Ha pasado una semana más y junto a mi, se aposentan en sus casas más de cuatro millones y medio de parados en España. Ha pasado una semana más, pero no cualquiera, ha pasado la semana del debate.

Todo el revuelo que debería haber generado éste, el consenso que se debería haber creado y la apertura de mentes que se podría haber producido. Todo lo que se ha dicho sobre economía en estos meses, todos los dimes y diretes que se han lanzado unos a otros durante estos dos últimos años, todo el debate que se ha generado, incluso entre la opinión pública, a cerca de la economía y la mejor forma de salir de este bache que todos estamos atravesando. Todo ello ha servido solo para que ellos, los que se supone que saben cómo sacarnos del jaleo en el que estamos inmersos, queden para una Comisión.

Dijo Otto Von Bismarck hace unos años:

…si quieres dejar un asunto sin solución, nombra una comisión…

Y ya es el colmo de los colmos darse cuenta de que tan solo esta frase de Otto y la torpe peineta del ex-presidente Aznar en la Universidad, han bastado para eclipsar lo que se suponía que se convertiría en la solución que todos nosotros ansiamos.

Sí, nosotros vivimos en un planeta y ellos viven en otro.

3 Comentarios:

    Y tienes razón, Antonio. Son de dar vergüenza.

    Fuerza. Fuerza. Un abrazo.

    Me voy a llevar esta entrada, citando su origen, a mi blog, Antonio. Que la lean más personas.

    Gracias.

    Muchas gracias Anderea.

Publicar un comentario