El pasado Sábado hablábamos de la parcialidad de los medios de comunicación a la hora de exponer las noticias de cara a sus lectores, televidentes o radioyentes. Pero hay una cosa que quedó en el aire que ninguno de nosotros trató en todos los comentarios que se produjeron allí. Y esa cosa es el papel de los periodistas en semejante juego trilero.

Tenemos claro que la posición de cada medio de comunicación, se verá condicionada por la de la empresa de la que depende. Por lo tanto, si una empresa es afín a un partido político, este medio de comunicación que depende de esta empresa lo será también.

Pero si observamos la ecuación, veremos que hay un factor que nos falta.

Exactamente, los periodistas. Para que esta ecuación sea factible, el factor que nos falta es el de los periodistas. Personas dedicadas a la información, que son los que firman en última instancia las noticias y los que nos las presentan para que sean asimiladas.

ecuacion acabada

Y es entonces cuando debemos tomar conciencia de que en verdad, el periodismo se ha transformado en un gigantesco mercado en el que los “profesionales” se venden al mejor postor.

Podemos decir que los medios de comunicación son culpables de manipular las noticias para tal o cual fin. Pero ello no debe eximir de responsabilidad a quienes con sus firmas, sus caras y sus voces, ejercen de altavoz de la manipulación y la personifican en ellos mismos.

Es cierto que los medios de comunicación mienten y tergiversan cada noticia para arrimarla a su ascua, pero no lo es menos que estos necesitan de los periodistas, y ellos aceptan de buen grado el ser utilizados. Puede, que porque de periodistas solo tengan el título universitario.

¿Son más culpables unos que otros?

Yo creo que no, la misma culpa tienen unos como otros. Pero al menos, solo espero que se acabe eso de ofrecer mayor o menor credibilidad a una noticia, porque la ha dado este o aquel periodista.

No hay credibilidad en el periodismo.

Esa es una batalla que se perdió hace ya mucho tiempo. Hay muy pocos periodistas que sean imparciales a la hora de escribir sobre cualquier noticia política. Tan pocos, que ni si quiera se me ocurre uno solo para poder nombrarlo aquí.

12 Comentarios:

    No creo que la culpa sea de los periodistas. Es mas, pienso que los periodistas que estan en determinadas cadenas piensan como las propias cadenas. No se...

    Ademas en el momento que relatas algo estas siendo subjetivo, no hay periodistas IMPARCIALES en España. Es una pena.

    Ni en España ni en ninguna parte. Pero es que el otro día se me ocurrio criticar a Iñaqui en el blog de Rosa y esta me dijo que ese comentario era ofensivo para ella por ser este un periodista al que admiraba...

    Y por eso la entrada Salva.

    Pues haz como yo:
    Escucho la SER y la COPE
    Leo EL País y el Mundo y luego me quedo en medio.
    Es decir:

    Verdad = (El País + El Mundo)/2
    Así mas o menos vamos tirando...

    Es lo que hago Aspective jajajaja

    Muchos periodistas están condicionados por la "dirección" del medio en que desarrollan su labor profesional.
    Hay muchos ejemplos que demuestran que por no seguir la linea editorial de la cabecera se ven en la cola del paro.
    Un saludo

    Pues Javier, aún queriendo creer lo que dices, me cuesta encontrar un solo ejemplo de ello.

    Eso si, no niego que sea verdad, solo que no me sale ninguno.

    Respeto las opiniones de los periodistas, todas son válidas aunque sean partidistas, lo que no puedo respetar y no lo hago es la manipulación de la Verdad y manejar la información como les viene en gana.

    Hoy en el país su titular de expulsión del nacionalismo me parece lamentable pues no tienen ni pajolera idea de lo que hablan.

    Saludos Cordiales.

    No he leído el titular Senovilla por lo que no puedo hablar sobre él.

    Pero la entrada no trata sobre la credibilidad de los periodistas, si no sobre aclarar que ellos, y no otros, son los que permiten que los medios de comunicación, y con ellos las empresas a las que representan, hagan de la información su cortijo.

    No se trata de respetar, si no de sacar a relucir las miserias de estos.

    Yo también procuro hacer como Aspective, leer la misma noticia en varios sitios o escucharla en varias emisoras de radio (siempre encendida en mi curro) para hacerme una opinión objetiva.

    Eulogio no se trata de que nosotros lo hagamos o no, se trata de que hay millones de personas en España que no leen las noticias por internet. Otros muchos millones ni si quiera se compran los periódicos. Muchísimos millones más ni si quiera se compran dos, solo compran uno y al otro lo dan por partidista.

    Y entonces ya llegan todos esos millones de ciudadanos que limitan su información a la que dan los telediarios. Y es entonces cuando estas políticas de manipulación de las noticias surgen su efecto.

    Está claro que para nosotros, los que tenemos la suerte de saber manejarnos más bien que mal en esto de internet, esa estrategia no surte efecto, ¿Pero te has parado a pensar en cuantos millones de personas si?

    Sin duda alguna esto del periodísmo ya no es cosa de fiarse. Ya veo que en todos los países está sumamente politicalizado este renglón, aunque como bien recitas, quedan algunos piedrecillas en el buen camino.

    La cuestión es que yo quiero estudiarlo, pero sería cuestión de viajar al extranjero, lo digo porque acá en Rep. Dominicana es peor que en cualquier parte.

    Los periodísta solo buscan sus propios intereses. Acá se lo pego al poco dinero que ganan los pobres, y para poder llegar a fin de mes tienen que hacer todas esas barbaries, aunque prefiero la honestidad a que un sueldo lujoso.

    Aunque todo ello pase, yo sí quiero estudiar la carrera, es muy bonito, sobre todo la de reportero, más si me toca internacional, de allí a que uno conoce muchos lugares hermosos, aunque otros sumamente horribles que ni siquiera sabes si saldrás vivo (guerras).

    Saludines!.

    Yo creo que esa carrera es una de las más prestigiosas que hay en las universidades. El periodista es el brazo real del pueblo con el que controlar a los poderes y asegurarse de que van por el buen camino.

    Solo los periodistas pueden ejercer de ojos de nosotros para vigilar a los políticos y en ellos debemos confiar ciegamente. Pero cuando estos también se tuercen...entonces amigo es cuando estamos perdidos.

Publicar un comentario