Se hace muy cuesta arriba salir a la calle a buscar trabajo hoy una vez se dieron a conocer los datos del paro ayer. Sé que hay que salir, que patear los polígonos una y otra vez en busca de ese trabajo, pero se hace difícil. Podría salir con más ánimo si cuando se dieran a conocer ese tipo de datos un Ministro, un Secretario de Estado, o al menos alguien de importancia de los que nos gobierna, centrara hacia sí la atención mediática y ofreciera su dimisión al público presente.

Pero eso no ocurre. Lo que si ocurre todos los días es que se está peor. Cada vez veo más padres que llevan al colegio a sus hijos. No es que hayan conseguido la conciliación laboral que tantas veces predicó el gobierno Socialista de España. No al menos de la forma que ellos pretendían. Es que simplemente, tras dejar a sus hijos en la puerta del colegio, no van a tener nada más que hacer salvo pasearse por los parques haciendo tiempo hasta que llegue la hora de volver a por ellos…y mañana otra vez más de lo mismo.

Se hace complicado salir porque las cifras que los políticos nos cantan a diario son estremecedoras. Demasiados parados al día como para tener la suerte de que te toque la empresa que sí necesita un trabajador. Pero a veces esa empresa aparece. Lo malo, siempre hay algo malo en estas cosas, es que junto a ti llegan, con las mismas ansias de encontrar trabajo que tú, una cincuentena de personas que se sitúan a tu lado a la espera de hacer la entrevista que creías que te aseguraría un trabajo. Uno solo y somos cincuenta en la cola…

Lo de las entrevistas es algo necesario, pero no deja de ser una lotería para el empresario acertar con el trabajador que buscan. Eso sí, tú que estabas dispuesto a todo ya no estás ahí. A ti te han despedido incluso antes de haberte contratado. Bueno no solo a ti, a otros cuarenta y ocho también les ha pasado lo mismo. Tampoco creo que haya que dramatizar sobre ello. Además, qué hubiésemos dicho si nosotros hubiésemos sido los afortunados elegidos. Pues eso, que son cosas de la vida de parado.

Se hace difícil…pero hay que hacerlo porque lo que se seguro es que aquí, a la puerta de mi casa, no vendrá nadie a ofrecerme un empleo. Por eso hay que salir, para no acabar siendo una estatua en un parque que mira al infinito dejando pasar de largo la vida que lo roza. Para no acabar siendo un zombi en plena flor de la vida.

8 Comentarios:

    Hay mucha gente a la que se le está acabando el paro y no ve salida. Pronto podrían producirse revueltas.
    A los que tenemos la suerte de trabajar, de momento, nos quieren joder por otro lado.
    Es hora de pedir elecciones.

    Elecciones...ni siquiera creo que eso pueda solucionar nuestros problemas. Ojalá se pideran, al menos tendríamos la oportunidad de vengarnos de nuestros políticos...

    Por un lado el comentario por el post, muchos padres llevamos a los hijos al cole porque el autocar vale 90 € por niño, así que son 180 € que se hacen insoportables de pagar y en espera de la subida...

    Por otro lado, el personal, Toni sigue saliendo todos los días en busca de ese difícil trabajo, tiene que llegar y te llegará, eres muy cabezón como yo y sé que no vas a quedarte parado.

    Y por último al comentario de Logio, yo creo que este Gobierno está acabado políticamente, pero me temo que los que lleguen nos van a apretar el cinturón al máximo, pues el de la Ceja a hundido España.

    Suerte amigo y te veo con fuerzas que es lo importante.

    Buen post Toni. Siento que las cosas estén como están, esperemos que haya un golpe de suerte y las cosas cambien de rumbo, mientras tanto a seguir "trabajándote el desempleo" para que cuando llegue ese golpe de suerte tú estés allí para recibirlo.

    Antonio, desde que estoy parado, no tengo mucho tiempo. Estoy leyendo muy poco los blogs porque entre unas cosas y otras, es que no paro. Sólo te digo una cosa, para el no, el pesimismo, la desgana, la desmotivación, el centrarme en las pésimas noticias... para eso, siempre tengo tiempo, así que parto de todo lo contrario.

    Y tengo de sobra, este cacho de ganas y optimismo de aquí, es para ti. Te lo dejo en la mesa (virtual), ya está envuelto para que te lo lleves.

    Como lector tuyo asiduo no te doy permiso para la desilusión, así que ya lo sabes...

    ;)

    Un abrazaso gigantesco y un ánimo infinito, y como te diría alguno de mis abuelos... ¡tiiiira pa'laaaante!

    Senovilla, aquí en mi pueblo los niños que vienen en autobús es porque normalmente los traen de otra pueblo. Por eso lo normal aquí es ver a las madres llevan do a sus hijos al colegio y después irse a trabajar en casa o fuera. Lo que ocurre ahora es que esa parte del trabajo que hacían las mujeres hace dos años, el de llevar a sus hijos al colegio, ha sido traspasada a los padres, que tras ello van en busca del empleo que necesitan. No es por ahorrarse 90€, es simplemente porque ahora sí pueden hacer una cosa que antes no podían por estar trabajando.

    David cuanto tiempo jejeje. Yo estoy animado. Solo es que hay veces que me entra el pesimismo y me rajo en canal. Pero ya lo sabéis, a positivo no me gana nadie.

    Ángel, en mi anterior paso por el desempleo encontré tres empleos. Uno fue de sustitución, otro se fue al garete porque la empresa se fue a la mierda tan solo tres meses después de haberme contratado, y después encontré otra sustitución de seis meses. Se que si se busca se encuentra...pero cada vez es más difícil.

    De todas formas, recogido ese paquete de ganas y optimismo. Gracias.

    Anónimo el 8 de febrero de 2010, 3:39 dijo...  

    Aqui hay unos buenos consejos para buscar trabajo

    Muchas gracias por el enlace anónimo.

Publicar un comentario