Si hay algo que me ha hecho disfrutar de mi propio blog, incluso más que el echo de escribir y opinar sobre aquello que me diera la gana en un momento dado, ha sido eso de interactuar con los lectores del mismo y conversar, debatir, reír y compartir pareceres.

conversacion

Siempre, cuando los entendidos hablan de SEO, se dice que lo primero que hay que hacer es sociabilizar el blog, o sea, hacer del lector una parte activa, y no pasiva, del mismo.

Muchas veces, y eso es cierto porque lo veo a diario, el verdadero contenido, la fuente inagotable de ideas del bloguer que administra el blog, está en los propios comentarios y los que sus lectores le dejan en sus posts. Allí, entre conversaciones cruzadas, críticas y debates, se encuentran el setenta por ciento de las ideas que más pronto que tarde se utilizarán como base para otros posts. Y no solo por parte del dueño del blog, sino también por parte de sus lectores.

Contestar todos los comentarios puede parecer fastidioso, pero lejos de eso, resulta que al contestar conseguimos atraer hacia nosotros un montón de ideas que nos ayudarán a hacernos entender mejor. En un principio fue un solitario comentario, después llegó la contestación que nosotros dimos y tras eso las réplicas y contrarréplicas. Tan sencillo como eso.

Y para conversar es preciso estar dispuesto a rectificar.

Es esta, en realidad, la parte más difícil de esto de sociabilizar el blog. Saber reconocer que nos equivocamos en una opinión, o en una apreciación sobre un comentario de un lector, es algo que lejos de ser sencillo se convierte en imposible si en nuestra mentalidad está la de situarnos en un atril y evangelizar a nuestros lectores.

Saber dar la razón cuando no la tenemos. Ser capaz de cambiar de opinión tras un debate. Reconocer el error e intentar enmendarlo. Eso es algo que nos ayudará a tener entre nuestros lectores no solo ojos que recorran línea tras línea en silencio, sino mentes activas prestas a ofrecer su opinión en un lugar que no es el suyo, y sabiendo que del autor del blog en el que se encuentran solo saben la parte de la vida que él quiere que sepan.

Opinar y hacerlo de verdad, sin miedo a que los demás nos puedan tildar de tal o cual cosa, es difícil.

Se puede opinar no solo de política.

Y se puede conversar no solo debatiendo. También se puede hablar simplemente, decir un buenos días y contestarlo amablemente. Conversar no solo es opinar, rebatir y contradecir lo expuesto, también en contestar al lector y hacerle partícipe de tu alegría.

Es cierto, ese tipo de comentarios vacíos son los que menos me gustan, pero entiendo que no todos tienen la misma forma de ver los blogs que yo, y por tanto debo atenderlos de forma respetuosa. Es cierto que no me gustan, pero al fin y al cabo cada uno comenta lo que quiere y donde quiere.

La cuestión está en saber donde sí y donde no, se pueden dejar esos “holas”, y cuando contestar a los mismos y cuando no.

Si se escribe un post largo, trabajado, que expone un punto de vista y espera que los lectores ofrezcan el suyo propio para iniciar una conversación, el comentario vacío no será tenido en cuenta. Por el contrario, si se escribe un post con un vídeo musical, o algo que no sea opinión, sino simplemente un post rápido sin carga opinativa, éstos serán bien recibidos.

Por ello, tanto el autor como el lector deben trazar unas líneas rojas en donde cada cual sepa qué se puede y qué no se puede decir. Y eso es lo que creo que ha pasado en este blog.

Sin duda alguna, poder conseguir que os decidierais a comentar en este humilde blog, ha sido el mayor de los logros de un servidor en la blogosfera. Y os digo más, sin vuestros comentarios, este blog hace tiempo que hubiera sucumbido al olvido.

Y alguno dirá…”bueno si, pero es que a mi no me comentan”.

No se como se consigue que la gente te comente en el blog. Tal vez en este la cosa sea sencilla por el hecho de ser un blog de opinión. Tal vez un blog con menos tendencia a la participación de los lectores lo tenga más difícil.

No me pidáis consejo sobre cómo conseguir comentarios en vuestros blogs porque no tengo la receta. Solo os digo que los lectores se ganan a base de ser sinceros y trabajo. Se ganan a base de situarse a la misma altura que ellos. Y sobre todo, se ganan a base de eliminar de nuestro discurso ese desagradable comentario que suele acompañar a muchos de vuestros razonamientos:

…en mi blog hablo de lo que me da la gana…

Sí, es cierto, en tu blog se habla de lo que te da la gana, pero se lo escenificas así…¿Cómo pretendes que tus lectores se sinceren contigo y te aporten distintos puntos de vista sobre lo que decidas exponer?

En mi humilde opinión, y a riesgo de meter la pata (como para muchas veces), afirmar que en tu blog solo se habla de lo que a ti te da la gana es como decirles a los lectores que sus opiniones no serán tenidas en cuenta. Y eso implica que te podrás cansar a contestar comentarios en tu blog y éstos no se convertirán en conversaciones. Y no lo harán porque ya dejaste claro que tu forma de ver las cosas no es negociable.

Por ello, y como único consejo que te voy a dar para conseguir comentarios y derivar conversaciones reales en tu blog, es que nunca hagas de tu opinión un dogma.

Aprende a rectificar, a pedir perdón y sobre todo a asimilar diferentes punto de vista. El resto lo harán tus lectores. Y gracias a ellos te surgirán ideas para escribir. Sí, como la pescadilla que se muerde la cola.

12 Comentarios:

    ¡Hola!

    Ja,Ja. Antonio, tu siempre reflexionando y haciendo reflexionar. Creo que tienes razón. Tan solo que yo he renunciado a utilizar este medio como foro para debatir mis ideas. Eso ya lo hago en la vida real en demasía y a veces así me va. Todas las opciones son buenas, cada uno busca su camino.
    Un abrazo.

    Ya ves Fermín, son calenturas que me dan y que salen en forma de post jejeje

    Es cierto que en tu blog no se debaten ideas, pero se conversa sobre otras cosas que no son opinión. Al final, la conversación tiene bastante poco de políticas e ideas, y mucho de respeto recíproco entre lector y autor.

    Parece un problema de nunca acabar. Se empieza por pensar como conseguir comentarios, luego concluye uno que eso tiene que ver con el contenido de la entrada, y finalmente uno se pregunta si escribe para ser leído o para ser comentado, y vuelve a comenzar.
    Lo bueno es que en estas idas y venidas de los debates, tal vez encontremos la receta perfecta.
    Con comentarios o sin comentarios, el círculo vicioso se rompe cuando cada quien cuando se esta contento con su blog.

    P.D. Hace tiempo no visitaba directamente El Mosquitero. Siempre lo leo desde el feed. Ha cambiado y avanzado mucho, para bien creo yo. Felicitaciones.

    Saludos.

    Para que los comentarios se generen en el blog hace falta mucha mano izquierda no solo del autor del mismo, sino de los mismísimos lectores, que tienen que ser capaces, al igual que el autor, de aceptar que lo dicho pueda ser rebatido por los otros.

    Supongo que en el fondo de todo esto estará el respeto que todos, lectores y autores, sean capaces de imprimir en sus réplicas y contrarréplicas.

    Un saludo, encantado de verte por aquí tras tanto tiempo...tal vez más del que hace que no me paso yo por el tuyo, aunque la verdad es que no te prodigas en demasía en entradas tú tampoco jejeje

    No suelo hacer entradas proclives a generar un debate en los comentarios, asi que no puedo pretender que estos se generen por esa causa. Más bien, el tema iría, en mi caso y el de mi blog, por un diálogo sobre algo que gusta, ya sea un fotógrafo, un escrito o un ilustrador. Y sobre gustos no hay nada escrito. De todos modos, no creo muy saludable para ningun blog preocuparse por el número de comentarios. Si eres sincero y te muestras como tal, llegarán.

    Carpe Diem

    Tal vez la palabra debatir no sea la adecuada, es cierto, pero el fondo es que la conversación se genera, por tanto se sociabiliza el blog y con ello se hace más cercano a los lectores.

    Tal vez la preocupación de algunos no sea por cuantos comentarios consiguen en sus blogs, sino por la razón de que estos estén desaparecidos del mismo sin motivo aparente. Esos blogs suelen darlo todo mascado y no ofrecen posibilidad alguna a sus lectores para que puedan aportar nada.

    Como se dice en el SEO, tal vez acabando el post con una pregunta se incite al lector a ser más participativo. Eso sí, una vez formulada la pregunta se tiene que estar preparado para cualquier respuesta que pueda llegar.

    La verdad es que lo que dices sobre interactuar con los lectores de un blog mediante los comentarios es muy importante, gracias por recordarlo y decir las cosas cómo son.

    Un Saludo!

    Mmm, un error que muchísimos cometemos. Está claro que en tu blog hablas de lo que te venga en gana. Pero es que se sabe, lo que no se debe de decir. Solo por delicadeza, por no decir otra cosa.

    Yo alguna vez expresé eso mísmo. Que no me importaba nada. Solo lo que yo dijera. Pero como sabes, Antonio, cada día va uno cultivando nuevos valores y abriéndonos más para bien y entendimiento con los demás.

    Al final los blogs son un medio de comunicación. Creo que es una forma de mejorar nuestras relaciones con las personas. Si crees que tu opinión es la única que vale y no recapacitas, lo que tienes que hacer es escribir un diario personal, esto no es para tí.

    Otro saludo para ti Espineli. Claro que es importante interactuar, lo contrario solo nos cierra puertas y hace del blog un lugar en donde vive un egocéntrico.

    Exacto Deybi, los blogs con medios de comunicación personales, y por tanto hechos para interactuar con los lectores. No se, pero creo recordar que esa era una de las principales características de los blogs y la web 2.0, la posibilidad del lector de comentar y hacerse partícipe de lo que el administrador de la web había posteado.

    Si diferente era su cometido, no debieron molestarse en poner la posibilidad de comentar a estos rincones. Más bien dejar todo como estaba. Donde solo la voz (pensamiento) de quien escribía valía.

    Bueno, la realidad es que ya hay pocos lugares en donde el lector no pueda escribir lo que piensa de lo posteado. Mira por ejemplo los periódicos on-line...

Publicar un comentario