…tecnológicos.

Primero fueron los triángulos en los coches:

triangulo2 Allí nos fuimos todos, a comprarlos en los chinos porque por seis euros teníamos ese trasto que el gobierno nos imponía como obligatorios para todos los vehículos.

Unos meses después, y cuando los chinos habían hecho su Agosto particular vendiendo triangulitos a mansalva, la DGT nos dice que para que éstos sean válidos deberán estar homologados.

Por ende, todos aquellos que nos habíamos felicitado por tener los triángulos más baratos del mercado, nos vimos abocados a realizar un nuevo desembolso con el que desechar los primeros para comprar los homologados.

Situación final: Actualmente todos los vehículos que existen que vivieron aquel infructuoso momento circulan no con dos, sino con cuatro triángulos de emergencia. Y lo que es peor, al ciudadano dueño del susodicho vehículo le salió la jugada más cara de lo que en un principio le debió salir, exactamente entre seis y diez euros más cara.

Llegó el DVD.

30560-dvd_divx_odtwarz.stacjonarny_easytouch_et-612hd Y allí fuimos todos en manada, esta vez ya escarmentados por lo de los triángulos, y nos dirigimos prestos y dispuestos hacia los DVD’s más caros de las tiendas. Copaban por aquel entonces los rankings de ventas, todos aquellos que tuvieran que ver con marcas conocidas de electrodomésticos, véase Sony y demás marcas de siempre.

Un tiempo después la noticia corre por la calle como si de pólvora se tratara; los DVD’s más caros no leen Dvix, por lo que no valdrán para ver las películas que nos descarguemos con la mula.

Y allí encuentras de nuevo a todos esos que se gastaron un pastón del quince en un DVD, haciendo cola para mercarse el más barato que hubiera en la tienda, que curiosamente tenía pegado en el frontal de la carcasa una pegatina enorme que aclaraba que ese SÍ que leía dvix.

Conclusión. La mayoría de los ciudadanos que compraron en un primer momento su DVD, tienen en su haber dos distintos, uno caro que no utilizan casi nunca, y otro barato, pero que ya no es el que se compraron al principio, puesto que éstos, aún valiendo para leer dvix, suelen quemarse con bastante facilidad y no duran demasiado tiempo en condiciones óptimas para visualizar las películas del Internete.

Ahora es la TDT.

PCS92370EPG Cuando se dijo que la TDT eliminaría la televisión convencional, allí fuimos todos, ciudadanos y comunidades de vecinos, a adaptar la antena para esa nueva televisión que aún hoy es basura pura y dura.

Unos años después, y tras las carreras del principio porque se temía que la caja tonta de la casa se quedara a oscuras en un periodo de tiempo breve, la televisión analógica sigue existiendo. Y es más, no puedo decir que haya visto muchos de los canales de la TDT, entre otras cosas porque hacia esos canales han pasado las teletiendas, y los concursos timofónicos, que antes copaban la zona horaria nocturna de las convencionales.

Con la lección aprendida tras lo ocurrido con los DVD’s, la jauría ciudadana ha sido más precavida al comprar el decodificador y ha optado por un término medio, siendo que ni ha elegido el más barato ni el más caro, quedándose definitivamente con el de una calidad y precio medios.

Lo malo es que ni así, cuando creíamos que le habíamos ganado por la mano la partida a los inquisidores tecnológicos, que nos pretenden cambiar lo de siempre por algo que se supone mejor, pero que no se atisba, hemos acertado.

Parece que ahora el TDT de precio medio y de calidad media que teníamos no valdrá para ver la TDT de pago, por lo que el usuario que desee una TDT de calidad deberá, y esto ya es de risa, volver a desembolsar un dinero para ver una televisión que se suponía gratuita, pero que al ciudadano de a pie ya le ha costado algo más que un ojo de la cara, véase adaptar la antena de casa para que coja los canales digitales, y comprar no solo uno, sino dos decodificadores con los que poder ver, previo pago con una tarjetita, los programas y películas que más guste.

Y es que ya lo decía alguien por ahí, sabe el diablo más por viejo que por diablo. O sea, que nosotros, pobres incultos, no les ganaremos nunca por la mano ni a los gobiernos, ni a las grandes empresas de tecnología.

5 Comentarios:

    Al final toda la tele será de pago, con lo que espero que vía internete sea gratis, que ya nos apañaremos para estirar el cable lo que haga para que llegue a la caja tonta.

    Eso es algo que yo también veo a largo plazo. Por cierto, para ver Goltv hace falta una tarjeta...¿Cuando hayan más canales harán falta más tarjetas?

    A ver si tras haber inventado el mando a distancia, va a resultar que nos vamos a tener que levantar para cambiar la tarjeta del canal en cuestión...

    Y total, que me cuesta decirte hola cada vez que te leo. Lo próximo será los iPhone que no servirán para los iPhone de siguiente generación que tampoco servirán para la red 3.0 que se avecina que luego tendrá tecnologías no compatibles...

    Me dan tembliques cuando un usuario me pide el Windows Vista para tener el MS Word 2007 para... escribir un informe con negritas y cursivas, cosa que ya hacía muy bien el WordStar 6 y antecesores... :D

    Que no hombre que no que yo les pido que me instalen un sensor de esos que te leen el ojo como en las pelis y no levanto el culo del sofá, o de lo contrario los amenazo con no ver su canal, haber si funciona.Jajajajaja.

    Angel, yo para hacer negritas utilizo el strong jajajajajajaj. Tienes razón, el iPhone de ahora no valdrá para casi nada de lo que deberá hacer el de dentro de un par de años. Por eso digo que nunca les ganaremos la partida. Un saludo.

    Jose Luis, si lo consigues me lo dices para hacerlo yo también jajaja

Publicar un comentario