Durante años he escuchado que las noticias, para poder darlas en un medio de comunicación, debían ser contrastadas por diferentes fuentes. Esa es la forma en la que en teoría el cuatro poder, afrontaba su responsabilidad para con los ciudadanos.

corrupcion La prensa siempre ha sido asociada a una palabra, veracidad, y esta hacía que lo que en ella apareciera escrito, fuera tomado como la biblia en verso por sus lectores. Pero mira tu que ahora en la prensa eso de contrastar, eso de veracidad, eso de responsabilidad, ha pasado de moda.

Ahora cuenta más el “si el rio suena, agua lleva”, el “miente que algo siempre queda”, o el “nosotros no tenemos que decir quien nos dice o nos deja de decir las cosas”. Hemos pasado de la responsabilidad de quienes se creían en el deber de informar, a los que se creen en el derecho de decir lo que quieran. Y esa amigos míos, es una asociación de conceptos que solo nos puede traer problemas.

Pongamos el ejemplo de El País y el Caso Gürtel.

Tras unos meses de investigaciones, en las que multitud de detalles han sido filtrados desde un tribunal hacia este periódico en particular, hemos llegado a la espectacular cifra de treinta y cuatro de los treinta y siete imputados puestos en libertad, sin cargos y sin absolutamente una sola pega que ponga en riesgo su inocencia.

Alguno dirá que si, pero que al menos se ha conseguido culpar a tres, cosa que aunque tampoco es cierta del todo, daremos por buena por eso de estar siempre a favor de que aquellos que delincan siempre den con sus huesos en la cárcel.

¿Pero qué pasa con esos treinta y cuatro que quedaron en libertad?

Si, esos que fueron señalados directamente por el periódico en cuestión. Esos mismos, que fueron declarados públicamente culpables, en un juicio paralelo auspiciado por ese medio de comunicación. Esos mismos sobre los que se ha soltado una sombra de sospecha, que hace que aunque no sean ya culpables, nuestras mentes los miren como si sí lo fueran. ¿Qué pasa con esos a los que se ha llamado ladrones, que han visto su nombre en los periódicos y que han sido puestos en libertad?

No fueron culpados por el periódico, dirán algunos, si no llamados a declarar por el juez.

Y si, es cierto eso, pero sus nombres no deberían haber trascendido a la luz pública puesto que estaban, en teoría, protegidas sus identidades por un secreto sumarial, que algún juez y otro redactor de periódico, se saltaron a la torera amparándose en ese dudoso secreto profesional entre chivato y periodista.

El periódico, como portador de una información falsa y adulterada artificialmente, debería ser quien, en una nota pública, pidiera perdón a los acusados por haberles declarado culpables sin pruebas, haber ido mucho más allá de lo que se les decía en las filtraciones, haber enjuiciado y alimentado un juicio paralelo y por fin, haber sido los únicos responsables de las injurias que hacia ellos se han vertido.

La única función de un periódico es la de informar.

Los juicios son parte de las obligaciones de los jueces, no de los periódicos. La información es una de las bases de la civilización, la desinformación, es una de las características de fascismo. ¿En qué lugar nos encontramos? Evidentemente, creo que más cerca de la segunda opción que de la primera.

4 Comentarios:

    ¿Y quien juzga al que dá la información?. Cómo bien dices "decir que alguien me ha dicho que le han dicho" te exime de toda culpa y no estas obligado en revelar la fuente, esa es la nueva forma de correr los bulos y engordar las noticias.

    Hay un Grupo que desde hace años vive de eso, no te daré el nombre para no ser pesado, pero ya ves que son fuertes que consiguieron cargarse hasta a Jose maría García.

    Ah por cierto, para mi la prensa no es el cuarto poder, ya lo sabes, jajajaj

    Verdad, aunque eso es de hace bastantes años, pero el caso es que ahora se creen con el derecho de acusar a quien quieran con total impunidad. Y hay gente a la que le destrozan la vida porque los demás nunca vuelven a confiar en ellos ni aunque queden liberados de toda culpa

    Anónimo el 9 de marzo de 2009, 13:42 dijo...  

    Es muy interesante observar cual es el rol que cumple la prensa en la formación de la opinión y en la construcción de poder.
    Por algo la llaman el cuarto poder.
    les dejo un debate interesante sobre el tema: http://foro.dalula.com/viewtopic.php?t=20
    Saludos,
    Pharlophone

    Leeré atentamente las respuestas que se den en tu debate Anónimo, y por supuesto aportaré la mia.

    Un saludo.

Publicar un comentario