Hace mucho tiempo escribí esta entrada. La borré junto con todas las otras y ahora, con el revuelo que se adivina en Spaces con el tema de la censura la recupero. En un principio esta entrada fue escrita para la concienciación del resto de la blogocosa de que spaces y el resto de plataformas eran lo mismo. Hoy podríamos escribírsela a Spaces para decirles que la libertad está en peligro con su código de conducta. Por ello no hay que hacer mucho caso a las referencias sobre la igualdad entre spaces y el resto de la blogosfera. Me permito esta entrada, si no os molesta... Estoy contento de hablaros hoy a vosotros y vosotras en el que pasará a la historia como el dia que dije la chorrada más grande que se ha escrito en este Blog. Hace un año y medio, un gran hombre, autor de este Blog, inició su andadura por la Blogosfera. Este trascendental hecho llegó a la misma, como un faro de esperanza, para millones de Bloguers que se hundian en la animadversión y la tristeza. Llegó como un amanecer dichoso para acabar con la larga noche de su cautividad. Pero un año y medio después, los Bloguers todavía no son felices. Un año y medio despues, la vida de los Bloguers sigue atenazada por los grilletes de la tristeza y por las cadenas del conflicto. Un año y medio después, los Bloguers viven en islas de pobreza y tristeza en medio de oceanos de alegría y prosperidad. Así que he venido hoy aquí a mostrar la verdad a la Blogosfera. Hemos venido, a este lugar de encuentro mutuo, para cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de la Blogosfera escribieron las magnificientes palabras de la misma y la definición de lo que era un Blog, estaban firmando un pagaré del que todo Bloguer sería heredero. Este pagaré era una promesa de que a todos los Bloguers- sí, a los de spaces y también a los de las demás plataformas- se les garantizaban los derechos inalienables a la libertad de expresión y a la libertad de hacer su Blog como ellos quisieran. Hoy es obvio que la Blogosfera ha defraudado este pagaré en lo que se refiere a la comunidad Bloguer de Spaces. En vez de cumplir con esta sagrada obligación, la comunidad Bloguer ha dado a los Spaceros un cheque malo, un cheque que ha sido devuelto y marcado como "sin fondos". Pero nos negamos a creer que el banco de la Blogosfera está en bancarrota. Nos negamos a creer que no hay fondos suficientes en las grandes arcas bancarias de las oportunidades de esta realidad viva, como es la Blogosfera. Así que hemos venido a cobrar este cheque, un cheque que nos dé mediante reclamación las riquezas de la libertad y la aceptación del resto de la Blogosfera como iguales. También hemos venido hasta este lugar para recordar a la Blogosfera la intensa urgencia de este momento. No es tiempo de refrescarse o de tomar el tranquilizante del gradualismo. Ahora es tiempo de hacer que las promesas de igualdad sean reales. Ahora es tiempo de subir desde el oscuro y desolado valle se la separación, al soleado sendero de la igualdad. Ahora es tiempo de alzar nuestra Blogosfera desde las arenas movedizas de la injusticia, a la sólida roca de la igualdad y el reconocimiento. Ahora es tiempo de hacer que la justicia sea una realidad para todos los Bloguers. Sería desastroso para la Blogosfera, pasar por alto la urgencia del momento y subestimar la determinación de los Bloguers de Spaces. Este asfixiante verano del legítimo descontento de los spaceros, no pasará hasta que haya un estimulante Otoño de libertad e igualdad. Dos mil siete no es un fin, si no un comienzo. Quienes creían que los spaceros necesitaban soltar vapor y después quedarían contentos, tendrán un brusco despertar si la Blogosfera vuelve a su actividad como si nada hubiera pasado. No habrá descanso ni tranquilidad en la comunidad Bloguer hasta que los spaceros tengan garantizados sus derechos como Bloguers. Los torbellinos de revueltas continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra Blogosfera hasta que nazca el brillante dia de la justicia. Pero hay algo que debo decir a los spaceros que están en el humbral que lleva al interior del palacio de justicia. En el proceso de conseguir nuestreo legítimo lugar, no debemos ser culpables de acciones equivocadas. No busquemos saciar nuestra sed de igualdad bebiendo en la copa del encarnizamiento y del odio. Debemos conducir siempre nuestra lucha en el elevado nivel de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra fecunda protesta degenere en el insulto facil. Una y otra vez debemos ascender a las majestuosas alturas donde se hace frente al insulto con la razón. La maravillosa militancia que ha envuelto a la comunidad spacera y Bloguer en general, no debe llevarnos a desconfiar de todos los Bloguers, ya que muchos de estos, como su presencia leyendo este manifiesto hoy evidencia, han llegado a ser conscientes de que su destino está atado a nuestro destino. Han llegado a darse cuenta de que su libertad está ligada a nuestra libertad. No podemos caminar solos. Y mientras caminamos, debemos hacer la solemne promesa de que siempre caminaremos hacia delante. No podemos volver atrás. Hay quienes están preguntando a los defensores de la igualdad: "¿Cuando estareis satisfechos?" No podemos estar satisfechos mientras los spaceros sean víctimas de los menosprecios de los autoproclamados "auténticos Bloguers". No podemos estar satisfechos mientras nuestros Blogs, cargados con la fatiga del viaje, no puedan encontrar alojamiento en los hoteles de la Blogosfera. No podemos estar satisfechos mientras la movilidad básica de la comunidad spacera sea de un ghetto más pequeño a otro más amplio.No podemos estar satisfechos mientras se nos reciba con un letrero que diga "tú no eres un Blog". No podemos estar satisfechos mientras un space en España no pueda denominarse Blog y otro space en latinoamérica crea que no tiene por qué llamarse así. No, no, no estamos satisfechos y no estaremos satisfechos hasta que la igualdad corra en un impetuoso torrente. No soy inconsciente, de que algunos que leeis esta entrada, habeis llegado aquí de pura casualidad o sin saber exactamente que hacéis aquí. Algunos de vosotros habéis conocido recientemente este mundo de la Blogosfera. Algunos de vosotros habéis sido golpeados por la intolerancia y la desesperación en esta lucha. Habéis sido los veteranos del sufrimiento fecundo. Continuad trabajando con la seguridad de que vuestro sufrimiento será, un día no muy lejano, reconocido por todos. Volved a vuestros Blogs, volved a vuestros ghettos sabiendo que de un modo u otro esta situación puede y va a ser cambiada. No nos hundamos en el valle de la desesperación. Aún así, aunque vemos delante las dificultades de hoy y mañana, amigos mios, os digo hoy: todavía tengo un sueño. Es un sueño profundamente enraizado en el sueño de la Blogosfera. Tengo un sueño: que un día la Blogosfera se pondrá en pié y realizará el verdadero significado de su credo: "Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas: que todos los Blogs has sido creados iguales". Tengo un sueño: que un día los spaces, un lugar sofocante por el calor de la opresión, se transformará en un oasis de libertad e igualdad. Tengo un sueño: que mi Blog existirá en una Blogosfera en la que no será juzgado por la plataforma a la que pertenece, si no por su reputación. Tengo un sueño hoy. Es esta nuestra esperanza. Esta es la fe con la que vuelvo a mi ciberuniverso. Con esta fe, seremos capaces de cortar de la montaña de la desigualdad una piedra de esperanza. Con esta fe seremos capaces de acallar las chirriantes disonancias de nuestra Blogosfera en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe seremos capaces de trabajar juntos, de luchar juntos, de ser insultados juntos, de ponernos en pié juntos por la igualdad...sabiendo que un dia seremos iguales. Este será el dia. Y si la Blogosfera va a ser verdaderamente una tierra de igualdad, esto tiene que llegar a ser verdad. Y así suene la igualdad desde las progigiosas esferas de Wordpress. Suene la igualdad desde las enormes montañas de Blogger. Suene la igualdad desde las enormes cataratas de Bitácoras.com. Pero no solo eso; suene la igualdad desde la montaña de piedra de spaces. Suene la igualdad desde cada unos de los blogs que lean este manifiesto. Suene la igualdad desde toda la Blogosfera. Suene la igualdad. Y cuando esto ocurra y cuando permitamos que la igualdad suene, cuando la dejemos sonar desde cada Blog y cada plataforma, desde cada microblogosfera y desde la Blogosfera que nos une a todos, podremos acelerar la llegada de aquel dia en que todos los Blog, de spaces o Blogger, de Wordpress o Zoomblog, de bitácora.com o cualquier otra plataforma que se os ocurra, sean capaces de juntar las manos y gritar al unísono: "¡Al fin iguales! ¡Gracias Blogosfera, somo iguales al fin!".

Basado en el discruso de Martin Luther King, Jr.

El origen de esta entrada está, aunque ya no se puede comprobar (borré todas las entradas de La Pardalá al irme de espaces), en Enero de 2007. En aquel momento se celebraron eventos en la blogosfera en los que se negó que un space fuera un blog. Entre las cosas que impedían que los primeros fuesen lo segundo, estaba que los spaces tenían publicidad. El tiempo ha puesto a cada uno en su sitio y el Buho (movimiento antipublicidad en los blogs) ha dejado de existir. Ahora aquello que los diferenciaba del resto es lo que los hace iguales.

1 Comentarios:

    Mucha suerte Toni en tu nueva casa :)
    Te añado nuevamente a mis feeds.

Publicar un comentario