Ayer hablamos sobre Ana y Mía pero nos hemos quedado, tanto yo como muchos otros bloguers que nos hemos referido a ellas en nuestros blogs, en la mera opinión. No hemos profundizado en el tema. No nos hemos preocupado de conocerlas. No las hemos querido mirar a los ojos para enfrentarnos a ellas. Saber qué son la Anorexia o la Bulimia no es visitar la wikipedia para leer la aséptica definición que han dejado allí. Parece como si fuese tabú referirse a ellas y colocarlas en el lugar justo que les corresponde, en vez de esconderlas tras farragosas definiciones. La Anorexia. Como bien nos ha comentado Graciela (mujer donde las haya a la que muchas de estas chicas deberían tomar como ejemplo), esta enfermedad está relacionada con los trastornos alimenticios. Una enfermedad grave que puede ser mortal. La forma de diagnóstico es tan complicada como lo es la explicación de la enfermedad. Solo hay dos síntomas que la corroboran y que son tan aleatorios que incluso es difícil asegurar que alguien en su fase inicial de la enfermedad la pueda padecer.
a) Rechazo a mantener una masa corporal normal o superior a la talla que esté en la franja de edad del paciente. b) Distorsión de la percepción del peso o de la imagen corporal.
La Bulimia. También es una enfermedad de corte psiquiátrica, relacionada con los trastornos alimenticios, que normalmente va asociada a la Anorexia y como la anterior es potencialmente mortal. La forma de diagnóstico es tan aleatoria y de difícil acotación como la anterior.
a) Comportamiento recurrente e inapropiado para combatir la ganancia de peso mediante el ejercicio excesivo, el vómito autoinducido, uso de laxantes, diuréticos o ayuno. b) Autoaceptación influenciada indebidamente por el peso corporal.
Una vez conocidas a nuestras dos compañeras de viaje, tendremos que aclarar que la Anorexia y la Bulimia no son estados físicos que los que las padecen hayan elegido, si no enfermedades que no tienen cura, solo tratamiento. Cualquiera puede padecer estas enfermedades, ya sea por factores predisponentes como la genética (la aparición en una familia de un solo caso, multiplica entre dos y veinte veces las posibilidades de que aparezca otro en el seno de la misma), como por factores detonantes tales como la pubertad, dietas restrictivas, ejercicio físico excesivo, insatisfacción personal, estrés. También la presión social, el aislamiento social o la ansiedad son detonantes que provocan dichas enfermedades. La denuncia es poco más que lo que podemos hacer desde nuestros blogs…pero para muchos es mejor dejar que otros hablen y no ensuciar sus blogs con asuntos que nada tienen que ver con las temáticas de los suyos.

3 Comentarios:

    Un tema bastante chungo. La culpa de todo esto la tienen las modas y los diseñadores de ropa y todo eso... Saludos toni.

    Toni como estás???, primero te digo que no seas tímido y en mi blog podés dar rienda suelta a tu persona, jejeje.
    Las jovencitas Ana y Mía, yo visité su página. Me pregunté si de verdad la padecen y te digo por qué: jimmy dice que la culpa la tienen las modas, los diseñadores, con todo respeto cuando comencé con el problema en 1972 poco mirábamos las chicas y chicos las revistas, porque también afecta a los varones!!!.
    Padecerlas no es facil de explicar, a ver si puedo contar un poquito: tienes como dos personas en un mismo cuerpo la real y la que uno vé. Es así que puedes ser la chica más bonita (no es mi caso, jajaja)pero te ves gorda, fea, cualquier imperfección es un gran trauma.
    En mi caso tiene que ver con la crianza. La ansiedad jamás se aleja de uno, todo lo que haces debe ser perfecto, los fracasos no deben existir.
    Antes de tener bebés, consulté con el doctor...no quería que padecieran de ello...no me aseguró 100 %, pero me dijo que con lo que yo vivía seguramente les daría mucho amor, aprobación hasta de los pequeños logros.
    Solo pude tener 2 Carla que tiene 19 y Lucía de 17 años. Son unas preciosas que pronto pondré en el blog o las pueden ver en los fotologs, babosa la mami, no?.
    Durante los embarazos estuve Felicísima!!! y ninguna crisis.
    Aquí en Bell Ville, donde vivo, en las escuelas hace años que se habla del tema con los niños y adolescentes, creo que es una excelente idea al igual que del sexo.
    Por último te digo, cuando decidí ser mamá lo decidí, no es más que el trabajo que hacen todas las mujeres que aman los niños, mucho afecto, ocuparse, jugar, darles libertad, dejarlos tropezar...Amor mucho Amor es lo que hace falta.
    Toni me fuí al carajillo con el tamaño de comentario, algún día haré una entrada sobre el tema y debería dividirse en varias.
    Ya sé hombre con un amor en cada ciudad, ya lo sé, estás ahí en la PC esperando mis chuik chuik y abrazos tiernos!!!, complacido?, no?, bueno tendrás que esperar hasta la próxima. Bye.

    Que tal Toni como estas?

    He estado fuera todo el fin de semana, y me ha alegrado ver a la vuelta que el tema no ha caído en el olvido (ni en tu blog ni en el de Marcelino).

    Además me ha gustado tu entrada, definiendolo todo bien. Este tipo de enfermedades son las que me hicieron decantarme por la psicología, por lo que el tema me apasiona.

    Un saludo.

Publicar un comentario