Cuando alguien se pasa la vida en la carretera como es mi caso, las infracciones que otros comenten le afectan. Y a mi lo hacen en mayor medida, dado que soy con diferencia más propenso a que los descuidos de otros me tengan a mi como diana. Pensando que yo conduzco más o menos desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde, el margen para cruzarme con alguien que cometa una infracción es muy elevado. Ya no es que haga falta que uno se salte un STOP, basta con que zigzaguee, saque más de lo recomendable el morro en un cruce, o incluso entre demasiado deprisa en una rotonda por la que en ese momento estoy circulando yo. Lo que ya no veo tan claro, es que un tipo que clona la documentación de un camión y la asocia a otro de las mismas características, adjuntándole el mismo seguro a los dos, esté en la calle vivito y coleando. Que si, que está a espera de juicio...pero habría que recordar que este tipo es un Hijo de Puta con todas las letras. Porque no ha matado a nadie...¿pero y si lo hubiera echo? La vida en la carretera es dura. Nunca puedes estar seguro al cien por cien de que volverás a casa...y gente como este tipo sobran en las carreteras de España.

1 Comentarios:

    espero que la sanción sea ejemplar, hasta el punto ocupar primera página en los periódicos.

Publicar un comentario