencianismo con él y el de Villareal Jimmy...una pena.

    Bueno K4rlinhos, con un huevo menos jugaba más que muchos de ahora jejeje

    Hola Amigo, he visto en el blog de Fermin esta referencia y no he podido evitar venir a leerte.
    Yo también soy del Valencia y en estos momentos estoy muy desilusionado con los directivos y jugadores. Nos han dejado el club hecho un solar (nunca mejor dicho). En cualquier caso siempre seguiré siendo de este equipo a pesar de la gentuza que los diriga.
    Amunt¡¡¡¡¡

    Hola Moises, a mi también me sería imposible cambiar de equipo, incluso podría ser que si desapareciera me dejara de interesar por el futbol jejeje

    Soy seguidor del buen futbol, aunq no tengo un equipo al q guardar fidelidad. Siempre he guardado simpatia con el Valencia y me parece vergonzoso q alguien este permitiendo que un equipo tan importante de la liga española este dando esta imagen y haga q dejemos de pensar en el como el club q siempre ha sido. Es indignante q se llegue al punto de conocer más noticias referentes a equipos como el málaga o almería que a un gran equipo como es el Valencia.

    Bueno Manolo, yo creo que las noticias se dan en función de la audiencia. Si se habla más de Madrid o Barça no es por cabezonería, es porque hay mucha más gente interesada en ellos que en Valencia o Málaga.

    Desde que Soler llegó a Valencia, con las bendiciones de los Cortés y Ortí, este equipo ha ido decayendo y el poder lo han tomado los jugadores, que a sabiendas de que sus altos sueldos los hacen casi imprescindibles y difíciles de vender, han optado por mover todos los hilos de los que son capaces para hacer lo que les da la gana.

    Se vio la temporada pasada con Koeman, lo echaron y dijeron que todas las culpas eran de él. Este año estamos igual y el ya no está. Tampoco está el presidente anterior y si que siguen los mismos jugadores...¿Quien es el culpable ahora?

    Malos tiempos para la lírica (digo para el valencianismo).
    Un gestión económica penosa.
    Una vestuario dominada por vacas sagradas (que debían jubilarse).
    Un entrenador de equipo de media tabla (es como cuando el Madrid fichó a Benito Floro después de hacer una buena campaña con el Albacete).
    Creo que son suficientes motivos para preocuparse.

    Un saludo.

    Y peor Javier, porque el MAdrid al menos tenía buenos jugadores con ganas de ganar cosas. Aquí solo tenemos jugadores que juegan solo si saben que son observados por ojeadores del Madrid o el BArça jejejeje

    Gracias por tu animo y pasatelo en grande en mi ciudad cuando vengas a la boda,ya sabeis que los mañicos somos acogedores y que te recibiremos bien.Por un Valencia en CHAMPIONS y un Zaragoza de PRIMERA.

    Un saludo fraternal Jose Manuel

    Yo hice la mili allí en la Academia General Militar...¡qué tiempos aquellos! jejeje

    ¿Sabes qué recuerdo cuando hablo del Zaragoza?

    Recuerdo aquel gol desde el medio del campo hace ya unos años en la UEFA...y recuerdo como Zapater nos vapuleó hace cuatro años o así jajajaja

    Hola, gracias por pasar a ese olvidado y oxidado blog, en cuanto a lo de las pastillas, pues si tengo unas que son para toda la vida (se oye muy bonito ¿no?) se llaman Metoprolol o algo así. En cuanto a la publicación, del futbol español no se mas que poquito, muy poquito, ya que estoy del otro lado del charco, pero si mal no recuerdo, el valencia no hace mucho disputo 2 finales de Champions ¿no? Recuerdo por lo menos una contra un equipo alemán. Un cordial saludo y un excelente inicio de semana.

    Isaías

    Si Isaías. jugamos dos finales consecutivas con Héctor Cúper como entrenador. Y las dos las perdimos. Vaya palo fueron esas finales para muchos. Pero bueno nos consolamos con aquello de que solo los que llegan pueden perderlas.

    Sobre las pastillas, a mi me han dado otras y si, son para toda la vida. Le pregunté a la doctora si alguna vez me las podría dejar de tomar y su no fue tan rotundo que aún me retumba en las orejas jejeje

    Feliz semana para ti también.

    Anónimo el 15 de mayo de 2009, 23:22 dijo...  

    mosatros valencians!!! vixca el valencia!!

    www.valenciafreedom.com

Publicar un comentario