Se hacen eco en Bitácoras.com del hecho que desde el diario Clarin.com nos hablen sobre unos resultados que parecen demostrar que el periodismo sí está siendo afectado por la presencia de los blogs. Y a mi se me ocurre una pregunta...¿Son los blogs un problema para los periódicos? No es que yo me pregunte eso así, al tun tun, si no que los propios periodistas hacen crecer en mí esta duda. Leyendo distintas opiniones por la blogocosa, a uno le queda claro que realmente la preocupación de otro periodista (Juan Cueto) no es tanto la desvirtuación del periodismo por parte de los blogs, como las ganas de generar debate. Un debate resuelto hace ya tiempo por parte de los redactores jefe de los periódicos digitales. Simplemente ofrecieron a sus lectores poder opinar directamente en los artículos publicados en sus diarios digitales. Una opinión que pocas veces complementa la noticia, y que sí opina muchas veces de forma visceral y partidista, sin atender a razones y sin razonar el contenido antes de abrir la boca (en este caso el teclado). Él mismo dice que los bloggers están comenzando a redireccionar la política editorial de los periódicos, pues estos cada vez se fijan más en lo que dicen los lectores que en lo que opina su "...muy analógica redacción...". Puede que los lectores tengan una visión más real de las cosas de lo que él cree. Eso sí, un periódico que se dedica a complacer a sus lectores, ahorrándoles malos tragos y publicando solo lo que estos quieren leer, está destinado al fracaso. Si no, tiempo al tiempo. Tal vez lo que los bloggers buscan es una nueva forma de dar información. No tres folios para decir que el Euribor ha subido. Simplemente decirlo y punto. Por muchos tres folios que tenga la noticia y lo que hayan subido los cereales por el biodiesel, el pan por los cereales, y la gasolina por la OPEP, al lector de a pié (solo algunas veces blogger), lo que le importará de la noticia es solo la subida del Euribor. Tras leer la noticia aprovechará la tecnología de la que dispone y publicará una opinión en su propio blog. Una opinión que no compite con el periódico, si no que simplemente le ofrece la oportunidad de universalizar su opinión. Poder ser leído en un blog no tiene comparación con hablarle a la pared de casa. "Mira pared, estoy cansado de que me suba la hipoteca, de que mi gobierno me mienta, de que me duela una muela..."Por supuesto, la pared se quedará igual y el lector del periódico también. El fallo está en los periódicos, que dan más relevancia a la opinión de sus lectores (que solo viven la noticia mientras leen el periódico), que a sus periodistas (que la viven todo el día). La veracidad no la tiene un comentario en un blog, si no la noticia sin ningún tipo de adorno. La subida del Euribor solo es eso. Cualquier otro dato que se de estará sujeto a las conjeturas de sus lectores, que lo tacharán de alarmista (en algunos casos), o de exagerado (en otros). El dato real, el que vale, es solo el de la subida. Es por eso que los blogs son opinión, que no información. Y es por esa diferencia (la que radica entre información y opinión) por la que los periódicos Ingleses (Daily Express y Daily Star) han tenido que pedir perdón por dar por buenas unas fuentes que provenían de los blogs. En concreto por dar por buena la noticia de que los padres de Madeleine habían tenido algo que ver en la desaparición de su hija y por utilizar a los blogs como fuentes de información, cuando lo más que son es de opinión. Sobre lo de temer la competencia de los blogs prensa hacia la prensa tradicional...solo remitirme a opiniones anteriores mías.

1 Comentarios:

    Me tienes que explicar como se hace para poner lo que has puesto en la parte de abajo derecha. Que bueno... pero no se como se hace.

Publicar un comentario